Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Un Drogadisto escriba una noticia?

División de poderes

08/02/2011 10:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La división de poderes de Montesquieu no parece ni completa ni actual

Ha llovido mucho desde Montesquieu, su división de poderes no parece ni completa ni actual.

De hecho él hacía sólo referencia a los poderes del estado y no mucho después de que Luis XIV proclamara aquello de "el estado soy yo". Pero entendiendo que todo poder procede de la soberanía que cede el pueblo, creo entonces en la necesidad de hacer una descripción más amplia de los poderes que interactúan en la estructura de nuestras sociedades.

El Poder Legislativo, el Ejecutivo y el Judicial

Me parece que aunque en los sistemas parlamentarios dependa de dos cámaras o figuras políticas diferenciadas, no así en los sistemas presidencialistas como el de España, el poder legislativo y ejecutivo en su acepción más clásica son de hecho siempre uno que englobaría en legislativo.

En cuanto al poder ejecutivo lo llevaría hacia a su acepción literal: los que hacen que la leyes se ejecuten; policía, ejército, etc.

El judicial es el que estaría más claro si no fuera porque en sus mecanismos de renovación dependa del legislativo, resultando un sistema judicial gravemente politizado en su cúspide.

El Cuarto Poder

Mucho se ha hablado del cuarto poder, se ha atribuido a los medios de comunicación por su capacidad de influir en la opinión pública dictando lo que es o no políticamente correcto como siglos atrás y aún en algunas partes del mundo o en alguna medida hacen las iglesias.

Supongo que sería el poder más difuso en cuanto a que la influencia sobre esa opinión pública (soberanía popular), que ha cedido parte de su poder a los tres poderes precendentes, es en cierta medida fragmentaria y procede de diversos frentes, lobbies y organizaciones, a pesar de que hay actores con más peso que otros. En las sociedades occidentales parece correcto atribuírselo a los medios, subrayando que el poder consiste en esa capacidad de influir de manera efectiva en la opinión pública a través de la comunicación, por lo que que podemos llamarlo "Poder Comunicativo".

¿El Quinto Poder?

Pero el inventario no estaría completo sin, tal vez, el más importante de los cuatro precedentes y que se manifiesta en cada uno de ellos: el poder económico o financiero.

Y aquí no puedo evitar recordar el famoso poema del anillo de Tolkien:

Tres Anillos para los Reyes Elfos bajo el cielo.

Siete para los Señores Enanos en palacios de piedra.

Nueve para los Hombres Mortales condenados a morir.

Uno para el Señor Oscuro, sobre el trono oscuro

en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.

Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,

un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas

en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras.

Aunque haciendo una lectura significativamente distinta:

El primer poder para los legisladores, sobre sus escaños azules.

El segundo poder para sus señorías, tras estrados de madera.

El tercer poder para hombres mortales, condenados a matar

El cuarto poder para sus santidades, en púlpitos de piedra.

Y un poder oscuro, sobre un trono oscuro,

un poder para gobernarlos a todos, un poder para alcanzarlos,

un poder para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas

donde nada se ve y reinan las sombras.

anillo único

Y es que el poder económico despliega su influencia en las sombras, lejos de la luz pública, servirse de él en exceso puede transformar y corromper a cualquiera y generar alguna suerte de adicción, además el oro es tal vez el icono que mejor lo represente a través de la historia.

Estoy convencido de que cualquiera que conozca la novela de Tolkien hallará tantos puntos en los que apoyar la metáfora que le pueden llevar hasta a dudar de la mera coincidencia.

Volviendo más a las tesituras que son razón de este artículo, creo que esta división desglosa realmente las cinco ramas principales en las que se divide el poder real, contemplando no sólo los del estado. Se ha tratado aquí de identificar a los actores o agentes que son los que ostentan los distintos bienes, propiedades o circunstancias que les confieren dicha posición de poder, como pueden ser el dinero, la información o la fuerza entre otros muchos factores.

Asumiendo esto tenemos: Un poder fundamental, el de la sobería popular, del que emanan el resto de poderes como consecuencia del pacto social de renuncia por parte del pueblo a ejercer ciertos derechos, cediéndose estos a cada uno de los tres poderes clásicos del estado: Legislativo, Judicial y Ejecutivo.

A pesar de esa cesión la soberanía popular es irrenunciable, permanece siempre vigilante de ese pacto social en forma de opinión pública aunque con unas atribuciones poco más que testimoniales salvo excepciones concretas.

Esta es una estructura muy general y que va basculando al compás de los acontecimientos

Y de ahí es de donde emana el llamado cuarto poder, de la capacidad de influir sobre esa opinión pública siempre a través de distintos medios y herramientas para la comunicación, desde el boca boca a la red de redes, pasando por toda la industria cultural, radio, prensa y televisión. El poder comunicativo.

Cerrando el círculo tendríamos al que sería el quinto poder, el poder económico. No es menos fragmentario que el anterior pero hay una gran diferencia: las opiniones pueden ser de los vas diverso, por más que los medios las encaucen hacia un determinado sendero, sin embargo, el dinero, casi independientemente de las manos en las que esté, suele tener una sola opinión y objetivo, crecer y reproducirse.

Y más que recordar al mecanismo propio de la vida misma, nacer, crecer, reproducirse y morir, el dinero tiene la tendencia de obviar ese último paso a través de la herencia con lo cual acaba recordando más al del cáncer: un ente que crece sin medida poniendo en peligro el equilibrio y la funcionalidad de este organismo que son nuestras sociedades. Ya no a través de personas físicas si no de personas jurídicas que operan en el ámbito internacional sin más objetivo que el de el dinero, el mismo también que el de un virus: replicarse indefinidamente a costa de recursos ajenos.

división de poderes

Todas las esferas de poder se correlacionan entre sí con influencias recíprocas en mayor o menor grado, se puede observar como la soberanía popular y el poder económico están diametralmente enfrentados y es que sus intereses se pueden entender como opuestos, la vieja lucha de clases, el vulgo contra la oligarquía, etc.

En una democracia en un principio el poder legislativo viene determinado por la soberanía popular aunque a ninguno se nos escapa la influencia de los poderes económicos a través de entre otros factores la financiación de los partidos. Y eso sólo es el principio.

Es el poder legislativo el que influye directamente sobre los poderes ejecutivo y judicial sin que la soberanía popular, a pesar de ser el único poder "real" tenga una incidencia directa más que residual. El poder económico a pesar de ser un poder "coyuntural" tiene una influencia que se transmite con más persistencia dando como resultado una mayor presencia en estos dos poderes ya sea a través del ejecutivo o por cauces aún menos ortodoxos.

También el ejecutivo y el judicial tienen cierta influencia sobre el legislativo en un cierto efecto boomerang sobre todo en circunstancias concretas así como hacia el poder comunicativo.

También el poder legislativo tiene influencia sobre el comunicativo, y aquí si que parece que la soberanía popular recupera parte del poder que pierde al cederlo al ejecutivo, pero sólo un mínima fracción, más teniendo en cuenta que el poder comunicativo está mucho más expuesto al poder económico que a la propia opinión pública.

Esta es una estructura muy general y que va basculando al compás de los acontecimientos pero de la que se pueden extraer alguna conclusiones a modo de axiomas:

*La soberanía popular (que persigue como fin una cierta idea de justicia social) y el poder económico (que persigue como fin último preservar y maximizar sus beneficios) siempre estarán enfrentados.

*En el momento que la soberanía popular cede su poder al ejecutivo deja toda la estructura de poderes a merced de la influencia del poder económico limitando en alto grado la propia.

*El poder judicial y ejecutivo aunque puedan tener un protagonismo puntual siempre van a funcionar como apéndices del poder legislativo, por lo tanto del económico. Son ambos un caso peculiar ya uqe pueden bascular de manera bastante imprededcible bajo circunstancias concretas hacia la influencia de un u otro poder, ya se a el económico o el legislativo o la soberanía popular, no teniendo porque estar estos dos últimos necesariamente alineados, por supuesto.

*La máxima influencia de la soberanía popular se da no en el legislativo si no en el comunicativo, al revés que la del poder económico. En cualquier caso el poder económico saca ventaja en influencia a la soberanía popular sobre cualquiera de los dos poderes, tanto en el legislativo como en el comunicativo.

*La única ventaja de la soberanía popular sobre el poder económico es la posibilidad de anularlo o desterrarlo, mediante medidas extraordinarias. El poder económico sólo puede anular la soberanía popular de forma transitoria.

*La influencia del poder comunicativo es mucho más efectiva sobre la opinión pública (soberanía popular) que sobre el poder económico, que por otra parte hasta fechas muy recientes lo viene patrocinando en mayor medida. La libre difusión de informacion a través de internet está equilibrando el balance de influencias dentro de ese poder.

*El poder económico está condenado a disolverse como tal, reabsorbido por parte del legislativo como consecuencia de la influencia de la soberanía popular, los tres poderes clásicos del estado están condenados a ser tutelados de cerca por el poder comunicativo ya libre de la influencia del poder económico, la soberanía popular está condenada a prevalecer sobre el poder económico, a disolverlo y tutelar a través del poder comunicativo al poder legislativo, ejecutivo y judicial. Que probablemente estén condenados a, por fin, encontrar la manera de permanecer divididos e independientes.


Sobre esta noticia

Autor:
Un Drogadisto (16 noticias)
Visitas:
8861
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.