Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Blogdefarmacia escriba una noticia?

Dolor de espalda: síntomas y tratamiento

15/01/2011 21:23
0

Dolor de espalda: síntomas y tratamiento

dolor de espalda 3 287x300 thumb 287x300 Dolor de espalda: síntomas y tratamiento

El dolor de espalda, también llamado dorsalgia, no es una enfermedad, sino un síntoma. Se trata de una afección dolorosa que no suele ser grave. Cuando el dolor se sitúa en la zona baja de la espalda, a nivel de las lumbares, hablamos de lumbalgia.

El dolor de espalda concierne, igualmente, a la zona alta, alrededor de la región de las cervicales y a la zona media, a nivel del tórax. Hay que distinguir los dolores de espalda agudos de los que son crónicos. Estos últimos sobrevienen en cualquier zona de la espalda y persisten durante un largo período de tiempo, superior a seis semanas.

Para los dolores de espalda crónicos, es imperativo la consulta médica. Habitualmente se ignora el origen exacto de los dolores de espalda, pero en la mayoría de los casos, suelen estar provocados por una mala postura. Igualmente pueden estar causados por problemas musculares como una contractura muscular o ser la consecuencia de algunos movimientos en falso.

La osteoporosis, la artrosis, o la artritis suelen estar relacionadas. Se comprende fácilmente que algunos factores como el aumento de peso, el embarazo, o una fractura, pueden ser la causa de estos dolores de espalda.

Otra serie de problemas de orden psicológico como el estrés, o un trauma psicológico pueden estar en la raíz de estas molestias dorsales. Por eso, es bueno adoptar una serie de medidas preventivas.

Sin lugar a dudas, la práctica de un deporte, como caminar, montar en bicicleta, gimnasia acuática, o natación son beneficiosas para combatir los dolores de espalda. La práctica de una actividad física refuerza la musculatura. Para levantar ciertos objetos pesados, se deben flexionar las rodillas. Mantener siempre la misma posición es algo muy desaconsejado para la espalda.

Un buen calzado y un buen colchón, preferentemente duro, son indispensables. La aplicación de compresas frías puede ser muy beneficiosa al inicio de una inflamación. Una vez que se ha reducido la inflamación, el calor obtenido con la ayuda de compresas calientes o baños calientes, ejerce un efecto muy beneficioso.

Blog de Farmacia

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en