Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Guardiana escriba una noticia?

El “Paco” una droga que causa estragos en Argentina

23/10/2009 22:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Según las últimas estadísticas, tres personas por día mueren en el país por consumir “Paco”. El consumo que consume la vida en seis meses

En el proceso de obtención del clorhidrato de cocaína, quedan residuos en los que subsiste una mínima cantidad del estupefaciente, esto se llama pasta base.

Los negocios siempre tienden a buscar la superación de sus ingresos, por supuesto el del narcotráfico, que es uno de los más redituables a nivel mundial, no se queda atrás.La inventiva no tiene límites y claro, nada se descarta, todo se transforma, o mejor dicho ¡adelante con el reciclaje!

¿Qué han hecho pues? Mezclan ese residuo con bicarbonato de sodio, solventes orgánicos y ácidos, como tolueno, bencina, querosén y ácido sulfúrico. Esto en el mejor de los casos, en otros le ponen otras porquerías muchísimo más nocivas, depende del segmento del mercado al que se brinde.

Esta nueva sustancia es el famoso ‘ PACO’ .

Se fuma en pipas, facturadas con cañitos de aluminio ahuecado, como las antenas de televisión, mezclando la sustancia con la viruta de las esponjas metálicas, que las amas de casa usamos habitualmente para raspar las ollas, para que actúe como filtro y ceniza de cigarrillo de tabaco. Las dosis son pequeñas, el tiempo que tarda en ‘ pegar’ es inmediato, entre ocho a cuarenta segundos, produce euforia tan sólo por unos minutos y deja al consumidor con un deseo insufrible de seguir fumando.

Hace ya algún tiempo que la OMS -Organización Mundial para la Salud- ha dejado de establecer rígidos parámetros de consumo. Antes regía un patrón según el cual, determinada cantidad de tal o cual estupefaciente era necesaria para intoxicar a una persona.

La experiencia ha demostrado que los umbrales de consumo, difieren de forma absoluta entre un ser humano y otro. Hay quienes alucinan con una sola dosis de cocaína y otros que consumen diez por día sin lograr obtener el efecto que buscan. Lo mismo sucede con todos los estupefacientes, con las drogas duras, con las blandas, con las legales.

Los negocios siempre tienden a buscar la superación de sus ingresos, por supuesto el del narcotráfico, que es uno de los más redituables a nivel mundial, no se queda atrás

Pero con el ‘ PACO’ es distinto, allí no hay umbral, no hay voluntad, no hay Cristo que ayude, es una dosis tras otra, en una inevitable caída, cada vez más profunda y donde la realidad no tiene cabida...

Comenzó siendo la droga de los pobres, la consumían los chicos de las villas miseria, hasta morir, sesenta o más dosis por día. Lo siguen haciendo.Pero la crisis económica afecta siempre a casi todo el mundo, solo unos pocos privilegiados son los que vuelan sobre el descampado, y el PACO subió de categoría, porque era más barato.

Ya no son sólo los pibes de las villas, ahora también lo consumen en los colegios de la clase media y hasta algunos de mayor prestigio, estos últimos más que por economía, por curiosidad.

Se estima que desde 2001 a la fecha el consumo de esta basura aumentó un 500%, lamentablemente, mi experiencia en el campo de estudio de los estupefacientes, acumulada a través de treinta años, indica que el porcentaje ha de ser mucho mayor.

Las consecuencias de esta adicción, se dejan ver rápidamente, gran pérdida de peso, insomnio, laceraciones en el tracto respiratorio, atonía muscular, taquicardia, ulceraciones en los labios y boca, deterioros neurológicos irreversibles, y por último, el consumo intenso tiene como resultado una muerte cerebral asegurada en al menos seis meses.En conclusión, muchos son los problemas que atraviesa nuestro país, este es sólo uno de ellos, pero lo más grave es que estamos perdiendo generaciones de jóvenes ya desde hace años, el sida, la droga, los suicidios, el hambre, y no se avizora tan siquiera un gesto político o social, mancomunado, que plantee la situación abarcando toda su magnitud y proyecte, mínimamente, tomar cartas en el asunto para amortiguar tanta locura.

¡Dios nos ampare, porque los hombres que habitan esta tierra están ocupados en otros menesteres!


Sobre esta noticia

Autor:
Guardiana (117 noticias)
Visitas:
16039
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.