Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pamellati escriba una noticia?

Educación en línea: ¿una tendencia provechosa?

22/10/2009 12:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Elementos básicos a tener en cuenta para evaluar los beneficios de esta modalidad

Con el auge de las nuevas tecnologías encontramos muchísimas aplicaciones y plataformas interactivas que nos permiten continuar nuestro trabajo docente mediante medios virtuales. Este proceso comenzó en los 90 con la educación a distancia y ahora se ve enriquecido en sus posibilidades mediante factores como la existencia de la banda ancha, la proliferación de la comunicación por correo electrónico y sistemas de mensajería así como el constante lanzamiento y mejoramiento de distintas herramientas en línea.

La visión social sobre educación a distancia o virtual, hasta ahora negativa, está cambiando lentamente en la dirección contraria, con un futuro que parece indicar que incluso podría llegar a poner en jaque formas de enseñanza-aprendizaje más tradicionales. Vivimos este año un ejemplo lamentable como la pandemia de la gripe A y los recesos que impuso en espacios educativos de distintas partes del mundo, cuyos efectos negativos fueron en gran parte minimizados mediante la utilización de distintos tipos de recursos a distancia, en línea, la creación de páginas o blogs que sirvieron como aulas virtuales para compartir material con los padres y alumnos, o la consulta sistemática a los profesores mediante correo electrónico.

Inicialmente, hay algunos aspectos positivos y negativos que se pueden encontrar en un primer análisis sencillo, desde una experiencia corta pero diaria brindando y aprovechando servicios de este tipo; análisis que considero necesario tener en cuenta para formarse una opinión general sobre el tema, ya sea a favor o en contra, o para decidir si se está preparado para comenzar a utilizar estas tecnologías.

Ventajas:

  1. Viáticos y disponibilidad horaria.

    Sin asistir a un aula real se evitan los costos de traslado. Sin asistir a un aula real se ahorran los tiempos de traslado y se puede trabajar de acuerdo al tiempo libre disponible de cada alumno, incluso en altas hora de la noche o la mañana, impensables para el contexto de un aula presencial o una institución.

  2. Archivo de materiales y ecología.

    No hace falta ocupar espacios innecesarios ni seguir agregando ‘ papeles’ a nuestra ya repleta biblioteca. Con una buena organización en carpetas o hasta grabaciones en CD podemos maximizar la cantidad de información archivada y permitirnos mejores búsquedas.

    Teniendo en cuenta la necesidad de contribuir al cuidado de nuestro medio ambiente, el envío y recepción de documentos e información sin necesidad de imprimirla en papel es sin duda uno de los puntos a favor más importantes.

  3. Seguimiento personalizado.

    Mientras que en las aulas presenciales nos encontramos generalmente trabajando en grupos de más de 10 personas, tenemos la posibilidad de comunicarnos con los compañeros pero a la vez de recibir toda la atención del tutor en todo momento.

  4. La visión social sobre educación a distancia o virtual, hasta ahora negativa, está cambiando lentamente en la dirección contraria

    Socialización de conocimientos y comunicación.

No compartir el mismo espacio presencial puede mejorar la comunicación a través de foros o chats que organizan la interacción entre compañeros y tutores. El intercambio de ideas escritas, las posibilidades de compartir material así como de pensar antes de responder o de modificar en diferentes instancias el trabajo propio y compartido hacen de este formato un espacio único.

Desventajas:

  1. Requerimientos del ordenador y Conexión a internet.

    Es necesario tener un ordenador con ciertos requerimientos mínimos de acuerdo al tipo de aplicación que necesitemos utilizar; algunos tienen que ver con espacio en el disco, otros con conexión a internet, placas de video, memoria, etc. Es indispensable informarse de los mismos antes de decidir comenzar un curso de este tipo o armar un proyecto en torno a una aplicación. Lamentablemente existen aún demasiadas plataformas que no funcionan correctamente con sistemas operativos como Mac o Linux. La conexión tiene que ser lo suficientemente estable como para poder decidir comenzar un curso virtual, sobre todo si involucra encuentros en tiempo real o si asumimos el rol de tutor.

  2. Auto organización del alumno.

    De acuerdo al estilo de aprendizaje de cada persona hay quienes se sienten más a gusto trabajando desde la comodidad y relativa soledad de su casa y gestionando sus propios tiempos; también hay quienes necesitan la presencia personal de un profesor o tutor más allá de las posibilidades de los entornos virtuales.

  3. Seguridad en internet.

    Es esperable conocer qué tipo de información personal, laboral y académica se está dispuesto a compartir, saber si será accesible a través de búsquedas globales o no, saber si la plataforma utilizada realiza grabaciones de nuestros encuentros o no (chat, voz y emisiones de cámara, en caso en que se utilicen), y estar de acuerdo con los términos generales del servicio. También establecer contraseñas seguras, personales y recordables para los distintos pasos involucrados o para el archivo de material en internet.

  4. Manejo de computadora.

La predisposición general del alumno influye en el desarrollo de las actividades y es necesario que el tutor sea claro, provea material específico y sepa contribuir a la disminución de los niveles de ansiedad del participante. Muchos alumnos pierden la oportunidad de explotar las posibilidades de la educación en línea porque no se sienten seguros en la utilización del ordenador en sí, sin ni siquiera empezar a hablar de utilizar internet. Hay que acordar conocimientos mínimos necesarios de acuerdo al curso o al uso y si no se alcanzan, recomendar capacitación específica en informática antes de comenzar. El tutor en línea es un guía que utiliza la tecnología para compartir un conocimiento, pero no necesaria lo convierte esto en un experto en informática o en un técnico.

Considero que, debido a los requerimientos de la vida cotidiana, este tipo de educación no tardará en convertirse en ideal, especialmente para adultos, profesionales y educadores que quieran continuar capacitándose en distintos momentos de su vida o carrera laboral. Queda como pregunta que sólo responderá el tiempo si también se extenderá esta modalidad a otros niveles como el de la educación primaria y secundaria, por ejemplo. Cada individuo, educador e institución en particular debe analizar qué tipo de uso puede encontrarle a esta modalidad y que clase de herramienta responde más a sus necesidades.


Sobre esta noticia

Autor:
Pamellati (5 noticias)
Visitas:
9236
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.