Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Canal Freak escriba una noticia?

"Dunas"

27/09/2009 22:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

SINOPSIS:En el año 10191 el Emperador del Universo, Shaddam IV, decide cambiar la regencia del planeta Arrakis (llamado también Duna y único planeta donde se produce la preciada’ especia’ ) de las manos de la Casa de los Harkonnen a la casa rival Los Atreides, noticia que es bien recibida en esta casa real, pero que es una trampa. Sin embargo, no cuenta con la Profecía del Ser Supremo que liberará a los Fremen de la oscuridad (desconocido pueblo originario de Duna) y que pacificará de una vez el universo. Y el Elegido está más cerca que nunca.

RESEÑA: En la Reseña del Domingo hemos decidido comentar esta cinta clásica de ciencia ficción en el marco del cercano estreno de otra interesante cinta de ciencia ficción Sector 9 presentada por el director Peter Jackson (Trilogía del Señor de los Anillos), si no la has visto o si quieres conocer la humilde opinión de esta comentarista, te invito a deleitar este ‘ sabroso entremés’ aquí en Canal Freak.

No es fácil describir esta subvalorada cinta del famoso director David Lynch (Terciopelo Azul, El Hombre Elefante) y del productor Dino de Laurentiis (Barbarella, Conan el Bárbaro) y menos reseñarla (ya hacer la sinopsis fue un problema), puesto que aunque cuenta con innumerables aciertos también cuenta con muchos errores, sobretodo en el desarrollo de la historia.

La cinta está basada en la gran saga de ciencia ficción escrita por Frank Herbert (novela escrita en 1966 y comparada con El Señor de los Anillos ni más ni menos por sus temas filosóficos y religiosos) y teniendo en sus manos esta gran historia (que mezcla Mesías, Tiranos, Mártires y oprimidos), su guionista y director David Lynch no supo como desarrollar una cinta que pudo ser el gran hito de su época.

Ok. Sabemos que la historia es complicada y extensa, pero quien mucho abarca poco aprieta dicen por ahí y es justamente lo que sucedió. Tenemos por un lado la mágica historia de un salvador que liberará a los oprimidos, tenemos las casas rivales, tenemos un emperador corrupto y una historia de amor ¿qué pudo faltar entonces? Pues un desarrollo adecuado de todas ellas, porque al final de la cinta no quedan claras ninguna de las historias… ni la central ni las de apoyo. Y si la historia de por si era bastante enredada, Lynch la enredó aún más.

El filme comienza espectacularmente bien, con una introducción adecuada y lindas imagenes y uno se dice ‘ guau, qué pedazo de película voy a ver’ sin embargo, con el correr de los minutos la historia presentada en un comienzo va enredándose, van apareciendo personajes que no sabemos por y para qué están allí y poco a poco vamos cayendo en una decepción.

Miles de detalles, poco desarrollo… buenos actores, encabezados por un debutante Kyle MacLachlan (Terciopelo Azul, Los Picapiedras), a los que no se les sacó provecho y grandes aciertos en términos narrativos que no se usaron debidamente es el resumen de esta cinta, cuyo mayor error no pasa por sus efectos especiales sino por un guionista que no supo hacer un resumen de una historia buenísima ni descartar ciertos detalles que no eran importantes en una versión cinematográfica.

La idea de intelectualizar una historia que debió ser contada con la mayor claridad posible se torna un error mayor a la hora de metraje, puesto que poco a poco vamos dejando de entender y vamos dejando de maravillarnos, porque sabemos que para explicar todas las interrogantes que tenemos en mente y que el director nos ha presentado en su filme se necesitarían varias horas más de desarrollo.

Que no se mal entienda, Duna no es una cinta mala, de hecho tiene sus momentos y logra captar la atención, sin embargo, tampoco es la obra de arte de ciencia ficción que a uno le gustaría que fuera y poco a poco se va cayendo en la comparación con obras como Star Wars (donde su director nos contó tan magicamente y sin problemas una historia tan compleja como la de Duna) o del mismo Señor de los Anillos cuya versión cinematográfica nos dejó maravillados a todos.

Y si de efectos especiales se trata debemos de inmediato comparar con dos grandes sagas realizadas antes que Duna y con menos presupuesto logrando resultados mucho mejores, me refiero obviamente a Star Wars y Star Trek que se ven mucho mejor que esta cinta que costó 47 millones de dólares. Las secuencias de pelea y de guerra son cortas y toscas.

Pero vamos, con una buena historia eso habría pasado a segundo plano.

Si de los actores se trata, tenemos a los principales que están bastante correctos, aunque tenemos varios secundarios sobreactuando sin límites.

Duna fue concebida como la cinta adversaria de la saga de Star Wars, su director estaba contratado para hacer dos cintas más, pero nada de eso sucedió a la larga, debido al exceso de historia y al mal manejo de una saga épica, donde las cosas deben ser simplificadas no complicadas. Lynch debió haber considerado que para una historia donde hay tantos personajes las cosas deben desarrollarse de modo simple. Desarrollar las historias de los personajes en trazos simples (puesto que sabe que no hay demasiado tiempo para hacer todo lo que dice el libro) de modo que resulten carismáticos y no individuos anónimos, cuyos destinos no nos interesan para nada.

Lo bueno: El arte del filme, que ha quedado impregnada en los personajes de Herbert e incluso en las cubiertas de las nuevas ediciones del libro, prueba de ello es que la nueva serie de televisión de Duna, no pudo deshacerse de la estética de los personajes. El barón Vladimir Harkonnen, interpretado por el fallecido Kenneth McMillan (Armados y Peligrosos, Tres Fugitivos), es uno de los carácteres más llamativos de Duna, con sus grandes furúnculos purulentos y su perversidad que parece brotarle por los poros (literalmente). También la estética de las Reverendas Madres y del mismo planeta Arrakis (aunque se parezca mucho a Tatooine y los gusanos demasiado al Sarlacc) Y la música de Toto que le impregna un carácter mucho más profesional y épico a la cinta. Realmente un acierto.

Lo malo: El pobre desarrollo de la historia y de los personajes, y los efectos especiales de segunda que se ven terriblemente mal integrados a la cinta (cuando tenían presupuesto para hacerlos un poco mejor).

Contodo, Duna es una película obligada para todos aquellos que amamos la ciencia ficción, que obviando los errores antes mencionados, puede disfrutarse sin problemas y que nos lleva a querer leer el libro y conocer mucho más de esta historia de Mesias, profecías, poderes mentales y oprimidos.

Recomendable y obligada cinta de culto para los cinéfilos y amantes de la ciencia ficción y que sin duda debe estar en la videoteca.

Erika Moreno


Sobre esta noticia

Autor:
Canal Freak (2335 noticias)
Fuente:
canalfreak.cl
Visitas:
14526
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.