Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Outsourcing Globalization escriba una noticia?

Dudas sobre paternidad y su incidencia en la vida familiar

20/09/2009 23:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Al tener dudas referentes a la paternidad sobre un niño o niña, se acude a las pruebas de paternidad. ¿Qué tipos de prueba de paternidad han existido hasta el momento, cómo ha sido su desarrollo histórico y científico y qué incidencia afectiva se genera en la relación padre a hijo ?

Las relaciones afectivas son sin duda uno de los pilares fundamentales de la personalidad del ser humano pues no creo que exista una persona que no reciba afecto de otra, así sea un mendigo; las organizaciones caritativas se encargan de brindarles ese afecto que quizás, con razón o sin ella, sus familias les negaron. Dentro de estas relaciones afectivas unas de las fuertes e indispensables en el pleno desarrollo del hombre, es la relación padres e hijos; es indescriptible el amor, dedicación y esmero con que los padres crían a sus hijos. Son muy pocos los progenitores que no sienten como propio lo que les sucede a sus hijos; desean lo mejor para ellos y por eso hace esfuerzos innegables para brindarles a sus hijos una adecuada educación y crianza. Pero a veces por circunstancias de la vida, estas relaciones se ven drásticamente afectadas por dudas, que con justificación o no, son originadas en los padres y en algunas veces en las madres. Estas dudas se conciben a raíz de la no certeza sobre la paternidad o maternidad sobre un niño o niña. Estos casos tienden a afectar la esfera psicológica de las partes involucradas, tanto del presunto padre como de la madre y del hijo o en casos excepcionales la presunta madre, debido a las confrontaciones jurídicas que acarrea estos sucesos.

Para dirimir estos casos y otros más relacionados con la Genética Forense, la ciencia a través del descubrimiento y desarrollo del Genoma Humano, ha puesto al servicio de la comunidad científica pruebas de paternidad con marcadores genéticos altamente efectivos basados en el sistema STR; éstas contienen una certeza muy superior a pruebas de esta índole realizadas antiguamente como las basadas en el sistema HLA, donde por ejemplo en casos de paternidad o maternidad y utilizando marcadores STR, se puede llegar a una inclusión con un grado de probabilidad superior al 99.99% que es la que se necesita para decretarla – muy superior a la probabilidad brindada por el sistema HLA donde ésta llegaba a un 70 u 80% dejando un manto de duda sobre el restante porcentaje y sobre todo, por la calidad y efectividad de esta prueba pericial-. Cabe resaltar que estas pruebas científicas no sólo sirven para determinar la paternidad o maternidad sobre un ser humano, sino también para el esclarecimiento de crímenes; identificación de cadáveres; resolver casos como violación en seres humanos –accesos carnales en mujeres o niños -; litigios sobre herencias, etc.

Desde épocas prehistóricas y hasta el año 1900, se llegó a dilucidar la paternidad basándose únicamente en el “parecido físico” que poseía el presunto padre con relación al hijo o hija; esta prueba basado en argumentos subjetivos, era concluyente en muy pocos casos pues no tenía apoyo científico. Posteriormente la ciencia comenzó a crear y descubrir pruebas basadas en el análisis de la sangre humana; así se dieron los sistemas ABO, el RH y el HLA (Human Leukocyte Antigen). Estos sistemas sirvieron para determinar la paternidad sobre cientos de casos en el mundo, sin embargo fueron bastante cuestionados porque científicamente la probabilidad de exclusión de ésta no llegaba al 100%; por ende, la probabilidad de inclusión presentaba el mismo cuestionamiento. Dentro de las probabilidades de exclusión de los relacionados sistemas, la de los grupos sanguíneos –ABO y RH –llegaba a un 72% y la del HLA entre un 70 y 80% aproximadamente.

A mediados de la década 1990 – 2000, se crearon los sistemas VNTR (Variable Number Tandem Repeats) y STR (Short Tandem Repeats). El científico Alex Jeffreys con sus trabajos sobre genética, impulsó la utilización de estos últimos sistemas los cuales fueron conocidos en el mundo de la ciencia como la “Huella Digital del ADN” o el “DNA Fingerprinting”. Lo trascendental de utilizar el VNTR y STR en las pruebas de paternidad, es la introducción del polimorfismo genético que significa las variantes normales de un gen y entre mayor sea dicho polimorfismo, mayor será el valor que posee la identificación. Cabe aclarar que el sistema STR es el que más se utiliza actualmente por su mayor rapidez, alto polimorfismo y que permite su automatización mientras que el VNTR requiere mucho tiempo para sus resultados, conlleva un trabajo muy intenso y no permite su automatización. A pesar que todos los sistemas ya analizados utilizaban y utilizan la sangre para el análisis de la paternidad –los grupos sanguíneos y el HLA -; se apoyaban en la serología para elaborar sus dictámenes, o sea, en el fenotipo; mientras que las del sistema STR se basan en el análisis del ADN de la persona, es decir, en el genotipo. En este orden de ideas, se puede decir que el sistema STR para las pruebas de paternidad, es el más eficaz científicamente puesto que se le asimila como el “Código de Barras” que identifica la persona.

Como se puede apreciar, las pruebas de paternidad actuales traen consigo un alto grado de certeza y por ende una buena confiabilidad tanto para los legisladores y jueces de una nación determinada como para las partes involucradas en estos procesos. Anteriormente, el resultado de pruebas de paternidad basados en obsoletos marcadores genéticos, como por ejemplo el sistema HLA, trajo consigo un sinnúmero de conflictos por los resultados adversos de los mismos donde un presunto padre resultaba ser padre sin serlo y un padre biológico era excluido como padre del menor. Me explico: se presentaron varios casos en Colombia donde se practicaron dos pruebas de paternidad para dictaminar con certeza la misma. Estas se desarrollaron en dos fases: las primeras se practicaron a mediados de los años 90’s cuando aún se utilizaban en laboratorios colombianos, pruebas con marcadores genéticos basados en el sistema HLA. Los resultados de estas pruebas fueron totalmente contradictorias a los que esperaban las madres: muchos fueron declarados padres sin serlo científicamente y otros resultaron excluidos siendo los padres biológicos. Estos dictámenes adversos trajeron consigo serias confrontaciones entre las madres y “padres” afectados y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) pues éstos en la mayoría de los casos estaban, como es obvio, seguros que se habían presentado serias irregularidades en los resultados; sabían con seguridad que la persona a quien acusaban de ser el padre biológico de su hijo o hija, sí lo era y en el caso de los “padres”, que la paternidad aludida a ellos no lo era, pero paradójicamente los resultados científicos decían lo contrario.

(...) Desde épocas prehistóricas y hasta el año 1900, se llegó a dilucidar la paternidad basándose únicamente en el “parecido físico” que poseía el presunto padre con relación al hijo o hija (...)"

Como consecuencia delo anterior y debido a las reclamaciones por parte de las personas afectadas ante el ICBF, la Contraloría General de la República de Colombia decidió someter 50 de las pruebas afectadas a un peritazgo ante el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de Madrid España (INTCF) en donde en los resultados de dicho peritazgo se pudo establecer que las pruebas analizadas ofrecían un porcentaje de probabilidad entre el 60 y 80%. Asimismo, el INTCF resaltó que para determinar la paternidad se debe alcanzar una probabilidad superior al 99.99%; cosa que no cumplían las pruebas en mención. De otro lado, la misma Contraloría por medio de sus investigaciones, determinó que los laboratorios universitarios que hicieron las pruebas de paternidad en cuestión, ofrecían una probabilidad de paternidad superior al 99.99% -según los laboratorios así lo exigía el ICBF – cuando científicamente es imposible hacerlo por medio de marcadores genéticos basados en el ámbito del fenotipo. De igual manera, al realizar las auditorías a los laboratorios universitarios investigados, se encontró que no tenían ni la infraestructura ni el personal calificado para la práctica de pruebas de paternidad. Es de resaltar que bajo estas condiciones fueron tomadas aproximadamente 30.000 pruebas desde 1995 a 1998 en Colombia.

Por los serios problemas jurídicos surtidos a raíz de la incertidumbre sobre la confiabilidad de las pruebas de paternidad de la época, donde para citar un caso específico, la jurisprudencia colombiana, a través de la Corte Suprema de Justicia en su expediente número 6188 de fecha 10 de marzo de 2000, se pronunció sobre la aplicabilidad de las pruebas científicas sobre las pruebas indirectas en los casos de investigación de la paternidad y filiación y donde llama la atención respecto al índice de probabilidad superior al 99.99% para determinar la paternidad puesto que el expediente en cuestión resolvía un recurso de casación donde en un proceso de demanda de filiación aparecían dos hombres como “probables” padres de un menor y se analizaba la posibilidad de validar o rechazar pruebas anteriores; y debido a los resultados del peritazgo ya planteado, el Senado de la República de Colombia decidió expedir la Ley 721 de 2001 en donde se dan claras directrices sobre los resultados – que como ya se explicó ampliamente deberán tener una probabilidad superior al 99.99% - y la calidad de los procedimientos científicos de los laboratorios de genética que practican estas pruebas científicas.

Al entrar en vigencia la citada ley, el Estado colombiano hizo a través del ICBF una licitación para la adjudicación de contratos a laboratorios idóneos y certificados en prácticas de pruebas de paternidad. En esta oportunidad, que sería la segunda fase del proceso ya aludido para algunos casos, se lograron realizar después del año 2004 un alto número de dichas pruebas que se encontraban represadas; unas se hacían por primera vez y otras por segunda ocasión por los hechos ya explicados. Los resultados de estos últimos exámenes donde se utilizó el sistema basado en STR, resultaron conforme a las expectativas de las madres y para los que habían sido con anterioridad declarados padres sin serlo científicamente y de muchas sorpresas para aquéllos que habían sido excluidos como padres de los menores, al resultar con una probabilidad del más del 99.99% como padres biológicos de los mismos.

Lo crucial en estos casos, además de destacar la imprescindible ayuda de la ciencia para lograr establecer con altísima credibilidad la paternidad sobre un ser humano; es que la relación padre a hijo no va a ser la misma que cuando un padre vive con su hijo donde lo consciente, lo apoya en todo sentido, lo aconseja, lo instruye en su educación, juega con él, etc. Después de ser decretada la paternidad responsable por el juez de conocimiento, comienza el acercamiento padre e hijo, que sino presenta ninguna clase de inconvenientes, puede lograrse en un tiempo de dos años. En este acercamiento se puede lograr un afecto recíproco siempre y cuando las partes – padre e hijo – deseen hacerlo. Nadie puede obligar a otra persona a que le brinde afecto; además, el simple hecho de otorgar una cuota alimentaria a un niño, no significa que en este pecunio vaya inherente un “afecto comprado”.

En este orden de ideas, así las instituciones del Estado hayan errado en sus procedimientos administrativos y algunos laboratorios de genética hayan realizado unos dictámenes confusos basados en marcadores genéticos obsoletos; esto no tiene nada que ver con el respaldo, amor y dedicación que demanda un menor de edad y que después de un litigio judicial logra obtener la paternidad que necesitaba. Estos hijos necesitan recuperar el tiempo perdido con sus padres puesto que nadie se los podrá devolver; desean ahora de su padre el respaldo y afecto que antes se les negó.


Sobre esta noticia

Autor:
Outsourcing Globalization (1 noticias)
Visitas:
24367
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.