Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Megasackman escriba una noticia?

¿Disfrutamos lo suficiente?

04/08/2013 19:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

T

Oda esta situación de Phil Fish, el periodismo, la voz popular, los juegos mainstream y la excesiva información a la que tenemos acceso, me hizo pensar en si somos abiertos a esto, y si verdaderamente lo que nos interesa son los videojuegos u otra cosa. Dije que me hizo pensar pero realmente no tengo una conclusión concreta, tengo varias ideas en la cabeza y difícilmente pueda plasmarlas con claridad en esta nota, porque ni yo mismo las tengo claras.

image

Tiempo atrás, uno no tenía información fuera de una revista y poco más. Los juegos simplemente llegaban o a lo sumo leíamos algún avance, el hype existía solamente con el conocimiento de que algo estaba en proceso de gestación, pero hasta ahí llegaba el asunto. Creo que de esa forma los jugadores lográbamos ser un poco más imparciales a la hora de juzgar un juego, y los argumentos que teníamos eran verdaderamente genuinos ya que provenían de la experiencia. Hoy siento que hay tanta información y tanto sentimiento oculto entre los jugadores, que me cuesta creer la gran mayoría de las opiniones. Yo mismo suelo mentirme en algunos casos y por eso considero que la mejor manera de plasmar lo que digo es hablar desde mis propios defectos, una especie de confesión.

imageHace un tiempo, precisamente desde que comencé a escribir en GamEvo, realicé una reflexión sobre mi manera de encarar los juegos y tratar de disfrutar todavía más el medio. Hubo una etapa en la que prácticamente casi que determinaba la calidad de un juego en base a asuntos superfluos como: compañía desarrolladora, valores de producción, sospechas infundadas, o una estúpida sensación de amenaza a mi juego favorito. Hoy puedo decir firmemente que no estoy curado y creo que es como un cáncer maligno, que afortunadamente con tratamiento pude controlar y disminuir. Hoy siento que disfruto un poco más y que soy un poco más abierto. Uno de los primeros juegos que me retrotrajo a mi infancia y a épocas en las que no sabía nada más que lo que aparecía en pantalla fue Of Orcs and Men, un juego modesto desarrollado por Spiders y Cyanide, empresas que desarrollaron un juego de Game of Thrones muy criticado y que casualmente yo considere una porquería porque... la prensa así lo decía.

Of Orcs and Men llegó a mis manos por "trabajo", y con el conocimiento de anteriores obras de los desarrolladores, estaba convencido de que estaba ante una nueva porquería de su autoría. Sin embargo, no sabía absolutamente nada del juego y para mi sorpresa, resultó que en realidad me gustó mucho. Tiene muchas cuestiones de diseño donde se nota la falta de presupuesto que en consecuencia afectan a las ambiciones del juego, pero al margen de lo que pueda mencionar del título, el punto es que mi criterio cambió.

imageSuelo anticipar mi percepción a raíz de la información que recibo, pero en mi propio tratamiento intento que esos presentimientos no sean una aseveración escrita en mármol. Hoy en día es muy difícil encarar un juego sin un preconcepto, de alguna u otra manera tenemos cierta conciencia de lo que vamos a experimentar. Tener una mala o buena sensación es inevitable, pero lo que sí podemos tratar de evitar es cerrarnos en nuestro presentimiento, especialmente cuando sentimos que el nuevo juego "atenta contra la posibilidad de que nuestro juego favorito gane el premio a juego del año". Esto no es importante, si nos dedicamos a disfrutar, este nuevo juego naturalmente ocupará un lugar en nuestro corazón junto con nuestro juego favorito, o quizás de pronto se convierta en nuestro nuevo favorito. ¡O no! A lo mejor realmente no nos gusta. Por ejemplo, siempre odie la popularidad de Valve. No sé por qué, realmente nunca tuve un fundamento concreto y sin embargo, recuerdo que una de las mejores experiencias multiplayer que he tenido fue con Left 4 Dead, y uno de los juegos que recuerdo con mejor guion y carisma de esta generación es Portal 2. De hecho, este último lo jugué hace poco y mi preconcepto era muy negativo. Pfff... a medida que escribo recuerdo lo que sentía antes de jugar Mass Effect o Red Dead Redemption. Incluso Batman Arkham City a sabiendas de que se había tornado en una especie de sandbox, género que me cuesta muchísimo aceptar. Pero de pronto, esos tres juegos son de lo mejor que me ha tocado jugar en esta generación.

Una forma concreta de expresarme es lo que me sucedió con The Walking Dead: The Game, negando su buena prensa y basándome en anteriores propuestas de Telltale que no me gustaron o que ni siquiera jugué. Básicamente, odiar a la empresa parecía lo correcto (por más estúpido que suene). En ese entonces mi caballito de batalla para juego del año fue Journey, y si bien lo sigue siendo, no pude evitar rendirme ante las bondades de la obra de Telltale, un juego con un guion soberbio y una atmosfera atrapante. Mi favorito podrá haber sido Journey pero hoy alguien puede decirme "el mío es The Walking Dead" y le diría "Bueno, es mi otro favorito, no veo por qué no pueda serlo", cuando anteriormente mi reacción hubiese sido seguramente más violenta y poco comprensiva, porque mi juego es intocable y no admito que no sea el elegido.

image

Actualmente gracias a GamEvo tengo la oportunidad de probar muchísimos juegos que normalmente por mis propios medios no jugaría, y realmente me siento afortunado. The Swapper y Shadowrun Returns son dos de las mejores experiencias que me tocó vivir este año y seguramente ocupen un lugar en mi lista de favoritos al final del mismo. Pero en mi misión de tratar de ser un poco más abierto de mente tengo la tarea de seguir amando a los juegos grandes, lamentablemente no tuve aún la oportunidad de probar obras como Tomb Raider, Bioshock Infinite o Metro Last Light, pero lo poco que pude jugar (alrededor de una hora en cada uno) me resultó muy satisfactorio. Sé que al final del año difícilmente en mi estúpida enfermedad pueda destituir a The Last of Us como el mejor, pero pensar en mejor o una "escala jerárquica" es justamente un juego tonto que sirve para divertirse con lo que es, un juego. Lo importante es valorar esas experiencias vividas y estar agradecido, The Last of Us me brindó algo que yo personalmente busco muchísimo en los juegos, pero no me dio lo mismo que The Swapper y sin embargo ambos juegos tienen conceptos narrativos similares. ¿Es mejor The Last of Us que The Swapper? No existe tal determinación, de lo único que estoy seguro es de lo que me hicieron sentir y es ahí donde puedo determinar la calidad de los títulos.

image

Como sea, no creo que haya nadie exento de estas sensaciones. Creo notarlas en muchas discusiones, argumentos categóricos que parecen más bien decisiones tomadas en lugar de sentimientos reales. Supongo que es normal o yo estaré muy enfermo, lo que sí sé es que en mi búsqueda de una mejor convivencia he logrado disfrutar mucho más e incluso abrir los ojos a tiempo con juegos que anticipaba negativamente. Al final del año seguramente habrá una lista cargada de injusticias, pero pienso tomarlo como un juego sin importancia y tratar de honrar honestamente a cada obra que me haya fascinado. No sé bien cómo, pero es mi plan. ¿Mi terapia actual? Confiar en que Eric Holmes esté haciendo un buen trabajo con Batman Arkham Origins.

image


Sobre esta noticia

Autor:
Megasackman (123 noticias)
Fuente:
gamevo.com
Visitas:
812
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.