Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Indimatos escriba una noticia?

Dolor torácico por causas no cardiovasculares

17
- +
25/06/2020 05:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo más común al tener dolor torácico es pensar que se trata de una afección cardíaca... sin embargo, hay diversas condiciones no cardiovasculares que pueden provocar dolor torácico

Las molestias de pecho están entre los problemas que con mayor frecuencia debe afrontar el médico en la consulta y en el servicio de urgencias. El diagnóstico diferencial se extiende a los trastornos que afectan a todos los órganos del tórax y el abdomen, y cuyas implicaciones pronósticas pueden variar desde muy benignas hasta peligrosas para la vida.

Se dice que el dolor es uno de los primeros signos de enfermedad que ha previsto la naturaleza, ocupando un lugar prominente entre todas las experiencias sensoriales por medio de las cuales el hombre se da cuenta de que padece una enfermedad.

Entre las causas no cardíacas que pueden originar dolor torácico tenemos encabezando la lista, la enfermedad gastroesofágica, el reflujo gastroesofágico, trastorno de motilidad esofágica, úlcera péptica, cálculos vesiculares, pancreatitis, pleuritis o neumonía, embolia pulmonar, neumotórax, neumonía o pleuritis, cáncer de pulmón, Herpes zoster, trastornos neuromusculares( lesiones de discos cervicales, síndromes condrocostal y condroesternal), trastornos emocionales y psiquiátricos.

En las personas con dolor torácico hay que valorar ante todo su estado hemodinámico y la respiración. Si hay algún deterioro de estas funciones el tratamiento debe dirigirse a compensarlas, y a mantener estable al paciente antes de iniciar una valoración diagnóstica.

El dolor esofágico cursa con las mismas manifestaciones clínicas que el dolor isquémico. Es de tipo urente. Se localiza retroesternalmente. Su duración es de minutos y suele coincidir con la ingestión. Los antiácidos y los nitritos lo alivian. En otras ocasiones el dolor se puede deber a cuerpo extraño ingerido y producir una rotura del esófago que dará lugar a un dolor torácico agudo e intenso.

Cuando no se diagnostican trastornos potencialmente graves como embolia pulmonar, pueden sobrevenir complicaciones muy graves e incluso hasta la muerte

El dolor pleurítico es de tipo punzante y de localización costal, que puede irradiarse al cuello, y que suele durar más que el isquémico; su intensidad es variable y aumenta con los movimientos respiratorios (tos, inspiración profunda) y con los cambios posturales. Suele mejorar con el decúbito sobre el lado afectado, se asocia a patología pleural (pleuritis, neumotórax, neoplasias).

El dolor osteomuscular Es un dolor punzante. Su duración suele ser prolongada con intermitencia, aumentando con la palpación de la zona. Este perfil aparece en trastornos condroesternal o esternal.

El dolor psiquiátrico es secundario a ansiedad. Se define a punta de dedo, se suele localizar en zona inframamilar. Su duración oscila ente minutos a media hora. Está asociado a estados de ansiedad. Impide las respiraciones profundas y no se relaciona con el ejercicio.

Cuando no se diagnostican trastornos potencialmente graves como embolia pulmonar, pueden sobrevenir complicaciones muy graves e incluso hasta la muerte. 

En conclusión tenemos varias causas no cardiovasculares que pueden provocarnos dolor  torácico...  por lo que el médico debe realizar una buena anamnesis y exploración fisíca al paciente para poder llegar al diagnóstico correcto.


Sobre esta noticia

Autor:
Indimatos (2 noticias)
Visitas:
438
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.