Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Headsed escriba una noticia?

El affaire con el cliente

23/06/2009 18:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las etapas de la relación con nuestro cliente se asemejan a las del amor

Siempre que hablo de la relación entre cliente - empresa me gusta relacionarlo con las etapas del amor, ya sé que los sentimentalistas me dirán que son términos incomparables pero a tenor de decir verdad, la estructura de ambas relaciones son similares:

Enamoramiento: La mejor parte de la historia amorosa, o al menos la que posee una dosis más alta de creatividad, magia y misterio viene dada de la mano de los vendedores que cual joven de 22 años comienzan a desplegar artilugios para la concreción de un affaire con la chica de sus sueños; cuando vendemos seducimos desde todos los aspectos, ya que nos posicionamos en “conquistadores”, nos vestimos bien, nos ponemos el mejor perfume, impostamos la voz, miramos a los ojos, sonreímos y le contamos al otro los aspectos de nuestra personalidad que creemos que van a agradarle ( presentación, sondeo, beneficios), recalcamos los aspectos fundamentales de por que este prospecto debiera estar relacionado con nosotros haciendo hincapié en cuánta compatibilidad tenemos…comenzamos a salir, compartimos cosas ( argumentos o preguntas del otro que a veces muestran partes no tan positivas de nosotros mismos) ( argumentamos nuestro producto, rebatimos objeciones), pasa el tiempo ( El TMO se va por las nubes!) por lo que decidimos indicarle al cliente que tal y como hemos acordado le llegará en unos días el contrato para que lo firme ( Ojo! Ya tenemos fecha de boda, no hay vuelta atrás!)

Casamiento: Así es como llegamos al contrato matrimonial ( Ey! Es que estas usando mal el término! Je) en el mismo se establecen cláusulas que nos aúnan al otro para toda la vida, o bueno, seamos posmodernos, por unos años (períodos de permanencia), en él establecemos fidelidad, compromiso, respeto, convivencia…es decir, acordamos con nuestro cliente prestaciones mutuas que brindaran beneficios a ambos (“Satisfacción garantizada”), en este momento tenemos la ilusión de que hemos adquirido el mejor premio.

Acostumbramiento: Con el paso del tiempo comprobamos que no todo lo que brilla es oro, o que si bien es oro no satisface completamente nuestros deseos (quiero ADSL de 100 Mb, ya no me alcanza el de 20…)

Con el paso del tiempo comprobamos que no todo lo que brilla es oro, o que si bien es oro no satisface completamente nuestros deseos

Deslumbramiento: La rutina del matrimonio a veces lleva a que miremos que pasa por el mundo fuera de nuestra casa, entonces descubrimos que el compañero de oficina es menos aburrido que mi cónyuge y encima nos tira los tejos con invitaciones tentadoras (mejores ofertas de la competencia), ante esto tenemos dos opciones dependiendo de que clase de relación tengamos (o bien cuánto me ha fidelizado la empresa): salimos corriendo a los brazos de una amante furtivo (nos ofrece todo pero no nos da compromisos de nada), nos quedamos en casa tomando el té…( es decir llamamos a los servicios de atención al cliente que a veces realizan funciones terapéuticas y les decimos que estuvimos a punto de irnos con otro pero como somos buenos y fieles… ( es decir, espero que me mejores la oferta…)

Desmoronamiento: Asi es que llegan los abogados a nuestra pareja (Agentes de los servicios de “Retención”) para negociar con nosotros la “No separación”, nuestro cónyuge mejora sus conductas, nos dan salidas, cenas y flores, y si finalmente no cedemos la baja de la compañía….

El hombre, como el tiempo de los griegos, es cíclico, por lo que nuevamente, “Una y otra vez” reitera la historia, las empresas debiéramos aprender a mejorar nuestros servicios a los clientes, basándonos en las mejores prácticas de muchas compañías que logran no sólo que nuestra pareja no se vaya con el oficinista, sino que además se quede feliz con nosotros, pero ese será un punto de análisis en próximos artículos.


Sobre esta noticia

Autor:
Headsed (3 noticias)
Visitas:
3328
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.