Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Arcánxel escriba una noticia?

El duelo que ganó Sant Jordi sobre Saint George

29/05/2011 04:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Wembley, 19 años después de su primera Champions, el Barça obtiene nuevamente dicho trofeo

Diecinueve años años después, el Fútbol Club Barcelona jugó su séptima final de la European Champions League consiguiendo así su cuarto título en lo que concierne a este certamen. Con ello se coloca a una sola copa para obtener la insignia azul de campeón múltiple que ostentan su eterno rival el Real Madrid C. F. y que comparte con el Ajax de Ámsterdam, el Bayern Munich y el A. C. de Milán. Hace casi ya dos décadas, el equipo Culé, levantaba por primera vez su primer campeonato de Europa al derrotar por la mínima diferencia al club italiano de la Sampdoria, con un gol del holandés Ronald Koeman. El día de hoy el equipo blaugrana, en un gran partido, fue muy superior al Manchester United, al que derrotó 3 goles contra 1.

El inicio del partido, al menos sus primeros diez minutos, fue dominado por el Manchester United, equipo que además presionó la salida de los catalanes. Fue en ese momento, incluso, cuando el mexicano Javier Hernández destacó en el partido pese a que se le señaló por dos ocasiones posición fuera de lugar. De ahí en adelante, el Barça se hizo del mando del partido mediante su famoso juego de tiki-taka. Fue así como en los primeros 20 minutos, Pedro ya había fallado una ocasión clara ante la portería de Edwin Van der Sar y David Villa tendría un tiro que saldría desviado del arco del holandés.

Fue en el minuto 26, cuando Pedro Rodríguez recibe un balón solo en el área con el cual fulmina al Pinocho holandés. Sin embargo, 7 minutos después, el niño malcriado inglés, Wayne Rooney anotaba el gol del empate en una excelente jugada que compartió con el mago galés, Ryan Giggs ante un error al sacar de la banda de los azulgrana. Ya nada más sucedería al terminar el primer tiempo donde el Barcelona se haría del partido en cuestión estadística al poseer el 66% del tiempo el balón y al completar el 87% de los 369 pases enviados. Los diablos rojos solo completarían el 67% de 139 pases donde cabe destacar que después del dominio que ejercieron al principio del partido hasta el primer gol se vieron muy atrabancados en su salida perdiendo balones o mandando pelotazos al frente que ni Rooney ni Hernández podían alcanzar.

Al iniciar el segundo tiempo, el tiki-taka catalán volvió aparecer dominando el inicio del partido hasta que en el minuto 53, y después de algunas intervenciones del volador holandés y algunos tiros de esquina, Lio Messi anotaría un gol con disparo fuera del área en el cual ningún diablo rojo le taparía y que agarró mal parado al portero del equipo inglés. Manchester volvía a estar por debajo en el partido y se veía impotente ante el buen juego del equipo español. De ahí al tercer gol azulgrana, el Manchester no generó ni una sola jugada que incomodara hasta, en ese momento, el poco exigido arquero Víctor Valdés.

El Barcelona se coloca a una sola copa para obtener la insignia azul de campeón múltiple

El tercer gol español caería al minuto 69 del partido cuando Messi se le trata de escapar al recién ingresado Nani, que le cae a Busquets, quien a su vez entregaría al asturiano David el Guaje Villa que desde fuera del área anotaría un golazo con la parte interna del zapato. El asturiano, poco visto en el partido y en todo el torneo metería el gol que aniquilaba al Manchester y sus esperanzas de alzarse con la copa.

Fiel a su estilo, Sir Alex Ferguson, no arriesgaría en lo que quedaría del partido que tuvo algunos destellos de ataque por parte de su escuadra pero que serían inmunes a la defensiva y el tiki-taka del actual campeón de España. Sus cambios no fueron para buscar alcanzar a su rival e, incluso, ante la lesión de Fabio, el mediocampista ecuatoriano Antonio Valencia tuvo que bajar a la lateral.

De esta forma, el Fútbol Club Barcelona, se vio muy superior ante su rival y le anotó 3 goles a un equipo que se había mostrado muy sólido en la competición europea al solo recibir 4 goles en la misma hasta este partido. El equipo Culé no solo dominó el partido con tres tantos sino que además tuvo el 67% de posesión del balón. Además los blaugranas corrieron todo el partido, Messi incluso jugó más debajo de lo habitual, dejó de ser medio volante para hacer funciones de medio de enlace, así fue como llegó su gol. E incluso el centro delantero, David Villa, hizo labor de relevo al bajar a defender a su equipo y ante la protesta de Giggs que reclamó un penal cuando el balón fue a dar en la mano del ariete asturiano. El ecuatoriano Valencia terminó con tarjeta amarilla al reiterar sus faltas al argentino Messi ya en la última etapa del partido. También fue amonestado el portero del club español, Víctor Valdés, por hacer tiempo al momento de despejar de meta. El arbitraje, llevado a cabo por el húngaro Víktor Kassai, fue en términos generales bueno sin mayores problemas.

En el duelo donde San Jorge es patrono de los ingleses y catalanes, Sant Jordi fue el gran triunfador. Triste despedida de Edwin Van der Sar, quien ya anunció su retiro para el próximo mes ya que se vio algo nervioso, en especial a raíz del segundo gol, al final del partido. Aún así intervino en algunas otras atajadas. Y en duelo de estrategas, el empuje de la juventud del exitoso Joseph Guardiola se impuso a la experiencia del técnico con más honores en Inglaterra, Sir Alex Ferguson. Felicidades al Fútbol Club Barcelona, justo campeón en un gran partido.

Fiel a su estilo, Sir Alex Ferguson, no arriesgaría


Sobre esta noticia

Autor:
Arcánxel (143 noticias)
Visitas:
3288
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.