Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriel Hidalgo Andrade escriba una noticia?

Egipto: ¿Venezuela, Ecuador o Cuba?

06/03/2011 19:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Cuál es la diferencia entre el gobierno de Mubarak y el régimen del pintoresco mandatario de la tropical Venezuela o frente a cualquiera de los populismos latinoamericanos? ¿Cuál es alcance de semejantes declaraciones frente a contexto internacional de apoyos y rechazos?

Mientras Chávez descarta movilizaciones como las de Egipto en Venezuela, Ecuador o Cuba, me pregunto ¿cuál es la diferencia entre el gobierno de Mubarak y el régimen del pintoresco mandatario de la tropical Venezuela o frente a cualquiera de los populismos latinoamericanos? ¿Cuál es alcance de semejantes declaraciones frente a contexto internacional de apoyos y rechazos? Repensemos unas pocas ideas:

1. Los populismos latinoamericanos pueden ser una respuesta al fallido liberalismo representativo. Pueden encausar un nuevo republicanismo de actores sociales comprometidos, de instituciones participativas, de procesos inclusivos. Puede ser. Pero también puede ser lo contrario. Los populismos latinoamericanos son estratégicos en épocas de campaña, pero también son estilos de gobierno. Son autoritarios, plebicitarios y altisonantes; son auténticamente representativos pero articulando el discurso de la participación principalmente con fines instrumentales; pero sobre todo son litúrgicos y catequistas, se presentan como una alternativa moralista en contra de “todo” lo malo del universo; encarnan la salvación en medio de un mundo de pecado que en administración pública se llama corrupción, pero son en la práctica imposturas.

2. Los efectos de las manifestaciones pueden alcanzar a países con altos márgenes de autoritarismo como Ecuador y Bolivia, en donde las decisiones no son tomadas en los principales espacios legítimos como los parlamentos sino directamente por los círculos cercanos al poder ejecutivo. Sin embargo la capacidad de colocación publicitaria en nuestro país permite al gobierno sostener altos márgenes de aceptación y de desmovilización de los sectores opositores. La cosa es diferente en Cuba y Venezuela donde la capacidad de penetración está condicionada por la permanente actividad de las brigadas de seguridad y los círculos boliviarianos respectivamente, ambas instancias organizadas y dirigidas por una potente intervención de los estados en las dinámicas ciudadanas. Las tres experiencias son dirigidas por el poder central y no hegemonizan la posibilidad de generación de posiciones alternativas marginales. Nuevas protestas no están descartadas.

Sin embargo la capacidad de colocación publicitaria en nuestro país permite al gobierno sostener altos márgenes de aceptación y de desmovilización de los sectores opositores

3. En países como los mencionados, excepto Cuba en donde no hay democracia, este concepto está condicionado por sistemas electorales dependientes del grupo de poder estacionario, por reglas tramposas, por fraudes, por competencia desleal, por procesos autoritarios. En estos países, en donde los gobiernos arengan los discursos de lo popular, individual y colectivo, donde los grupos sociales autónomos se encuentran desplazados y desmovilizados por los gobiernos, es fácil acceder a adhesiones transitorias, pero sin embrago no son permanentes. Cuba presenta las mismas condiciones de reproducción de las protestas que en medio oriente: un gobierno monárquico dictatorial, administración pública ineficiente, desigualdad social y pobreza. Hoy no hay peligro, pero las cosas pueden cambiar. Ecuador, Venezuela y Bolivia, en sus recientes experiencias de protesta, demuestran que nuestros países no están inmunes de nuevos procesos movilizatorios. Chávez se equivoca otra vez.

Gahidalgo@flacso.org.ec

________________________________________________________________________

La Falsedad del Poder, re-pensar nuestra realidad política desde los textos y contextos cotidianos, ya a la venta en Quito: Librimundi, Mr. Books, Abya-yala, Librería Jurídica Cevallos, Librería Jurídica ONI. Compras electrónicas en Librimundi, Ecuador: http://www.librimundi.com/libros/9942024956 También a la venta en Libros Andinos: http://incabook.com/products.php?E31063& osCsid=133ff9e877ef7f51fd5be43e557bf5a8

_______________________________________________________________________


Sobre esta noticia

Autor:
Gabriel Hidalgo Andrade (194 noticias)
Visitas:
1026
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.