Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bosquesonoro escriba una noticia?

He Echocentrics ''Esclavo y amo 7''

29/03/2011 20:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

THE ECHOCENTRICS 

''ESCLAVO Y AMO 7''

(USA, 2011) @

La versión de Esclavo y Amo de Los Pasteles Verdes permitió dar a conocer en 1975 a la primera gran estrella que tuvo la balada andina, el cantante Aldo Guibovich. Y ahora, 36 años después, un grupo de Austin, Texas, llamado The Echocentrics, ha recuperado Esclavo y Amo y su director, Adrián Quesada lo ha deconstruido nota por nota apoyándose en la voz de la cantante argentina Natalia Clavier. En suma, se trata de un cover nada tradicional, que Quesada explica así: "En el momento que lo escuché yo estaba inspirado. Era todo muy funky e intenso, pero a la vez con una resonancia trágica. De modo que provoqué un leve retraso en el tape para intensificar la tristeza de la voz".

LA DECONSTRUCCIÓN DE ESCLAVO Y AMO

Un clásico de la balada andina de los 70, Esclavo y Amo, vuelve a ser cantado, fragmentado y digitalizado por la banda de Austin The Echocentrics.

Hoy en día esto se denomina psicodelia, pero en la Suramérica de los 70, especialmente en su lado andino, era simplemente balada. Una balada distinta a la española porque la hacían grupos con formato de rock, porque el sonido del Fender Rhodes se imponía sobre los demás instrumentos y porque el tono vocal de sus canciones era mucho más desgarrador. Convertida en la tercera alternativa romántica de las cantinas de carretera junto a los boleros de Orlando Contreras y los valses de Olimpo Cárdenas, la balada andina se convirtió en un clásico y sus artistas en los más vendedores de cualquier género. Reyes entre un sinfín de agrupaciones que tocaban en modestos locales de pequeños pueblos fueron Los Pasteles Verdes, un grupo peruano fundado en el Puerto de Chimbote por los hermanos Víctor y César Acuña. No siempre hicieron balada y, de hecho, algunas de sus primeras grabaciones tenían un toque afrocubano exquisito, pero a raíz de la canción Angelitos Negros, saltaron a la fama. Uno de sus primeros éxitos fue Esclavo y Amo, canción escrita por el mexicano José Vaca Flores y que había interpretado Javier Solis en 1961. La versión de Los Pasteles Verdes, sin embargo, permitió dar a conocer en 1975 a la primera gran estrella que tuvo este estilo, el cantante Aldo Guibovich. Ahora, 36 años después, un grupo de Austin, Texas, llamado The Echocentrics, ha recuperado Esclavo y Amo y su director, Adrián Quesada lo ha deconstruido nota por nota apoyándose en la voz de la cantante argentina Natalia Clavier. En suma, se trata de un cover nada tradicional, que Quesada explica así: "En el momento que lo escuché yo estaba inspirado. Era todo muy funky e intenso, pero a la vez con una resonancia trágica. De modo que provoqué un leve retraso en el tape para intensificar la tristeza de la voz". Quesada dice que desde el primer instante pensó en que lo cantara una mujer, y que de alguna manera intensificó la psicodelia soul de la versión de Los Pasteles Verdes. La canción es hoy un EP que ha sido lanzado como mp3 y que espera a abril para presentarse en formato de 45 rpm. Es el adelanto del primer álbum de esta banda, enésimo proyecto de Quesada, quien es de sobra conocido por ser el fundador y director del Grupo Fantasma. Esclavo y Amo de The Echocentrics ya está incluido en la lista de los Future Beats de Gladys Palmera.

Fuente


Sobre esta noticia

Autor:
Bosquesonoro (1378 noticias)
Fuente:
bosquesonoro.blogspot.com
Visitas:
4632
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.