Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blog 20 minutos - Arsenioescolar escriba una noticia?

La duquesa de Alba, genuina marca España de ayer y de siempre

21/11/2014 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Gobierno ha enviado hoy a Sevilla al ministro de Defensa, Pedro Morenés, al funeral de la duquesa de Alba. Podría haber mandado al ministro de Economía, dado que la economía de la duquesa -una de las grandes fortunas españolas- va bien, notoriamente mejor que la del conjunto de los ciudadanos; o al Hacienda, a vigilar con hijos y herederos la tributación del enorme patrimonio de la casa (por cierto, la fallecida también era duquesa de Montoro, si bien cedió en 1994 el título a su hija Eugenia); o al de Cultura, pues Cayetana y su familia están entre los mayores coleccionistas de arte de la historia de España; o a la de Agricultura, que los Alba son también ricos latifundistas; o al de Exteriores, por lo que se verá...

El Gobierno ha enviado al funeral al ministro de Defensa, Pedro Morenés, y hace bien, porque en las guerras y en conquistas territoriales y en hechos de armas del pasado remoto se basan muchos de los más relevantes títulos nobiliarios que hay en España, y entre ellos algunos de la fallecida, que «era cinco veces duquesa, dieciocho veces marquesa; veinte condesa, vizcondesa, condesa-duquesa y condestablesa, además de ser catorce veces Grande de España», según The Guinness Book of World Records (edición de 1998, pág. 113).

De hecho, el primer duque de Alba, García Álvarez de Toledo (1435-1488) era antes sólo conde, conde de Alba, y fue el rey Enrique IV quien elevó a duque el título, entre otras cosas por su intervención con el rey en las campañas militares contra el reino de Granada de 1455 y 1456, y el tercer duque de Alba, Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, fue el duque de Alba y el militar español por antonomasia: el que en el siglo XVI acompañaba a Carlos I cuando derrotó en Túnez a Barbarroja o en Mühlberg a los príncipes protestantes alemanes, el que aplastó la rebelión de Guillermo de Orange y a Luis de Nassau en los Países Bajos, el que conquistó Portugal para Felipe II en la batalla de Alcántara.

De aquellas y de anteriores campañas militares (muchas, en el siglo XIII, el de la llamada "Reconquista", el Alfonso VIII y el de Fernando III) de la vieja Castilla cristiana del norte de la Península tomando los territorios musulmanes del sur, en Al Andalus, provienen no sólo muchos títulos nobiliarios actuales sino también el reparto de las rentas de los territorios ocupados, léase los latifundios de la mitad sur peninsular que perviven aún hoy.

Los viejos títulos nobiliarios aún muy vivos, los privilegios que les iban aparejados, los latifundios y los señoríos sobre villas y ciudades, la desigual propiedad de la tierra...

Dicen las crónicas que el funeral ha sido multitudinario, que la catedral y el Ayuntamiento de Sevilla estaban repletos de gentío y de aplausos. Todo, genuina "marca España" de ayer y de siempre, como la duquesa.


Sobre esta noticia

Autor:
Blog 20 minutos - Arsenioescolar (750 noticias)
Fuente:
blogs.20minutos.es
Visitas:
1013
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.