Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Disturbios callejeros en Nápoles en una protesta por un nuevo vertedero

21/10/2010 14:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una protesta por la instalación de un nuevo vertedero en Nápoles, en el sur de Italia, con el que las autoridades pretenden aliviar los problemas relativos a la eliminación de residuos de la ciudad, ha derivado en disturbios y enfrentamientos callejeros a primera hora.

Los manifestantes utilizaron petardos y piedras y prendieron fuego a un coche de la Policía, mientras que los agentes utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a cientos de personas que participaron a lo largo de la noche en los altercados, cerca del centro de tratamiento de residuos de Terzigno. Esta mañana han obligado a dos personas a identificarse, pero no ha habido detenciones. Durante esta semana han sido arrestadas varias personas.

La tensión en la ciudad ha aumentado de nuevo este jueves porque, según los medios de comunicación italianos, un grupo de manifestantes ha roto cristales de escaparates. Éste es el último capítulo de un escándalo crónico por la recolección de basuras en la región que ha resurgido durante estas últimas semanas.

Durante muchos años, en Nápoles los intereses del crimen organizado han estado estrechamente ligados a la recolección de la basura, pero el problema se ha agravado por la ineficacia, el oportunismo político y unas empresas basureras baratas y a veces turbias.

Los vecinos se quejan del mal olor y de los posibles riesgos para su salud que puerden generar los residuos tóxicos de Terzigno, un vertedero que, según las autoridades, es necesario para tratar las montañas de basura que se producen en Nápoles cada día.

El plan para abrir un nuevo vertedero cerca del de Terzigno ha reavivado las protestas, por lo que desde hace varias semanas los camiones de recogida de basuras se ven obligados a llevar protección policial, una decisión que se tomó a raíz de varios ataques con bombas incendiarias.

Cientos de toneladas de desperdicios permanecen en las calles de las afueras de Nápoles porque nadie los ha recogido. Además, el vertedero de Terzigno es bloqueado a menudo por los manifestantes y el funcionamiento de una incineradora de la ciudad se ha visto limitado.

La alcaldesa de Nápoles, Rosa Russo Iervolino, ha pedido ayuda al Gobierno de Silvio Berlusconi para abordar la crisis porque considera que no constituye sólo un problema de salud pública sino que también es una amenaza al orden público.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1839
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.