Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

El divorcio de la oligarquía lo pagamos todos

21/01/2019 10:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una de las consecuencias de la gran crisis del capitalismo de principios de este siglo ha sido el creciente divorcio de buena parte de las oligarquías nacionales atizadas por la más salvaje y depredadora de ellas

 

La explosión de la gran burbuja económica de la primera década del siglo fue debida a la especulación sin límites y sin escrúpulos de esa misma parte de la oligarquía empeñada en obtener altos beneficios a costos cada vez más bajos.

Para mantener ese frenético ritmo de concentración de capitales en unas pocas manos, ha llegado la hora de poner en marcha los mecanismos necesarios para que nada ni nadie se oponga y si es posible que todos colaboren, con tal de que los cada vez más ricos sigan siendo desaforadamente ricos.

El primero de esos mecanismos es sembrar el caos ideológico, llevando a las masas a la conclusión de que toda ideología es perniciosa en sí misma. Algo que desde hace años vienen repitiendo los paniaguados al servicio de la oligarquía desde que anunciaron el fin de las ideologías.

El segundo mecanismo consiste en poner en cuestión los valores éticos de los políticos llevando a las masas a la conclusión de que todos son corruptos, con lo cual da igual quien nos gobierne.

La ideología es sustituida por la religión y ahora la corrupción se combate con hombres temerosos de un Dios invisible convertidos en cruzados que defienden los valores asociados a la religión y la moral cristiana.

El tercer mecanismo es el nacionalismo, la exaltación de los valores nacionales frente al internacionalismo propio de pueblos civilizados y sociedades avanzadas.

Para lograr sus objetivos es fundamental defender los intereses nacionales frente a los internacionales y en consecuencia defender la moneda nacional y cerrar las fronteras a la competencia de otros países.

Las oligarquías no son bloques homogéneos, pueden agudizar sus contradicciones

Así se entiende más fácilmente el Brexit, el rechazo al Euro y a las políticas redistributivas de la Unión Europea, sembrando la desconfianza entre los pueblos.

Defender los valores nacionales y folclóricos frente a los valores mestizados por la cultura universal, presentándolos como una amenaza contra los valores propios.

Así se entiende el rechazo a los emigrantes y la creciente exaltación del localismo y el nacionalismo en todos los países donde resurge la extrema derecha.

Ese divorcio no sólo se produce en las oligarquías de Estados Unidos, Reino Unido, Polonia, Brasil… también sucede en el seno de la oligarquía española enfrentando a la oligarquía españolista con la oligarquía catalana, con las consecuencias que se derivan de dicho enfrentamiento y que sirven de escusa para financiar a organizaciones de extrema derecha y desestabilizar la compleja sociedad española.

A pesar de los envites de este sector reaccionario de la oligarquía global y sus oligarquías periféricas interdependientes, cada país está respondiendo de forma muy distinta a sus presiones y maniobras, lo que permite mantener una cierta esperanza.

Agitar el fantasma del fascismo recorriendo las calles de Europa y Brasil, unido a las cada vez más reaccionarias decisiones de Donald Trump, es ciertamente preocupante.

Pero el equilibrio internacional no es el mismo que dio paso a la Segunda Guerra Mundial y el fascismo no volverá a ser el mismo, estamos una vez más ante un intento de desmontar el Estado del Bienestar.

Y frente a ese intento reaccionario de un sector de la oligarquía, es necesaria la alianza de los trabajadores con la burguesía progresista y la defensa del Estado del Bienestar.

Es hora de poner el bozal a la bestia parda de la oligarquía desbocada y sanguinaria.

Es necesaria una alianza interclasista y progresista para hacer frente a la barbarie de la especulación sin límites.

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1260 noticias)
Visitas:
4579
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.