Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mundo Chico escriba una noticia?

Todas las dudas que podemos tener con el bebé de dos meses

13/12/2010 21:21 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A esta altura te debes sentir mucho mejor preparada para atender y cuidar a tu bebé

A esta altura te debes sentir mucho mejor preparada para atender y cuidar a tu bebé. Ya sabes cómo sacarle los chanchitos, puedes mudarlo con facilidad y puedes meter su boca en tu pecho. Sin embargo, todavía son varios los motivos que te pueden preocupar. Por eso, Www.mundochico.cl te ayuda a resolverlos.

Es normal que un bebé presente ciertos defectos o anomalías como: tener testículos ascendidos, pezones invertidos, ser patituertos o presentar seborrea, entre otros. Pese a que los padres se alertan mucho por estas irregularidades, no es necesario preocuparse, ya que es habitual que se normalicen con el tiempo o con un simple tratamiento. Acá te mostramos todas las dudas que podemos tener con el bebé de dos meses.

Sonrisas

Puede ser que tu hijo ya tenga cinco semanas y que aún no tenga una verdadera sonrisa en el sentido social, pues suele ser un reflejo. Pero no tienes que desesperarte, ésta surge de modo natural a las seis o siete semanas de edad. Cuando aparezca una verdadera sonrisa te darás cuenta porque usará todo el rostro y no sólo la boca. Para estimular a que sonría debes sonreírle y hablarle con frecuencia.

Arrullo

Muchas mamás están ansiosas de escuchar algún arrullo de su hijo. Los primeros sonidos que hacen los bebés son las vocales y más tarde las consonantes. Al comienzo, estos arrullos salen al azar, pero con el paso de los días la madre se puede dar cuenta que los hace cuando ella le habla o para llamar la atención. También suele hacerlos para escucharse a sí mismo, de este modo aprende qué combinaciones de acción de la garganta, lengua y boca producen determinados sonidos.

Hablarle al bebé

No son pocas las madres que les da vergüenza hablarle a su bebé porque se sienten tontas, sin embargo, esta práctica es muy útil para desarrollar la capacidad comunicativa del bebé. Aunque los padres se resistan a hablarle a su hijo, éste de todas maneras aprenderá a hablar al escuchar las conversaciones que tienen los adultos.

Un segundo idioma

En caso de que los padres tengan distinta nacionalidad, por lo tanto hablen distintos idiomas, es probable que no sepan qué idioma escoger para hablarle al bebé. El enseñarle dos idiomas a un niño es muy provechoso, ya que le permitirá pensar de maneras distintas y le mejora la autoestima.

En qué momento empezar a enseñarle el segundo idioma, es un tema aún no resuelto. Algunos expertos aconsejan enseñarle desde que el niño nace, mientras que otros consideran que es una desventaja para el dominio de ambas lenguas. Estos expertos recomiendan esperar hasta que el niño cumpla dos a tres años, así tendrá una base firme de la lengua nativa. Tampoco es recomendable esperar hasta que el niño sepa leer y escribir, ya que se demoraría más en aprender y no tendrá la misma fluidez que si lo hace desde pequeño.

Comparaciones

Es muy habitual que un grupo de mamás se junten y comparen los avances de sus hijos. Esta práctica no es recomendable, porque la que tiene un hijo con menos avances se preocupará de manera innecesaria.

Todos los niños que caben en el parámetro de “normales” tienen un desarrollo a distinta velocidad. Esta diferencia de ritmo, es mucho más pronunciada en el primer año de vida, mientras unos caminan otros ni siquiera gatean, pero al cabo de un tiempo se lanzan a caminar y se nivelan Si notas que tu hijo no logra los avances que un grupo grande de niños, llévalo al médico para resolver la duda.

Seborrea

Si ves que tu hijo tiene unas escamas en la cabeza, no te preocupes, es habitual en los niños. Para disminuir esta resequedad del cuero cabelludo, hazle masajes con aceite mineral o vaselina para aflojar las escamas, luego le lavas el pelo con un champú para sacarlas y eliminar el aceite. Estas escamas tienen una apariencia grasa, por lo que debes evitar ponerle gorro, ya que los recién nacidos transpiran con facilidad.

Patituertos

No es para preocuparse si el bebé tiene los pies hacia adentro, ya que éstos suelen enderezarse con el tiempo cuando tengan más libertad para moverlos, gatear y caminar. Este problema se debe a la curvatura normal de las piernas a esa edad, ya que el estrecho espacio materno lo obligó a adoptar posiciones forzadas de un pie o de ambos.

Testículos ascendidos

Puede ocurrir que un bebé no tenga los testículos a la vista, lo cual no es un tema para preocuparse. Los testículos se desarrollan en el abdomen fetal del mismo tejido embriónico y descienden por el saco denominado escroto que se encuentra en la base del pene hacia el octavo mes de gestación, pero en el 3 ó 4 por ciento de los bebés, no bajan antes del nacimiento.

Todos los niños que caben en el parámetro de “normales” tienen un desarrollo a distinta velocidad

Los testículos suelen desaparecer cuando hace frío o calor como una forma de protección, pero una vez en las condiciones adecuadas deben asomarse. Si a un niño de cinco años todavía no se le ven los testículos a simple vista, es necesario que lo revise un médico.

Adherencia en el pene

Cuando se cortan los tejidos del cuerpo, los bordes se pegan al tejido que los rodea mientras se cura. En la circuncisión, antes de que se quite la piel del pene, el borde circular que queda tiende a pegarse al pene mientras sana. Si queda una parte significativa de piel después de la circuncisión, es probable que también tienda a pegarse al pene. Esta adhesión al pene no es un problema si se retira periódicamente como ocurre cuando los niños tienen erecciones, así se empuja la piel que está pegada ayudando a que se suelte.

Hernia inguinal

Suele asociarse las hernias a los adultos que toman mucho peso, pero esto no es así, también pueden tener una hernia las recién nacidos. La hernia inguinal se produce cuando parte del intestino sale por uno de los canales inguinales y abultan en la ingle. Se puede apreciar este defecto por un abultamiento en los pliegues donde el muslo se une al abdomen, en especial cuando el niño llora o está muy activo.

En general una hernia inguinal no produce problemas, pero puede obstruir el flujo y digestión en el intestino ya que la parte herniada queda apretada por el revestimiento muscular del canal inguinal. Lo que puede resultar de esto, es vómito, dolor intenso hasta shock. Por eso una vez que los padres noten este abultamiento deben ir al médico lo antes posible.

Pezones invertidos

Es natural que una bebé nazca con un pezón hacia adentro. No debes preocuparte por esto, este defecto se puede corregir de distintas maneras cuando se prepare para amamantar.

Preferencia por un pecho

Muchas mamás sienten que sus bebés prefieren un pecho más que el otro, por lo que el pecho preferido produce más leche y por lo mismo tiene un mayor tamaño. No se sabe con exactitud la causa de esta preferencia ya que pueden ser muchas, como por ejemplo que al niño le guste tomar pecho en el lado del brazo donde la madre tiene más fuerza.

Esta opción del bebé no le causa mayores problemas a la madre más que tener un pecho más grande que el otro, que por lo general se nivelan en tamaño cuando deja de amamantar.

El niño no quiere dormir boca arriba

Por lo general a las mamás les da miedo acostar a su bebé boca abajo pese a que se ven muy cómodos en esa posición. Este temor coincide con los expertos que dicen que los bebés duermen de manera más profunda de esta manera, lo que hace que les cueste más despertar para regular su respiración durante los periodos de apnea. Por lo tanto, es recomendable que trates de acostumbrar a tu bebé a dormir boca arriba.

Uso de los portabebés

Es muy cómodo usar un portabebé ya que el niño llora menos porque se siente cerca de un cuerpo caliente, además, quien lo carga puede hacer otras tareas al mismo tiempo. Pero su uso también genera ciertos riesgos que debes conocer:

- Recalentamiento: en un día caluroso, por muy desabrigado que esté el bebé le va dar recalentamiento que le puede provocar salpullido e insolación

- Falta de estímulos: al tener al bebé mucho tiempo dentro de un portabebé, éste esta limitado a tener una visión acotada, en cambio si lo dejas en una silla de reposo o un coche, podrá mirar o descubrir más cosas que le llamen la atención.

- Demasiado sueño: como el bebé suele estar cómodo en el portabebé, fácilmente se va a quedar dormido. Esta práctica le va a crear alteraciones en el hábito del sueño ya que se acostumbrará a dormir por ratos cortos –mientras vas al supermercado o haces alguna tarea-, y si duerme demasiado no va a querer dormir en la noche.

- Mucho zarandeo: el cuello de un bebé es muy frágil, por lo que ponerlo en el portabebé cuando sales a trotar, le puede ocasionar problemas con tanto movimiento.

Fuente: Www.mundochico.cl


Sobre esta noticia

Autor:
Mundo Chico (114 noticias)
Visitas:
1627
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.