Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Las diversas exotierras y Ricitos de Oro

25/02/2010 22:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para Ricitos de Oro, la avena tenía que ser no demasiado caliente, y no demasiado fría... la temperatura adecuada era todo lo que necesitaba.

Para un planeta como la Tierra pueda albergar vida, o vida multicelular, sin duda la temperatura es importante, pero ¿es lo más es importante? Y ¿qué hace que la temperatura de una exotierra sea "adecuada"? Algunos estudios recientes han concluido que las respuestas a estas preguntas pueden ser sorprendentemente difíciles, y que algunas de las respuestas son sorprendentemente curiosas.

Tengamos en cuenta la inclinación orbital del eje de una exotierra, su oblicuidad.

En la hipótesis "Tierra rara", este es un criterio de "Ricitos de Oro, a menos que la inclinación se mantenga estable (por una luna como nuestra Luna), Y en un "adecuado" punto de vista, el clima oscilará demasiado salvajemente para que se forme la vida multicelular: demasiadas bolas de nieve (todo el planeta cubierto de nieve y hielo), o demasiado riesgo de un efecto invernadero desbocado.

Una combinación de circunstancias de oblicuidad y/o excentricidad provocan exotierras bola de nieve, cubiertas de hielo

"Encontramos que los planetas con océanos pequeños o continentes polares pueden experimentar variaciones estacionales muy fuertes del clima", David Spiegel de la Universidad de Columbia, escribe que resumiendo los resultados de una amplia serie de modelos que investigan los efectos de la oblicuidad, la cobertura tierra/océanos, y la rotación en planetas tipo Tierra, estos planetas podrían también mantener condiciones de habitabilidad estacionales y regionales habitables durante un mayor número de radios orbitales que otros planetas tipo Tierra." Y ¿la verdadera sorpresa? "Nuestros resultados nos proporcionan indicios de que los modelos de climas algo son menos propensos a la sufrir transiciones dinámicas a bolas de nieve con altas oblicuidades. "En otras palabras, una exotierra inclinada (como Urano) tiene una probabilidad menor de sufrir eventos tipo bola de nieve que nuestro planeta.

Imagen ultravioleta del sol. Crédito de la imagen: SOHO. El Sol aporta energía para la vida, sin embargo un exceso de ésta también la destruye.

"La radiación ultravioleta es una espada de doble filo para la vida. Si es demasiado fuerte, los sistemas biológicos terrestres se verán perjudicados. Y si es demasiado débil, la síntesis de compuestos bioquímicos no se podrá producir", explica Guo Jianpo del Observatorio de Yunnan, China. Para las estrellas con temperaturas inferiores a 4.600 K efectivos, la zona habitable para la luz ultravioleta está más cerca que las zonas habitables. Para las estrellas con temperaturas efectivas superiores a 7.137 K, las zonas habitables para el ultravioleta se sitúan más allá de las zonas habitables. "Este resultado no cambia lo que ya sabíamos acerca de las zonas de habitabilidad en torno a las estrellas de la secuencia principal de, sino que efectivamente descarta la posibilidad de la vida en planetas alrededor de estrellas gigantes rojas (¡suponiendo que puedan sobrevivir a la transformación de su sol en gigante roja!)

Consideremos los efectos de las nubes.

Los cálculos para las zonas de habitabilidad (los radios de las órbitas de una exotierra en torno a su sol) para estrellas de la secuencia principal se suele asumir que son un paraíso para los astrónomos (cielos despejados permanentes). Pero, ¡la Tierra tiene nubes, nubes y eso definitivamente tiene un efecto sobre la temperatura media mundial! "El efecto del albedo es sólo débilmente dependiente con respecto a los espectros estelares incidentes, porque las propiedades ópticas (en especial la dispersión del albedo) Siguen siendo casi constantes en el rango de longitud de onda del máximo de incidencia de la radiación estelar", concluye un estudio reciente de un equipo alemán sobre los efectos de las nubes (estudiaron estrellas de la secuencia principal de las clases espectrales F, G, K, y M). Esto suena como si Gaia fuera amiga de Ricitos de Oro, sin embargo, "El efecto invernadero de las nubes a gran altura depende en cambio de las temperaturas de la atmósfera inferior, que a su vez son una consecuencia indirecta de los diferentes tipos de estrellas centrales", concluye el equipo (recuerde que la temperatura global de una exotierra depende tanto del albedo y como del efecto invernadero). Entonces, ¿con qué mensaje nos quedamos? "Los planetas con la Tierra con nubes en su atmósfera pueden estar situados más cerca de la estrella central que los planetas con atmósferas con cielos despejados. El cambio en la distancia depende del tipo de nubes. En general, las nubes bajas dan lugar a una disminución de la distancia debido a su efecto albedo, mientras que las nubes altas conllevan un aumento en la distancia."

Por lo que "adecuado" es algo difícil de precisar.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
10536
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.