Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

El duelo es una respuesta normal y saludable ante una pérdida

27/04/2010 12:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Principio de un duelo. Primera señal de alivio.Etapa final.Cuánto dura un duelo. Sentimientos normales ante una pérdida reciente.Recomendaciones para luchar con una pérdida

EL DUELO ES UNA RESPUESTA NORMAL Y SALUDABLE ANTE UNA PERDIDA

A medida que la persona le hace frente a una pérdida o fallecimiento, sufre diferentes sentimientos en momentos distintos, que incluyen choque, negación, rabia, culpabilidad, tristeza y aceptación, alternando de uno a otro.

Cuando parece que está comenzando la etapa de aceptación, puede volver a padecer tristeza o enojo.

El duelo es posible que no desaparezca nunca por completo. Pero los especialistas consideran que el dolor disminuye con el paso del tiempo, a medida que la persona se sobrepone.

Principio de un duelo

En las primeras horas o días, se siente un choque, una confusión, la sensación de no sentir nada. La persona se muestra aturdida y actúa como si fuera un robot, piensa y hace como si la pérdida no hubiera ocurrido. Esto se llama negación.

A medida que el choque disminuye, se va viendo la realidad de a poco. La persona se da cuenta que la pérdida es un hecho real. Entonces, es normal

sentirse abandonado y con rabia, dirigiendo esta última a Dios, la religión, los médicos, las enfermeras, la persona que ha muerto u otros seres queridos o incluso hacia sí misma.

Después de atravesar la rabia y la negación, es normal tratar de que las situaciones cotidianas sean como deben ser. Es probable, sin embargo, que la persona le hable a su ser querido como si aún estuviese a su lado. En esta etapa, a medida que comienza a tomar cuenta que su ser querido ya no se encuentra y que no lo puede traer al presente, adolece del impacto total de la perdida, con miedos extraños y fuertes y la sensación de que pierde el control.

Primera señal de alivio

Sucede un alivio cuando la persona comienza a encontrarse mejor en medio de circunstancias pequeñas. Se levanta más fácil durante las mañanas y con un poco más de energía. Este es el momento cuando inicia la reorganización de su vida, teniendo en cuenta la pérdida y sin su ser querido.

Etapa final

Cuando llega la aceptación, se vuelve a invertir tiempo en otras relaciones o actividades.

No obstante, es normal que la persona se vea culpable o desleal con su ser querido mientras retoma el interés por nuevas relaciones. Estos sentimientos se renuevan en cumpleaños, aniversarios, fiestas navideñas y fechas especiales.

Cuánto dura un duelo

Se atraviesa alguna mejoría en seis u ocho semanas. El proceso completo implica entre seis meses y cuatro años.

Hay que asegurarse de no caer en la depresión y, en tal caso, pedir ayuda a seres queridos y/o profesionales.

Las señas de depresión son: mucha dificultad para dormir, o comer, o concentrarse; todas ellas, situaciones que persisten más de las dos primeras semanas de la pérdida.

Sentimientos normales ante una pérdida reciente

Rabia, culpa hacia sí mismo, ataques de llanto, diarrea, mareo, latidos acelerados del corazón, sensación de nudo en la garganta y de cuanto ocurre alrededor no es real. Se suman dolores de cabeza, voluntad de respirar profunda y rápidamente junto a la emisión de suspiros; además: náuseas, incapacidad de organizarse, falta de hambre, pérdida de peso, agitación e irritabilidad, tristeza o depresión, imágenes recurrentes de la persona fallecida, sensación de falta de aire y de presión en el pecho; cansancio, imposibilidad de concentración y de conciliar el sueño.

Recomendaciones para luchar con una pérdida

Hablar con gente de confianza de cómo uno se siente.

Tratar de mantener al día las actividades cotidianas, de manera de no hallarse abrumado.

Dormir lo suficiente, mantener una dieta bien balanceada, hacer ejercicio con regularidad.

Evitar el alcohol porque profundiza la depresión.

Tan pronto como se pueda, volver a la rutina normal.

Evitar la toma de decisiones importantes enseguida.

Darse un tiempo para llorar, no sentir nada, para tener rabia o para experimentar sus propias sensaciones.

Pedir ayuda de seres queridos y/o de profesionales, si se da cuenta que no se recompone.

Fuentes. Lic. Johanna Accinelli, Lic. Florencia Pincione, argentinas


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
2841
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.