Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que www.el-pasado.com escriba una noticia?

Dudas sobre la supuesta tumba de Filipo III, medio hermano de Alejandro Magno

18/10/2010 18:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las afirmaciones de que una tumba en Vergina, Grecia, el antiguo lugar de enterramiento de la familia real macedonia en el siglo IV a.C., contiene los restos mortales del rey Filipo III Arrideo, medio hermano de Alejandro Magno, y no los de Filipo II, padre de Alejandro, son incorrectas, a juzgar por los resultados de un estudio llevado a cabo por investigadores de las universidades de Bristol, Manchester y Oxford.

image

La tumba fue descubierta durante la excavación de un enorme túmulo funerario (el Gran Túmulo) en Vergina, en 1977. Además de muchos otros tesoros, incluyendo equipamiento militar ceremonial, utensilios de bronce, cubertería de plata, y coronas de oro, la tumba contenía los restos óseos de dos personas: los de un hombre en un ataúd de oro en la cámara principal, y los de una mujer en un féretro de oro más pequeño, en la segunda cámara. Ambos cuerpos habían sido sometidos a cremación, y los arqueólogos encontraron pruebas de la antigua existencia de un edificio fúnebre de madera, que contuvo una pira, cerca de la tumba.

Jonathan Musgrave, del Centro para Anatomía Comparativa y Clínica de la Universidad de Bristol, y sus colegas, argumentan ahora que las evidencias de los restos no son compatibles con los archivos históricos sobre la vida, la muerte y el entierro de Arrideo, un personaje mucho menos prominente en el mundo antiguo que su padre Filipo II.

Más sobre

El cráneo del individuo masculino parece tener una fractura curada a la altura del pómulo derecho y una asimetría notable en la pared del seno maxilar derecho. La historia cuenta que Filipo II perdió su ojo derecho en el asedio a Methone (355 - 354 a.C.), una mutilación que concuerda con el citado daño óseo que presenta ese esqueleto masculino.

El color y las líneas de fractura de los huesos indican que fueron incinerados poseyendo todavía carne, y no después de que ésta se hubiera descompuesto bajo tierra. Arrideo fue asesinado en el otoño del año 317 a.C. Sus restos, según algunos sugieren, fueron exhumados posteriormente y vueltos a enterrar entre 4 y 17 meses después. Sin embargo, la existencia de la pira funeraria indica que los cadáveres fueron incinerados en Vergina. Dado que las creencias griegas nunca habrían tolerado el contacto con un cadáver en descomposición, Arrideo no habría sido nunca desenterrado, trasladado a otro lugar y luego incinerado con carne todavía alrededor de su esqueleto.

De la descripción histórica de sus muertes y exequias, se cree que Arrideo fue enterrado junto con su esposa Eurídice y la madre de ésta. Sin embargo, la tumba contiene restos de sólo dos personas. Los restos de sexo femenino pertenecen a una mujer de entre 20 y 30 años de edad. Y, por lo que se sabe, Eurídice no tenía más de 19 años cuando murió.

Scitech News


Sobre esta noticia

Autor:
www.el-pasado.com (223 noticias)
Visitas:
2902
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.