Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gabriela Lavaye García escriba una noticia?

Economía de Mercado - Breve Introducción

06/12/2010 19:27

0 Una economía de mercado permite un desarrollo espontáneo del proceso de oferta y demanda, y con ello, la continua generación de información a través del sistema de precios

0

Para desarrollar este tema, debo iniciar definiendo a la economía como la ciencia de la escasez; y al mercado una institución social desarrollada espontáneamente, como el entorno (no necesariamente físico), en la cual los productores y consumidores, tanto de bienes como de servicios entablan una relación comercial, utilizando generalmente la moneda como medio de cambio.

Es así que se conoce a la economía de mercado como la forma de organización en la cual tanto la producción como el consumo de los diferentes bienes y servicios disponibles en la economía, se realizan libremente, y el estado limita sus funciones e injerencia, permitiendo interactuar tanto a ofertantes como demandantes de manera espontánea.

Productores y consumidores de bienes y servicios interaccionan espontáneamente en el mercado; la oferta y la demanda de estos mismos bienes y servicios, así como la cantidad disponible de dinero dentro de la economía permiten que se establezca un precio de intercambio que el productor está dispuesto a aceptar como pago y que el consumidor está dispuesto a ceder para obtener el bien o servicio. A través de este proceso se da un juego ganar – ganar, en el cual, tanto el productor como el consumidor, se encuentran satisfechos con la transacción; el uno al recibir un pago monetario convenido (maximización de ganancia) y el otro al satisfacer sus necesidades a través del bien o servicio requerido (maximización de utilidad).

Una economía de mercado proporciona un entorno en que el proceso comercial se puede desarrollar de manera eficiente y justa

Dicho esto, hemos de retomar la idea de que en una economía de mercado la participación del estado es limitada; éste no tiene como función la fijación de precios mínimos o máximos, que vayan en detrimento de los intereses de los productores o de los consumidores. Es el mercado entonces, la institución social que permite el intercambio de bienes y servicios, el que a través del proceso natural de oferta y demanda, establece el precio y las condiciones de intercambio.

En una economía de mercado los precios juegan un papel sumamente importante, puesto que son éstos los encargados de transmitir la información que permite al productor determinar cuánto debe producir. La interacción de los productores ofertando y los consumidores demandando diferentes cantidades de bienes y servicios, de acuerdo a sus necesidades y recursos (siempre limitados), afecta el desarrollo de las condiciones de precios y permite la asignación espontánea de éstos recursos en función de la interpretación de la evolución y variación de dichas condiciones (Adam Smith denominaba a este proceso “La mano invisible”). Cuanto más alta sea la demanda de un bien, más alto será su precio; por otro lado, mientras más alto sea el precio que pueden obtener por el bien o servicio, los productores aumentarán la cantidad ofertada, poniendo más a disposición de los demandantes y haciendo que de esta manera los precios paulatinamente se reduzcan por exceso de oferta. Podríamos entonces concluir que, en este sentido, una economía de mercado proporciona un entorno en que el proceso comercial se puede desarrollar de manera eficiente y justa, ya que está basado en “la mutualidad y la igualdad” de las condiciones de intercambio.

Para concluir, podemos indicar entonces, que la economía de mercado permite un desarrollo espontáneo del proceso de oferta y demanda, y con ello, la continua generación de información a través del sistema de precios. Tanto ofertantes como demandantes interpretan esta información y deciden sobre la producción y consumo de los mismos, generando una interacción en la cual ambos sectores se ven beneficiados con un intercambio que maximiza la utilidad posible del productor, pero que a su vez maximiza la satisfacción del consumidor a un precio de intercambio libremente establecido.

En una economía de mercado la participación del estado es limitada; éste no tiene como función la fijación de precios mínimos o máximos

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en