Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pablo Piacente escriba una noticia?

Distopía o utopía: dos caminos posibles

8
- +
16/05/2020 02:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Pablo Javier Piacente. Nos encontramos frente a una crisis civilizatoria sin precedentes. Estamos atravesando un cambio de época. ¿Cómo queremos que sea nuestro futuro como sociedad humana global?

Hay un proyecto bastante avanzado desde las élites económicas internacionales y desde los gobiernos que las siguen. Una suerte de tecnocracia que reproducirá e intensificará la orientación del sistema dominante en la actualidad, pero con una nueva máscara: la tecnología como garante de la salud, la seguridad y la felicidad.

Mientras tanto, el principio del aumento de la tasa de ganancia capitalista seguirá siendo la religión predominante, con el mercado sin ningún tipo de límite como su brazo ejecutor y la extracción indiscriminada y salvaje de los recursos naturales como su ley primordial. Dicho ordenamiento continuará estando por encima del principio básico de defensa de la vida, de la armonía con la naturaleza y del desarrollo humano en todas sus aristas.

El coronavirus llegó para despertarnos. No hay mercado posible ni incremento de las ganancias factible para las empresas sin seres humanos sanos, sin una relación armónica con la naturaleza y sin una sociedad más igualitaria. Es más, sin estos últimos tres factores no hay futuro posible.

No podemos gestar esperanza en el porvenir sin un orden global que deje de lado las profundas asimetrías regionales y el constante trasvasamiento de las riquezas naturales desde las zonas más pobres del planeta hacia las áreas más ricas, que son las que concentran el desarrollo industrial y tecnológico.

¿Cuál va a ser nuestra respuesta? ¿Podremos articular y crear un nuevo sistema que trascienda la ya estéril discusión entre capitalismo, socialismo, comunismo o populismo? Necesitamos un nuevo modelo, siempre flexible y adaptable a las necesidades y realidades de cada región, que pueda crear sinergias y no relaciones desiguales entre los factores económicos, ambientales, sociales y culturales.

Una sociedad global que privilegie a la vida como valor central y al ser humano como eje de sus esfuerzos, en la cual los recursos se apliquen realmente al desarrollo equitativo de las sociedades y no se acumulen inescrupulosamente en algunas pocas manos. Estamos a tiempo de cambiar, y aunque las decisiones finales siempre parecen concentrarse en las élites y los dirigentes, como pueblos también podemos marcar una posición y una postura.

Podemos empezar a cambiar en nuestras propias vidas, y a la vez generar conciencia en nuestro entorno para que en vez de una distopía conducente a la autodestrucción podamos hacer realidad una utopía de crecimiento humano equitativo, justicia social e integración sana con la naturaleza que nos contiene.

Imagen: Larisa-K en Pixabay. 


Sobre esta noticia

Autor:
Pablo Piacente (5 noticias)
Visitas:
1162
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.