Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Los egipcios esperan otro Túnez

01/02/2011 17:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Marco t´Hoen, The Epoch Times

El reto está en marcha, miles de egipcios desafían al gobierno. Los soldados de su poderoso ejército no tuvieron corazón para confrontarlos este fin de semana, un simpatizante de entre la multitud se subió sin temor a los vehículos militares. Cuando los miembros de la institución que actúan como el último medio de salvaguarda del régimen, se unen a las demandas de los manifestantes, el fin de una época parece estar cerca. La salida del presidente tunecino, Ben Ali, aparece como una fuente de inspiración para algunos críticos del hombre fuerte de Egipto, Hosni Mubarak, en el poder desde hace 30 años.

Egipcios montados en vehículos militares el 29 de enero 2011 (Peter Macdiarmid/Getty Images)

Por supuesto, la era postrevolucionaria en Túnez es aún joven y no está consolidada, pero los egipcios quieren disfrutar de un efecto dominó. Fue necesario un mes de protestas de los tunecinos para cazar a Ben Ali.

Las similitudes entre los dos países, parecen pensar los egipcios, sugieren un propósito similar.

En ambos países, los medios de comunicación social han desempeñado un papel crucial en la movilización de personas y son un puente al exterior. El Cairo, sin embargo, rápidamente se dio cuenta de la eficacia de estos métodos de comunicación y copió el ejemplo de otros regímenes; Birmania, China, Irán, cortando el internet. En este caso, sin embargo, la ruptura fue total y sin precedentes en el mundo. Las redes de celulares fueron "totalmente cerradas" a petición de las autoridades, según un ejecutivo de Vodafone Egipto que conversó con el Wall Street Journal.

Tanto en Egipto como en Túnez, las manifestaciones expresan por completo estar contra el desempleo, la corrupción y un régimen represivo.

"La principal similitud (entre los dos países) era estar en manos de regímenes corruptos y despiadados durante los últimos 20 o 30 años, y en particular los jóvenes no quieren más statu quo", dijo en un correo electrónico Rawdan Masmudi, presidente del Centro de Estudio del Islam y la Democracia.

Túnez y Egipto obtuvieron su independencia de un país europeo en el siglo XX, en 1956 y 1922 respectivamente, y han tenido sólo dos y cuatro dirigentes desde entonces. En ambos casos, Ben Ali y Mubarak gobernaron con mano de hierro durante décadas, eliminando o silenciando toda oposición.

Algunos observadores creen que las perspectivas son mejores en Egipto que en Túnez, ya que una diferencia significativa entre los dos países es que en Egipto hay "partido políticos muy activos y una sociedad civil que puede convertirse fácilmente en una democracia que funcione, sin pasar por un proceso revolucionario difícil y doloroso", escribió Masmudi.

Un manifestante besa a un soldado en el Centro de El Cairo (Mohammed Abed/AFP/Getty Images)

Según él, el régimen sólo podrá sobrevivir si se suprime al "actual Parlamento ilegal e ilegitimo y si organiza elecciones libres y justas bajo supervisión internacional y de aquí a seis meses."

Pero la presencia de movimientos organizados no necesariamente se percibe como muy favorable por EE.UU. e Israel, que durante años han confiado en la dictadura de Mubarak para que actúe como un baluarte contra la poderosa Hermanos musulmanes y otros grupos islamistas. En Egipto, como en otras partes del Magreb y Oriente Medio, Washington ha declarado a menudo que los hombres fuertes que colaboran son preferibles a las repúblicas islámicas (Irán) o las dictaduras detractoras (Bashar al-Assad en Siria, Saddam Hussein en Irak).

Sin embargo, un documento secreto del Departamento de Estado norteamericano revelado por Wikileaks sugiere que Washington no está completamente detrás de Mubarak, quien sostuvo clandestinamente una pro democracia militante, quien les aseguro que en 2008 la oposición tenía un plan para cambiar de régimen antes de las elecciones presidenciales de 2011. Una información que un diplomático encuentra inverosímil.

Otro experto dice: "Egipto no es Túnez. Aunque las manifestaciones son apasionadas, no está claro si el número de participantes sea enorme. Si la élite y el ejercito cierran filas podrían aguantar el golpe, tal vez apartando a Mubarak para preservar el régimen", comenta al Jerusalén Post, Barry Rubin, director del Centro de Investigación Mundial en Relaciones Internacionales.

A diferencia de Masmoudi, Rubin cree que las posibilidades de un régimen democrático son mejores en Túnez que en Egipto. "Túnez tiene buenas oportunidades porque hay una clase media estable y un movimiento islamista débil. Pero en Egipto, basta con mirar las cifras de la última encuesta Pew: 30% prefieren a Hezbollah, 49% apoyan a Hamas y el 20% a Al Qaeda.

Convocan a la reforma

El mundo, llama a la calma y a la reforma, aunque en algunos casos tímidamente. La Unión Europea y los Estado Unidos instan al gobierno egipcio a escuchar en la calle e iniciar reformas sustanciales.

"Queremos ver reformas, en Egipto y en otros lugares, para crear las condiciones políticas, sociales y económicas que sean compatibles con las aspiraciones del pueblo", declaró el Departamento de Estado norteamericano en un comunicado.

"El ciudadano árabe está enojado, se siente frustrado. Eso es lo que sucede. Entonces es el momento de hacer reformas", dijo el secretario de la Liga Árabe, el egipcio Amr Moussa, al diario Al-Masry Al-Youm.


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (982 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
1638
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.