Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

Duérmete niño, duérmete ya que viene Gonzalez-Pons

13/02/2011 00:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Olivo

Duérmete niño, duérmete ya que viene Gonzalez-Pons

Este título, indudablemente muy exagerado, me lo ha brindado la visión de un Gonzalez Pons junto a Francisco Camps -el de las cuatro corbatas-, con un rostro de protagonista malvado, iracundo, enfurecido y transmitiendo al aforo de militantes entregado a la causa levantina algo más que un pensamiento o unas ideas, sino un sentimiento más cercano al odio hacia el gobierno que a la legítima crítica de un dirigente de la oposición

Hace ya tiempo que Gonzalez Pons dejó de ser un tipo de formas educadas, amables y cuidadas y cuyo nombre sonaba en la arena política, además de por ser un fiel escudero y varias veces consejero de Camps, como un tipo abierto a las nuevas tecnologías de la comunicación.

Hoy, el vicesecretario nacional de Comunicación del Partido Popular se ha convertido en un dócil y acomodaticio servidor del futurible poder que los populares podrían obtener en un futuro. La metamorfosis sufrida por el valenciano al calor de los estudios demoscópicos y encuestas le ha hecho cambiar de talante y de discurso. No es que Pons vea a su partido en La Moncloa, es que en realidad se ve él ocupando un ministerio y la portavocía del ejecutivo central. Y ese anhelo se ha convertido para él en algo obsesivo, enfermizo y que le ha cambiado el discurso e incluso el rostro. Fijénse la imagen mefistófeliana que poco a poco va adaptándose a su cara y gestos.

Si el 4 de marzo de 2012 -previsible fecha de las elecciones generales- el Partido Popular se diese un batacazo electoral, la escena ignominiosa que protagonizó Arenas en la noche electoral de 1993 al no aceptar la derrota y calificando el resultado de las elecciones como de “ pucherazo” , será tan solo una rabieta de patio de colegio comparada con lo que pueda vomitar la lengua viperina y frustrada de un Pons derrotado.

Hablar de que las leyes son distintas según al partido que se le aplique, cuestionar la profesionalidad de los fiscales, comparar a España con Irlanda y hacer un llamamiento a la rebelión social porque según él, la situación en España es como la de Egipto, sólo se justifica en la ambición desmedida por llegar al poder y ejecutar la estrategia del todo vale en política. De la misma manera que afirmar que a Camps se le crucifica por llevarse “ cuatro corbatas” es tomar por tontos a los ciudadanos y mentirles. Camps, está imputado por algo más grave que cuatro corbatas. Incluso por más de cuatro trajes, mucho más. Lo grave es que además Pons lo sabe bien.

Hoy he visto un Pons no solo cínico y mentiroso. He visto un rostro perverso y maligno. He observado una persona que ha llevado al terreno de lo personal ganar o perder unas elecciones. Lo he visto dañino, peligroso y rabioso. Ha mostrado el lado oscuro de la política. Pons se ha convertido en el rostro malo de la contienda electoral. Tan malo que ha resucitado al personaje ya extinguido de los sueños infantiles. ¡Que viene el coco, no!... ¡Duérmete niño que viene González Pons!

* Juan Luis Valenzuela es Coordinador de El Plural en Andalucía


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
3373
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.