Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Che Cacho escriba una noticia?

El ejercito británico acusado de crímemes de guerra

17/05/2010 23:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La aparición de malformaciones congénitas ha motivado una denuncia contra el ejército británico por la utilización de dichas armas

El ejército británico acusado de crímenes de guerra por su intervención en los ataques contra Faluya

El Ministerio de Defensa británico está investigando las acusaciones presentadas contra Gran Bretaña por su complicidad en la utilización de armas químicas en relación con el aumento de los casos de niños nacidos con deformidades en Iraq.

El asunto plantea serios interrogantes sobre el papel del Reino Unido en la ofensiva estadounidense contra la ciudad de Faluya del otoño de 2004, donde murieron cientos de iraquíes. Tras la batalla, en la que según diversas acusaciones se utilizó toda una gama de armamento ilegal, hay constancia del nacimiento de gran cantidad de niños con defectos graves de nacimiento.

Las familias iraquíes que creen que las deformidades de sus niños fueron causadas por la utilización de ese armamento han iniciado ya procedimientos legales contra el gobierno del Reino Unido. Le acusan de violar el derecho internacional, de crímenes de guerra y de no haber hecho nada para impedir tales crímenes de guerra.

Los abogados de las familias iraquíes han enviado una carta al Ministerio de Defensa británico pidiendo que el gobierno revele cuanto sepa acerca del papel de su ejército en la ofensiva, sobre la presencia de armas prohibidas y la asesoría legal que en su momento le llegó a Tony Blair, Primer Ministro en aquella época, sobre esa actuación.

Las acciones legales contra EEUU están bloqueadas por la inmunidad que proporcionan las leyes federales estadounidenses y por el boicot del gobierno estadounidense a la Corte Penal Internacional.

Se describió la ofensiva contra Faluya de 2004, apodada “Furia Fantasmal”, como los combates más implacables operados por los soldados estadounidenses desde la guerra de Vietnam. Pero las fuerzas de EEUU contaron con la ayuda de las unidades británicas.

El 21 de octubre de 2004, el gobierno ordenó a los soldados británicos que ayudaran a las fuerzas estadounidenses estableciendo un “anillo de acero” en torno a Faluya. Seis días después, un grupo de combate británico compuesto por 850 soldados de la infantería blindada del 1er. Batallón, el “Black Watch”, un escuadrón blindado de reconocimiento de los Guardias del Dragón de la Reina, diversos elementos del 40º Comando de los Marines Reales, con apoyo de diversos especialistas entre los que figuraban miembros de los Ingenieros Reales y de la Policía Militar Real británicos, volvieron a desplegarse desde Basora.

El grupo de batalla estableció una base en el Campo Dogwood, en la zona oriental cercana a Faluya, desde donde proporcionaron ayuda esencial en los diversos ataques perpetrados contra la ciudad.

Se ha alegado que el ex Fiscal General, Lord Goldsmith, avisó antes de los ataques al Sr. Blair de los peligros legales de comprometer a las fuerzas británicas en esos combates.

Public Interest Lawyers, la firma de abogados que representa a las familias iraquíes, quiere que el gobierno revele todo lo que se refiere a esa advertencia de principio a fin, que diga si hubo soldados británicos implicados en los combates o suministrando o ayudando en cualquier aspecto relativo a esas armas prohibidas. Se ha acusado a las fuerzas de la coalición de haber utilizado armas que contenían fósforo blanco, una modalidad moderna del napalm, y uranio empobrecido.

Se los acusa de haber utilizado armas que contenían fósforo blanco y uranio empobrecido

La Organización Mundial de la Salud, después de los informes publicados por Sky News hace dos años, ha empezado a investigar el preocupante aumento de la incidencia de niños con defectos de nacimiento en la ciudad, que los doctores iraquíes atribuyen al uso de armas químicas durante las mencionadas batallas.

Malak Hamdan, una investigadora británico-iraquí que trabaja con los doctores de Faluya, dijo a The Independent: “Los doctores de Faluya están siendo testigos de cifras sin precedentes de niños con defectos de nacimiento, abortos y casos de cáncer. Según ginecólogos, pediatras y neurólogos de Faluya, la cifra de tales casos ha experimentado un veloz incremento a partir de 2005”.

Explicó que los defectos de nacimiento más comunes afectaban al corazón y al sistema nervioso, pero que también había casos de niños nacidos con dos cabezas, con defectos en miembros superiores e inferiores y con anormalidades en los ojos.

“Lo que resulta más espantoso es que una mujer embarazada no sepa hasta el momento del parto si dentro de ella lleva un niño anormal, eso está traumatizando a la madre y a la familia entera”, dijo la Dra. Malak.

Mazin Yunis, un activista de los derechos humanos iraquí que vive en el Reino Unido y que visitó la ciudad antes del ataque dijo: “Cuando visité Faluya unas semanas antes de los ataques me quedé impresionado al ver que la mayoría de la gente permanecía en la ciudad. Muchos de ellos no tenían adónde ir… Se atacó sin piedad la ciudad sin preocupación alguna por el destino de los miles de civiles que estaban viviendo allí. Nunca el gobierno británico, que tanto ayudó en el ataque contra Faluya, tuvo objeción alguna que hacer ante el uso de fósforo blanco en áreas intensamente pobladas”.

Phil Shiner, el abogado británico que se ha puesto al frente del desafío legal, declaró: “La tasa y gravedad tanto de anormalidades fetales como de enfermedades inexplicables, como leucemia y las que sufren nuestros clientes en niños nacidos de madres de Faluya ha sido objeto de numerosos informes y cartas a los gobiernos… Los doctores denuncian “cifras masivas y sin precedentes” de problemas de salud congénitos. Las investigaciones llevadas a cabo han hallado que la incidencia de defectos de nacimiento en Faluya alcanza unas proporciones trece veces superiores a las de Europa.

Una portavoz del Ministerio de Defensa británico declaró: “Podemos confirmar que hemos recibido la carta de Public Interest Lawyers y que responderemos en su debido momento. El Ministerio aborda muy seriamente cuestiones como ésta pero las acusaciones no deben considerarse como hechos”.

Fuente: http://www.independent.co.uk/news/world/asia/army-to-be-sued-for-war-crimes-over-its-role-in-fallujah-attacks-1961475.html


Sobre esta noticia

Autor:
Che Cacho (217 noticias)
Visitas:
2478
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.