Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Eduardo Cunha perdió su escaño, pero no su influencia en Brasil

13/09/2016 22:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

El hasta ayer todopoderoso diputado Eduardo Cunha fue destituido por sus pares por una contundente mayoría de votos, pero la influencia de este maniobrero político ultraconservador dista de estar neutralizada, afirman analistas.

Cunha, acusado ante la comisión de Ética de haber mentido al declarar que no tenía cuentas en Suiza, fue despojado a últimas horas del lunes de su mandato por 450 votos contra 10, con 9 abstenciones. En un momento se temía que la sesión no alcanzara el quórum necesario, pero finalmente hubo solo 43 ausencias.

El legislador evangélico que tejió el impeachment de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff (destituida el 31 de agosto), enfrenta además numerosas denuncias de corrupción que ahora pasarán a manos de la justicia ordinaria, y en particular del juez Sergio Moro a cargo de las investigaciones del megaescándalo de sobornos de la estatal Petrobras.

Cunha, que este mes cumplirá 58 años, tampoco puede esperar recuperar rápidamente un fuero privilegiado, pues su destitución conlleva la prohibición de ejercer cargos públicos hasta enero de 2027.

"El resultado de la votación muestra el grado de aislamiento de una persona que había llegado a estar al frente de uno de los grandes poderes de la República", dijo a la AFP el analista político Mauricio Santoro, de la Universidad del Estado de Rio de Janeiro (UERJ).

Refleja asimismo, según Santoro, "uno de los raros momentos de unanimidad nacional de estos últimos años entre el Parlamento y la población, que en un 80% reclamaba su destitución, incluso entre aquellos que lo habían considerado como un mal necesario para destituir a Rousseff".

El apodado "Maquiavelo brasileño" había abierto la puerta en junio de 2015 al impeachment de Rousseff (acusada de manipulación de las cuentas públicas), en represalia por la negativa del Partido de los Trabajadores (PT) de la mandataria a ponerlo a salvo de una comparecencia ante la comisión de Ética de la Cámara baja.

Pero su sino dio un vuelco brusco cuando el Supremo Tribunal Federal lo suspendió en mayo de sus funciones de presidente de la Cámara y de su mandato.

"Es el precio que estoy pagando para que Brasil quede libre del PT", declaró tras el voto del lunes. Previamente, les había recordado a sus colegas que al menos 160 de ellos también enfrentan investigaciones judiciales.

Amenazó además con escribir un libro contando lo que sabía de cada uno de ellos.

- Caído, pero vivo -

Pero ni sus argumentos ni sus amenazas veladas sobre posibles revelaciones lo salvaron. Fue abandonado por todos sus aliados e incluso "por más del 99% de los miembros de su propio partido", el centroderechista PMDB al que pertenece también Michel Temer, el sucesor de Rousseff, apuntó Santoro.

En vísperas de las elecciones municipales de octubre, resultaba difícil apoyarlo, incluso para los ultraconservadores de la bancada "BBB" -de Bueyes (representantes del agronegocio), Biblia (evangélicos) y Bala (partidarios del porte de armas)-, apunta otro analista, Fabio Malini, de la Universidad Federal de Espirito Santo (un estado al norte de Rio).

Cunha "se convirtió en un pararrayos de las acusaciones de corrupción en Brasil", agrega.

"Quedó debilitado, pero no está muerto políticamente y le hará la vida difícil al gobierno de Temer. Seguirá presente en la vida política", prevé Malini.

En caso de que el cerco judicial se estreche en torno a su persona y su familia, podría verse tentado por una "delación premiada", un procedimiento en boga desde el lanzamiento de la operación lava jato (lavadero de autos) sobre el caso Petrobras, para obtener reducciones de pena.

Su influencia seguirá sintiéndose además en "el mantenimiento de la política reaccionaria que impulsa desde hace dos años en el Congreso", agrega.

"Cunha fue mimado por todos los partidos, estuvo al frente de la mayor bancada parlamentaria y fue presidente de la Cámara de Diputados. La putrefacción política que creó a Cunha sigue activa y vuela alto", escribió el martes el analista Mario Sergio Conti en un editorial de Folha de Sao Paulo.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1322
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.