Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fabiola Velásquez escriba una noticia?

Ejercicios en tu puesto de trabajo

30/07/2009 15:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Su objetivo es hacer un quiebre en la jornada laboral a fin de compensar el uso excesivo y la inactividad de algunos grupos musculares del cuerpo de las personas que pasan mucho tiempo sentadas frente al computador y/o realizando una misma función en su puesto de trabajo

Si el movimiento físico no forma parte de tu trabajo eres una candidata obligada a realizar pausas de ejercicios compensatorios en tu oficina o escritorio. Sólo requieres de 5 a 7 minutos, dos veces por día, para mantener un buen nivel de irrigación en tu sangre y músculos relajados, y de paso disminuir el estrés y tener un mejor rendimiento.

Rodrigo Pinto, kinesiólogo-ergónomo del Departamento de Ergonomía de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), explica que estos ejercicios incluyen dos especies de movimientos: de activación y elongación.

Los primeros son de tipo aeróbico, ya que aumentan la oxigenación del cuerpo y, por ende, aportan mayor irrigación sanguínea a los músculos. “Son ejercicios globales que abarcan varios grupos musculares, y se realizan en ciclos de repetición de movimientos especialmente en brazos, piernas, tronco, zona lumbar y la zona cervical, que son las partes del cuerpo que más se resienten al mantener la misma posición frente al computador”, señala el profesional.

Los segundos son de estiramiento y de relajación, muy similares a los que se practican en una sesión de yoga. “Éstos se caracterizan por ser más lentos, en los que se debe mantener una postura por algunos segundos a fin de relajar los músculos”, indica el especialista.

Equilibrio en cuerpo y mente

Los ejercicios compensatorios están enfocados a disminuir las molestias musculo-esqueléticas. Contribuyen a atenuar las sensaciones dolorosas ocasionales en algunas partes del cuerpo, como piernas, brazos, manos, cuello y tronco, que se producen por la realización repetitiva de un mismo movimiento, como teclear en el computador o mantenerse sentada en una misma posición por un periodo prolongado de tiempo.

Su práctica continua mejora la oxigenación, retarda la aparición de la fatiga muscular por postura sostenida o por exceso de movimiento. Desde el punto de vista productivo, perfecciona la concentración, por lo tanto la persona se vuelve más eficiente.

Además, por tratarse de ejercicios grupales permiten distender el ambiente laboral, mejorando las condiciones relacionadas con el estrés y con otros factores sicosociales.

El kinesiólogo de la ACHS explica que son aptos para todo tipo de personas, incluso adultos mayores. No obstante, advierte que en el caso de los trabajadores que presentan lumbago o tendinitis es importante que antes de ejecutarlos consulten a su médico.


Sobre esta noticia

Autor:
Fabiola Velásquez (22 noticias)
Visitas:
28270
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.