Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edug escriba una noticia?

Dos Ex ministros en apuros

28/11/2011 22:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ajustes de cuentas en el seno del poder croata se ampara en una falsa memoria histórica que lleva por primera vez a enjuiciar acciones del poder de la Yugoslavia Comunista

Un título largo para una historia no menos enrevesada que pasa por vericuetos judiciales, corrupción política, electoralismo salvaje, el primer juicio contra Yugoslavia y la adhesión de Croacia a la UE.

(Faltan los dos huevos duros, pero al ser terminología marxista podemos meternos en un buen lio con las autoridades croatas)

Empecemos por el principio, o mejor por lo más reciente.

A principios de este mes de Noviembre los periódicos informaban sobre la detención del primer ministro de Asuntos Exteriores de la Croacia independiente.

Josip Boljkovac está acusado de ordenar la ejecución de 21 prisioneros ustasi (simpatizantes fascistas croatas) en las proximidades de Duga Resa, Rijeka, durante la segunda guerra mundial.

El acusado de 90 años, es la primera persona juzgada por crímenes políticos cometidos durante la Yugoslavia Socialista.

Es curioso que el antiguo partisano comunista, al igual que Tudjman, antifascista convencido, alto cargo de los servicios secretos yugoslavos, que luchó contra la agresión fascista en una guerra infernal, que derivo en civil, con varios ejércitos envueltos en luchas fratricidas mientras los nazis destinaban a este teatro de operaciones tropas mínimas y a sus aliados más ineficaces sea encausado precisamente ahora.

Y Sea en Croacia, no en otra república.

Yugoslavia fue junto con la Unión Soviética y China el país que más sufrió la guerra. El régimen titoista supo manejar con la negación, el ocultismo y la mitología partisana la trágica herencia en la cual trató de diluir los idearios de las fuerzas chetniks, los hombres de Nedic y los ustase para unirlos como el mismo enemigo fascista del pueblo.

Esto ha dado pie a recientes interpretaciones históricas sobre todo en Serbia y Bosnia. Allí algún académico musulmán ha llegado a calificar el levantamiento serbio contra los otomanos como el primer genocidio contra el pueblo bosniaco.

En Croacia al ser declarado su estado heredero del de Pavelic, poco se ha hecho más allá del reconocimiento del genocidio que se cometió contra el pueblo serbio, judío y gitano. Este por supuesto dista mucho de ser sincero, y parece responder a directrices impuestas por la UE.

En Eslovenia la desvinculación del comunismo ha sido casi total. Si bien en esta república fue donde primero aparecieron movimientos liberales, no hay que olvidar que en ella se prendió la mecha de la guerra y que allí durante los años cuarenta y setenta se dieron las corrientes de linía más dura mientras mandó Tito. Con estos antecedentes es fácil discernir por que su empeño se limita al estudio de las fosas comunes de los ejecutados por los “yugoslavos”.

Podríamos seguir hablando de culpas y responsabilidades. Pero todos los padres de la patria provenían de la más rancia nomenklatura comunista a excepción del amigo del multiculturalismo nazi, Alija Izetbegovic.

Josip Boljkovac está acusado de ordenar la ejecución de 21 prisioneros ustasi (simpatizantes fascistas croatas) en las proximidades de Duga Resa, Rijeka, durante la segunda guerra mundial

Las razones para este juicio, el primero contra un alto cargo político comunista parecen tener muy poco que ver con un ejercicio independiente y analítico de la memoria histórica. Por supuesto resulta poco menos que inconcebible pensar en ver sentado en el banquillo de los acusados algún genocida ustacha. Estos recibieron protección cuando no cargos políticos como el infame Dinko Sakic.

Y estamos hablando de unas edades avanzadas bastante por encima de la media de esperanza de vida. Hecho que sin embargo no ha frenado la sentencia contra Ivan Demenjuk, el asesino de judíos ucraniano.

Por cierto que la comparación entre el supuesto crimen de Boljkovac y el resto aquí enunciados es vergonzosa.

No hace falta seguir con disquisiciones históricas, si nos acercamos a la política croata posiblemente todo se aclarará de un modo casi diáfano.

Este señor que fue Ministro de Asuntos Exteriores del primer gobierno del HVO, partido de Tudjman de la Croacia independiente, volvió a cambiar sus postulados políticos para ingresar en los Liberal-Democratas, partido de la oposición de los gobernantes democristianos. Insatisfecho con ello, se acercó a posturas más minoritarias pero más conciliadoras llegando a entrar en la lista del partido independiente de los serbios de Croacia. También fundó una suerte de sociedad para ensalzar al croata más admirado, el Mariscal Tito. Aquí ya se llega a la cuadratura del círculo, el camaleónico anciano empieza a ver amenazado el soleado retiro de tantos gerontocratas de la vieja guardia.

Ivo Sanader, exprimer ministro del HDZ y mentor de la actual presidenta, Jadranka Kosor, (sí, la misma que puso el grito en el cielo cuando condenaron al General Gotovina por “liberar” la Krajina en la Operación Oluja) tenía algún problemilla con la contabilidad. Algo se olía el buen señor, ya que se encontraba, que casualidad en Austria.

La justicia croata le ayudó a resolver las dudas númericas al acusarle de apropiación de fondos y cohecho cuya suma podría alcanzar centenares de millones de euros según la prensa croata, al ser varias empresas públicas gestionadas por este político y su camarilla.

La implicación criminal de un personaje de tal magnitud merecía alguna respuesta por parte del gobierno además de la socorrida loa a la propia lucha contra la corrupción.

Y aquí vuelve a entrar en liza el anciano señor que no se resigna a quedarse en una residencia o a tostarse en la costa Dalmata y paga las culpas de tirios y troyanos.

Después vienen los apretones de manos, las fotografías y los parabienes que anticipan la firma del tratado de adhesión a la UE de Croacia que tendrá lugar este próximo 9 de Diciembre y por el cual esta república se convertirá en el 28 miembro de tan prestigioso y boyante club.

La historia cuenta con todos los elementos de un buen vodevil. Lástima que la dignidad perdida, los problemas sociales, económicos y la falsificación histórica no acaben con la bajada del telón.


Sobre esta noticia

Autor:
Edug (195 noticias)
Visitas:
1639
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.