Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pablogc escriba una noticia?

Duns Scoto, una película poética y de gran calado teológico

23/12/2011 07:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Duns Scoto ocupaba apenas los márgenes de los libros de texto de Filosofía. Su beatificación por Juan Pablo II en 1993 supuso un redescubrimiento de su figura. La película ahonda en la grandeza de su vida

Los sucesos narrados en la película transcurrieron a comienzos del siglo XIV. Duns Scoto se opone, con grave riesgo, al rey Felipe IV de Francia, negándose a firmar una declaración de condena del papa Bonifacio VIII. Muestra así su coherencia con lo que afirma en las clases que imparte en la Universidad de París. Allí sostendrá una importante contienda sobre la doctrina de la Inmaculada Concepción de la Virgen María.

La película ofrece una enorme riqueza filosófica y teológica: la aludida controversia mariana, la Eucaristía como unión de los cristianos en el Cuerpo Místico de Jesucristo, y el debate (que traería cola) sobre la posibilidad de una voluntad contradictoria de Dios (puesto que su voluntad es absoluta), sostenida en la película por el joven discípulo William (Guillermo de Ockham). La primacía del amor sobre el entendimiento queda también ejemplarmente encarnada en la humanidad de un personaje que nos gana a medida que avanza el metraje.

Esta es, en parte, la fuerza y la debilidad de la película. El ritmo de la trama es en exceso deudor de su contenido filosófico y el argumento carece de la tensión dramática que el inicio parece indicar.

Vestuario, iluminación, maquillaje, localizaciones... contribuyen a una puesta en escena austera, pero muy eficaz

La recreación del ambiente universitario y monacal de la época ha quedado muy lograda. Vestuario, iluminación, maquillaje, localizaciones... contribuyen a una puesta en escena austera, pero muy eficaz. El trabajo de los actores es destacable, especialmente el de Adriano Braidotti, con una interpretación sobresaliente del monje franciscano.

Fernando Muraca es un joven director que firma con Duns Scoto su segunda película. Versado fundamentalmente en series de televisión, dirige con fuerza a un buen plantel de actores poco conocidos. Sin duda es una figura que dará grandes trabajos en un futuro próximo.


Sobre esta noticia

Autor:
Pablogc (6 noticias)
Visitas:
1511
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.