Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kyrie Eleison escriba una noticia?

La educación, ¿una tradición o una nueva forma de vida?

14/10/2009 08:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La educación es el indicador del nivel de cultura de los pueblos, pero, ¿qué clase de educación hace posible que éste indicador se manifieste? En pocas palabras, un análisis profundo

No es difícil encontrar individuos en nuestro medio con el tradicional argumento de que es necesario educarse para tener éxito en la vida, de que solo la educación liberará a nuestros pueblos de la opresión de los más fuertes, de que un pueblo educado es un pueblo que reconoce sus derechos y obligaciones, de que una buena educación es la puerta a un buen salario. En fin, los argumentos de un adulto sugieren respuestas como estas y un sin fin adicionales.

Todas estas respuestas son, sin lugar a dudas, y bajo mi consentimiento y el de todos ustedes, muy acertadas, sin embargo, hay algo en lo que mayoría no ha reparado, y es en el hecho de que desconocemos la clase de educación que llevaría a un pueblo educado a tener resultados como los expuestos anteriormente. He ahí el dilema.

Nuestros padres desconocían la importancia o no importancia de todas las materias que nos impartían en la escuela y en el colegio, solo sabían que debían ser estudiadas, no importaba por qué ni para qué. Y nosotros, como estudiantes, sentíamos exactamente lo mismo, y vivíamos bajo una presión que terminaba con nuestra sensibilidad y percepción del mundo que nos rodeaba y las verdaderas necesidades de éste, y fue así como pasamos casi trece años de nuestras vidas alrededor de un mundo de calificaciones, historias sin sentimiento, números abstractos y sin aplicación aparente, fórmulas químicas y físicas para comprender un mundo que ante los ojos de cualquier ser humano, educado o no, habría tenido el mismo color. Y entonces, ¿qué hemos aprendido? Después de haber pasado por tantos años de educación, la mayoría de nosotros no recuerda las fechas importantes, procesos matemáticos fundamentales, leyes laborales, técnicas de lectura y escritura, gramática y ortografía, el inglés como segunda lengua (la mayoría recuerda únicamente cómo se dice "como estás"), sí, aunque suene duro, es verdad. Conozco a muchas personas que, a pesar de tener un trabajo en el que les es necesario mantener una buena escritura, sus faltas ortográficas y de composición básica, son críticas, al igual que muchos matemáticos que desconocen el fundamento y el fin último de las matemáticas. La razón es muy simple, pertenecieron a un sistema de educación forzado, en el cual todas sus habilidades fueron reemplazadas por la necesidad de conseguir un buen trabajo, no tanto en el sentido de la labor que se realice, sino en cuánto recibirás de salario. De esto se puede concluir directamente que la parte humana, la parte sensible, no ha sido explorada en la educación tradicional, en aquella que busca preparar individuos que cumplan una función específica en un trabajo o en su empresa, y esto, esto ha sido, es y será el motivo de la catástrofe de los pueblos, porque un pueblo mal educado es peor que un pueblo ignorante.

Es necesario cambiar los paradigmas educativos para cambiar a los pueblos, de lo contrario, seguiremos en la misma isla

De tal forma es importante saber qué es lo que pretendemos impartir a nuestros niños y jóvenes, qué lo que deseamos que sean, y más importante que todo, qué es lo que ellos quieren llegar a ser. Me conmueve escuchar a varios niños, jóvenes y adultos decir que no conocen sus potencialidades, que ellos no tienen habilidades y que no son buenos para nada, porque de hecho se sienten así. Pero el universo es tan sabio que a todos nos ha dado una habilidad específica para explotarla, somos sabiduría en potencia, pero la tenemos oculta, y cada día se oculta más con la ayuda de la sociedad, una sociedad moldeada con un sistema educativo poco formativo y que inconscientemente ha terminado con su autoestima. Así, se debe reconsiderar los temas a ser tratados en las escuelas y colegios y la formación más sicológica que académica de los maestros, de lo contrario, la cadena continuará, y cada vez serán más los humanos desubicados e insensibles constituyendo sociedades con iguales y peores características.

Seamos prácticos, impartamos lo que es simplemente necesario y suficiente para que en nuestra edad adulta florezca con fuerza la intención real de hacer un mundo mejor, en este sentido, la educación debe transformarse en una forma de vida de las sociedades actuales y no seguir fomentando prácticas tradicionales que al haberse practicado durante tanto tiempo pueden mostrar resultados que indican un desequilibrio entre el individuo y el mundo que lo rodea.


Sobre esta noticia

Autor:
Kyrie Eleison (2 noticias)
Visitas:
4976
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.