Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Don't panic, drivers!

02/11/2010 15:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estimados todas/os/es

Estamos a unas horas de empezar el último doble intento para ser campeón de Fórmula Uno del año 2010. Aunque matemáticamente quedan cinco candidatos, la lista real se ha reducido a muchos menos y, en esta hora de transito, las escuderías ya han elegido a su primer espada, saltándose a la torera las famosas no-órdenes de equipo; incluso sus comentarios contrarios a las mismas, realizados a lo largo de la etapa europea del campeonato. Todas las evoluciones están puestas en los coches y ya lo único que queda es esperar no fallar humanamente (¡espabila tuercas que este año te estás luciendo! El de todos los equipos), ni mecánicamente.

© Creative Commons En este mismo instante, para evaluar las posibilidades de cada piloto se vuelve a hablar de la presión que sufre un piloto y del pánico a perder que puede atacarle. Y en esto, todos tenemos nuestros favoritos para aguantar la presión y señalamos a algunos como débiles en estas circunstancias. Pero ...  ¿Los pilotos sufren esa presión? Y dicho pánico ¿Se puede medir de alguna manera? Porque todos recordamos a Hamilton tocando botones en el 2007 ¿Pero es un hecho fortuito o es real ese bajón? Con esta entrada intento iluminar algo esa posibilidad, para que sean ustedes capaces de hacer el último pronóstico (yo ya he hecho muchos a lo largo de la temporada y todos han sido malos).

Después de abordar el problema de cómo medir el miedo, pensé que la mejor forma, además de la más gráfica y fácil de interpretar, sería ver las diferencias de puntos obtenidas por un piloto con respecto a su media aritmética. He de decir que estadísticamente, los resultados deberían de estar uno por encima de la media (línea cero) y el siguiente por debajo de esta línea (distribución errática), eso indicaría que el piloto tiene un comportamiento en el que no influye su miedo. Pero si al principio del campeonato todas las diferencias son positivas y al final son negativas, esto nos estará dando una idea de que el piloto (y sus circunstancias) no aguantan la presión. Por el contrario, aquellos pilotos que aguantan bien la presión muestran muchos resultados por encima de la media en el tramo final del campeonato. Advertencia: Aquellos pilotos que ahora no están en la F1 no han sido tomados en cuenta a la hora de elaborar estas gráficas, luego no busques a Kimi. Tampoco aparecerá el Sr. Webber, ya que nunca se ha visto en situación de ser campeón.

Como gráfica de calentamiento podemos ver los resultados de Schumacher en el año 2004. Como podemos observar en la mayoría de las carreras (eje horizontal o X) los puntos están por encima de cero, pero a partir de la carrera número 14, que correspondió ese año con Spa, sus resultados empiezan a estar por debajo de cero en casi todos los casos. Luego ahí estamos viendo que el miedo estaba afectando a Schumacher ¡No me chillen! Lo sé, ese año el único rival de Schumacher fue Barrichello ¡Vamos! Que no hubo rival. Lo que se ve es el relajamiento del equipo porque ya se había proclamado campeón. En esta misma gráfica he puesto los resulta dos de Alonso en 2005, en la que lucho a brazo partido con Räikkönen hasta el GP de Brasil (número 17) y cómo podemos observar los puntos entorno al 17 que son cuando más presión sufre un piloto, que puede ganar, son casi todos positivos. Luego Alonso no parece que en el año 2005 tuviese problemas de pánico.

image © PdA

¿Pero qué ocurrió en 2006? Aquel año se enfrentaron ellos dos directamente, y las heridas que le produjo la victoria de Alonso sobre alguno de los seguidores de Schumacher no han podido ser restañadas todavía. Pues, ese año, vemos un compartimento errático al final de la temporada (punto 13, Hungría, y siguientes), con mas entradas positivas para Alonso que para Schumacher. El carácter fuerte de Alonso se ve resaltado sobre el de Schumacher.

image © PdA

En la temporada 2007, Alonso vivió su Annus Horribilis y esto se ve en la gráfica. Se pasó toda la temporada cambiando el signo de su diferencia con la media, no consiguiendo tener ni tres puntos seguidos positivos o negativos. Esta es la gráfica esperada para casos en los que no hay ninguna influencia, como ya hemos comentado. Sin embargo, la curva que corresponde a Hamilton muestra una acumulación de puntos negativos a partir de la entrada 12 (Turquía), que es completamente compatible con todos los errores que cometió este piloto ese año al final de la temporada. Y que nos muestra que bajo presión (la de verse campeón) sus resultados distan mucho de ser los ideales ¡Ya! Pero en 2007 era un novato y eso se tiene que mostrar y quizás eso sea lo que vemos ¿Pero y al año siguiente que ocurrió?

image © PdA

Siguiendo la misma metodología, la temporada 2008 no muestra claramente el carácter del piloto. No hay una tendencia clara por parte de ninguno de los dos pilotos que estuvieron luchando hasta el final por ganar. Podríamos decir que la presión la digirieron igual de bien o mal ambos, siendo sus resultados casi totalmente erráticos.

image © PdA

El año pasado es también muy ilustrativo de lo que se puede ver con este tipo de análisis numérico. Button, que fue a la postre el campeón, muestra que soporta mal la presión. A partir de la carrera del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte (lo siento pero ese estado se llama así y no de otra manera), que es la entrada ocho, Button muestra un comportamiento que podríamos re-bautizar como panicorrea. O lo que es lo mismo el pánico tremendo que hace que no te puedas levantar de la taza del inodoro. Un desastre total, siempre estuvo por debajo de su media. Por contra, a partir del gran premio de Bélgica, los resultados de Vettel son excelentes, lo que nos dice que su comportamiento frente a la presión es muy bueno. Eso sí, hay que matizar que, a esas alturas del campeonato, sus esperanzas reales de ganar eran mínimas.

image © PdA

Una vez mostradas las distintas predicicones que he hecho atendiendo a tendencias historicistas, economicistas y de carácter, como la de hoy, yo creo que ustedes ya pueden presentar a su propio candidato para ganar este campeonato. Pero si quieren acertar, de forma tramposa y casi segura, sigan el dedo amañador del señor Ecclestone señalando a Webber o Vettel, que para eso es el jefe de todo ¿No, Mr. Whiting?

Y que dios reparta suerte, para los creyentes, o que Heisenberg reparta incertidumbre, para los ateos.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2875
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.