Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Susy De Gordon escriba una noticia?

De doscientos premios a las artes uno sólo recae en manos hispanas

08/10/2009 10:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

NORWALK. De los doscientos premios en becas y reconocimientos públicos otorgados a los estudiantes de la Escuela de Artes de la Universidad de Connecticut, Angélica «Angie» Logroño, fue la única estudiante hispana en recibir el «Premio Anual a Las Artes»

David Durrell, conductor de la Orquesta Sinfónica West Rocks School de Norwalk, padre adoptivo de Angie Logroño, estudiante de segundo año de la Escuela de Música de la Universidad de Connecticut, expresó su orgullo paternal y su logro como artista al haber influido desde niña el amor y la disciplina por la música, en su joven hija.

El pasado lunes en una ceremonia especial, celebrada en el Jorgensen Center for the Performing Arts (Centro de Presentación de las Artes Jorgensen), el Centro de Artes de UConn, entregó doscientos galardones a estudiantes de origen caucásico, a excepción de Angélica Logroño de nacionalidad ecuatoriana.

La Escuela de Artes de la Universidad de Connecticut, ubicada en Storrs, premió a sus alumnos más destacados con becas estudiantiles, que van desde la cobertura total de la educación artística universitaria, hasta la compra de instrumentos musicales y la entrega de viáticos en programas extracurriculares.

En el programa de apertura, David Woods, decano de la Escuela de Artes (teatro, pintura, escultura y música), en la Sexta Gala Anual de Premios, reconoció el talento de los estudiantes y sumó la entrega de reconocimientos a través de becas estudiantiles.

«Agradecemos a nuestros benefactores por permitir que nuestros estudiantes puedan dedicarse al arte sin pensar más que simplemente en crear y aprender y es un honor para mí presidir esta gala con los más grandes artistas juveniles del Estado», dijo Woods, mientras enumeró la serie de conciertos, exhibiciones y la expansión de actividades artísticas en los vecindarios del Estado.

Los premios otorgados a los estudiantes fueron entregados por los maestros de arte, producto de donaciones de fundaciones, anónimas e instituciones privadas, interesadas en apoyar a los jóvenes artistas; estudiantes de pintura, teatro, música y escultura.

El fondo de beca para Angélica Logroño, estudiante del Programa de Música, otorgado por la Fundación Louis and Sylvia Lazar Endowment Fund, consistió en una beca estudiantil que garantiza sus estudios desde el primer hasta el último año de universidad, en la Escuela de Música de la Universidad de Connecticut. Premio basado en el talento artístico y el nivel académico con calificación A (3.4, sobresaliente).

«Fue un gran alivio recibir esta beca porque no tengo que preocuparme por los gastos de mi educación durante mi vida universitaria», dijo Angélica Logroño, estudiante de Violín y de Conducción Orquestal, que viene ejecutando este instrumento desde los cinco años de edad. Combinando con estudios de piano, armonía, música de cámara, antropología, estudios latinoamericanos e historia de la música.

«Como hispana tengo que trabajar a favor de la promoción de la música clásica, compuesta por nuestros compositores latinoamericanos»

«Cuando me entregaron el premio en medio de tantos alumnos, maestros y padres de familia me sentí muy afortunada por recibir este logro, no solamente por ser la única hispana, sino porque vi lo orgullosos que se sentían mis padres de este galardón», expresó Logroño.

Para quien por tener la influencia de su madre hispana (ecuatoriana) y su padre adoptivo (anglosajón); le ha permitido adaptarse fácilmente a la vida universitaria y sacar el máximo provecho de las oportunidades educativas que hay en el país.

«Mi papá, David Durrell, es el Conductor de la Orquesta West Rocks School en Norwalk y por ser músico hablamos el mismo lenguaje. El me lleva de la mano y optimiza mis pasos porque ya vivió en su momento, la misma experiencia, cuando estuvo en la universidad», dijo Angélica.

Mientras que de su madre recibe la herencia de la cultura latina, los valores familiares y el apoyo moral para resistir la presión de los estudios superiores; que en su opinión son demandantes, porque a más de ensayar por el lapso de seis horas diarias el violín, asiste a los cursos escolares y colabora en el Centro Cultural Latino-Puertorriqueño.

«Como hispana tengo que trabajar a favor de la promoción de la música clásica, compuesta por nuestros compositores latinoamericanos y además porque quiero influir en los niños y jóvenes de mi comunidad que la música es infinita y que no debemos cerrar las puertas a las innovaciones», dijo la joven violinista.

«Se que la música clásica es elitista y parecería que no está al alcance de nosotros los hispanos, porque para formarse musicalmente cada hora de clase cuesta mucho dinero. Sencillamente les digo a quienes piensan así que están equivocados, porque existen muchas formas de conseguir fondos para invertir en la educación, que es la única forma con que se logra un pasaporte al éxito. Solamente agárrense de su talento y disciplina y busquen los recursos», añadió.

Para celebrar el Mes de la Herencia Hispana, la joven ecuatoriana presentará el estreno de la obra «Leyendas un Camino Andino», de la compositora peruana Gabriela Frank, en el Auditorio de la UConn. Pieza que también será ejecutada en el Rich Forum de Stamford en el mes de agosto, con el cuarteto de cuerdas del Instituto de Jóvenes Músicos de Connecticut, con sede en Darien.

Tomado de: La Voz Hispana / Maricarmen Godoy


Sobre esta noticia

Autor:
Susy De Gordon (25 noticias)
Visitas:
8301
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.