Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

El doble juego convergente

09/04/2011 14:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Nueva consulta independentista, hoy en Barcelona

El doble juego convergente

El voto de la consejera de Justicia de la Generalitat de Cataluña, Pilar Fernández Bozal, será uno más entre los numerosos votos avanzados que serán recontados hoy, al término de la consulta ciudadana sobre la independencia de Cataluña que durante este sábado se celebra en la ciudad de Barcelona. El hecho no tendría mayor trascendencia si no fuese porque hace sólo poco más de año y medio que la misma Pilar Fernández Bozal, entonces en su condición de representante de la Abogacía del Estado en Cataluña, impugnó jurídicamente ante los tribunales de Justicia la celebración de la primera de estas consultas soberanistas, la celebrada el 13 de septiembre de 2009 en el pequeño municipio barcelonés de Arenys de Munt, alegando entonces que dicha consulta constituía una amenaza a “la estabilidad política e institucional” de España.

La participación de la actual consejera de Justicia en esta consulta ciudadana convocada hoy en la capital catalana por la plataforma Barcelona Decideix no tendría mayor importancia y se quedaría tan sólo en una simple anécdota, entre otras razones, porque también han participado en esta consulta, entre muchos otros destacados dirigentes nacionalistas, tanto el actual president de la Generalitat, Artur Mas, y la gran mayoría de los integrantes del Gobierno que preside como el expresident Jordi Pujol. Aunque todos ellos, al igual que la ya mencionada titular del Departamento de Justicia, lo han hecho de forma poco menos que secreta, sin la presencia de fotógrafos, pero dando luego gran publicidad a su participación en esta polémica e informal consulta ciudadana.

Sin ningún valor jurídico ni político

Porque, al fin y a la postre, la consulta ciudadana sobre la independencia de Cataluña que hoy se celebrará en la ciudad de Barcelona, al igual que todas las ya celebradas durante los últimos meses en gran número de municipios catalanes, no sólo no tiene ni tendrá ningún valor jurídico sino que tampoco tiene ni tendrá ningún valor político. Y ello será así porque no sólo es de prever que el nivel de participación ciudadana será muy bajo sino porque, más allá de realizarse al margen de todos los mecanismos institucionales fijados en nuestra vigente legislación democrática, esta consulta barcelonesa se produce con evidentes anomalías previas, que ya ahora ponen muy en duda la fiabilidad de los resultados finales que esta noche den a conocer sus promotores.

Unos datos muy poco fiables

El público reconocimiento por parte de sus propios promotores de la inexistencia de un censo realmente solvente que avale el número real de participantes – para votar basta con acreditar la identidad y residencia en la ciudad del votante, que debe tener al menos 16 años de edad y puede ser nacional o extranjero, pero sus nombres no quedan registrados-, así como la utilización de miles de voluntarios que desde hace al menos cuatro meses han recogido a pie de calle los votos en todos los barrios de la capital catalana en urnas móviles itinerantes, invalidan ya de entrada cualquier fiabilidad no ya en el resultado final de la votación – nadie pone en duda que una vez más el “ sí” se impondrá con enorme rotundidad, muy por encima del 90%, puesto que parece lógico y natural que quienes participan en este tipo de consultas son muy mayoritariamente aquellos que de antemano apuestan ya por la independencia de Cataluña-, sino incluso en los mismos niveles de participación en esta consulta ciudadana, lo cual invalida incluso la interpretación de esta consulta no ya desde un punto de vista político sino incluso sociológico.

Sin rigor ni control

Buena prueba de ello son los datos facilitados hasta ahora por la plataforma Barcelona Decideix sobre la participación en los tres distritos barceloneses donde realizaron ya jornadas específicas de recogida del voto anticipado: el 11, 27% en el de Nou Barris, el 20, 2% en el de la Barceloneta, y el 33, 57% en el de Gràcia. Todo ello suma aproximadamente ya unos 87.000 votos, a los que hoy deberán añadirse los ya recogidos durante estos últimos cuatro meses por cerca de 7.000 voluntarios, así como los que les han llegado por correo desde entonces y los que hoy podrán depositarse en las 480 urnas -75 de ellas cedidas por el Gobierno de la Generalitat- instaladas en los 347 centros habilitados al efecto en los distintos distritos de la ciudad de Barcelona por los organizadores de la consulta. Estos dicen haberse fijado como objetivo superar en Barcelona el 10% de participación, esto es rebasar la barrera de los 114.300 participantes, puesto que su censo, considerado arbitrario por muchos observadores, les da una cifra de 1.143.040 posibles votantes. Un objetivo que parece muy fácilmente alcanzable partiendo de los datos aquí citados, sobre todo si se tiene en cuenta la inexistencia de un mínimo rigor en el recuento final de votos.

Hasta ahora, muy bajos niveles de participación

Estos niveles de participación se han movido hasta ahora entre mínimos de menos del 6% -en la ciudad de Tarragona, por ejemplo, la participación se quedó únicamente en el 5, 70%- hasta un máximo del 42, 45% en el caso de la ciudad de Vic, por referirnos tan sólo a los principales municipios grandes o medianos donde ya se han celebrado también este tipo de consultas ciudadanas. Sobre un total de 947 municipios existentes en Cataluña, 554 de ellos han celebrado ya sus propias consultas soberanistas. Los resultados han sido muy desiguales en las cinco oleadas de consultas, comenzando con una participación del 27, 6% en la primera para terminar por ahora con la de sólo el 6, 5% en la quinta, pasando por el 21%, el 17, 4% y el 14%. Los mayores niveles de participación se han producido generalmente en los pequeños municipios de la Cataluña rural e interior, donde reside el núcleo principal del voto independentista, mientras que la participación ciudadana ha sido mucho más baja en casi todos los municipios grandes y pequeños, especialmente en los del conjunto del área y la región metropolitana de Barcelona, donde por otra parte reside el grueso de la población de Cataluña.

Hoy, consultas también en otros 22 municipios catalanes

Además de la ciudad de Barcelona, durante la jornada de hoy se celebrarán también consultas ciudadanas sobre la independencia de Cataluña en otros veintidós municipios catalanes: Bellmunt d’ Urgell, Bellprat, Blanes, Calaf, Calonge de Segarra, Campins, Castellfollit de Riubregós, El Bruc, El Perelló, Fogars de Montclús, Gavà, La Pobla de Montornès, Montseny, Prades, Pujalt, Rellinars, Sant Climent de Llobregat, Sant Juli? de Ramis, Sant Pere Sallavinera, Santa Margarida de Montbui, Viladecans y Vallgorguina. Muy mayoritariamente se trata de pequeños municipios rurales, con unas pocas excepciones entre las que destacan ciudades como Viladecans, Gav? o Blanes.

El doble, o triple, discurso de CiU

Más allá de la participación en la consulta barcelonesa del propio president Artur Mas y de muchos de los miembros de su Gobierno, así como de casi toda la dirección política de su propio partido, CDC, comenzando por su fundador y líder histórico, el expresident Jordi Pujol, y aunque todos ellos hayan puesto especial énfasis en destacar que participaban a título individual y como simples ciudadanos, lo cierto es que una vez más han aflorado las ya habituales tensiones y disensiones internas en el seno de CiU. El otro socio de esta federación nacionalista, la democristiana UDC, se ha desmarcado claramente de la celebración de consulta. Su máximo dirigente, Josep Antoni Duran Lleida, ha reclamado una vez más sensatez a sus socios de federación, recordando que una propuesta secesionista de Cataluña está condenada de antemano al fracaso.

Un brindis al sol

Por si no bastara con esto, el próximo miércoles tendrá lugar en el Parlamento de Cataluña el debate sobre la proposición de ley presentada por Solidaritat Independentista (SI) que propugna que la cámara catalana proclame la declaración unilateral de independencia. Todo apunta que CiU, en una enésima muestra de su doble o triple lenguaje, votará entonces en contra de dicha propuesta, o que a lo sumo se abstendrá, con lo que en cualquier caso esta proposición independentista quedará finalmente derrotada, ya que cuenta sólo con el apoyo de los diputados de ERC y SI, mientras que tanto los del PSC como los del PP y C’ s han anunciado que votarán en contra.

Jordi García-Soler es periodista y analista político


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
2302
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.