Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dmdima escriba una noticia?

Disfruta de la Semana Santa en el mayor embalse de Europa tripulando tu propio barco

12/04/2011 21:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una forma diferente de disfrutar de la naturaleza

  • Amieira Marina propone realizar un crucero fluvial por el Grande Lago de Alqueva, en la zona del Alentejo portugués, situada muy cerca de la frontera con España, para conocer en Semana Santa sus “pueblos blancos”
  • Esta empresa alquila barcos-casa desde un fin de semana hasta siete días para explorar la zona y realizar actividades al aire libre
  • Las embarcaciones cuentan con todo tipo de comodidades y son muy fáciles de manejar

Pinta de azul tu Semana Santa, vente al mayor embalse artificial de Europa en Amieira Marina, el principal puerto deportivo en el Alentejo Portugués y recorre sus costas, aspira el aire de Portugal y pasea por las calles de sus pueblos blancos.

Dentro de las celebraciones religiosas de la Semana Santa que se realizan en todo el mundo, las que encontramos en Portugal suman su propio carácter heredado por su historia de navegantes que supieron recoger tradiciones y costumbres allí por donde pasaban.

Se acerca la Semana Santa y aún son muchos los que hemos dejado para última hora la elección de un destino para disfrutar de esos pocos días de vacaciones, que representan un oasis vacacional hasta la llegada del verano. Un destino cercano e interesante es definitivamente la región de Alentejo en Portugal.

Allí se encuentra uno de los lugares donde se vive con tal pasión la Semana Santa que su fama ha transcendido fronteras. Se trata de los “pueblos blancos” de Portugal. La imagen del Alentejo blanco de cal proviene de la ya muy antigua tradición del blanqueo. Todos los años, en Semana Santa, las mujeres proceden al blanqueo de las fachadas y de los interiores de sus casas

Pequeños pueblos y grandes ciudades nos permitirán conocer una tradición a la vez tan cercana a la española como diferente. Mértola, una pequeña ciudad-museo situada a 50 kilómetros de Beja, es el antiguo puerto fluvial romano de Myrtilis, a orillas del Guadiana, que siguió siendo utilizado por los musulmanes, los cuales en la ciudad una huella evidente, hasta el punto de que Mértola está considerada como el pueblo portugués que mejor ha conservado su pasado y ambiente árabe. Cerca nos queda Serpa, uno de los más característicos pueblos blancos del Alentejo, cuyo núcleo antiguo está cercado por una muralla y presidido por un castillo medieval. La región de Serpa produce, además, uno de los más afamados quesos del país, ya que, después del ayuno de cuaresma, en toda la zona les gusta participar de los mejores manjares en la mesa. Por ello, no pierda la oportunidad y pruebe sus especialidades: cordero lechal asado, guiso de cordero, albóndigas de carne, "arrufadas", huevos de chocolate y almendras confitadas de varios colores y sabores son las sugerencias para abrir el apetito...

Pero el grande lago de Alqueva comparte con España serranías de encinares donde se observan carboneras y grandes espacios dedicados a la crianza del cerdo ibérico, regando las tierras de Villanueva del Fresno, fronteriza con la alentejana y bella Mourao. Desde su fundación templaria al siglo XIII y en sus alrededores se han encontrado restos prehistóricos de época romana e incluso existen algunos dólmenes y un castillo medieval destruido en el siglo XVII. En su pintoresca y bella Plaza Principal destaca una neoclásica y encalada Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción, reconstruida en el siglo XVIII.

En la zona donde el río Guadiana hace frontera natural entre Extremadura y Alentejo, se sitúa Cheles, en la cual aún perduran los restos de la Casa Palacio de los Condes de Vía Manuel, destacando el arco pasadizo que sirviera de unión entre el citado Palacio y los jardines del mismo. En la zona más elevada de la población se encuentra la Iglesia Parroquial de la Purísima Concepción, construida en el siglo XVIII con el interior en mármoles portugueses.

Capitán de tu propio barco

Amieira Marina ha creado un servicio de alquiler de barcos a motor, con capacidad de entre dos y diez personas, que pueden ser tripulados por uno mismo tras recibir unas pequeñas lecciones de navegación que duran alrededor de media hora. Precisamente la facilidad de manejo de las naves y la posibilidad de elegir cualquier recorrido en la amplia superficie del pantano representan los principales atractivos de esta nueva fórmula de vacaciones, que hasta ahora estaba limitada a los expertos que contasen con la titulación correspondiente.

Manuel Maia, director de Marketing de Amieira Marina, comenta que “el barco no es un vehiculo de transporte, sino un mundo aparte que te relaja y te permite sentir todo lo que tenemos alrededor, al contrario que en los transportes tradicionales, donde la velocidad no te permite ver ni mucho menos disfrutar del recorrido. Un crucero de 3 días por el Grande Lago se vive minuto a minuto y las cosas mas pequeñas son las que a la larga se convierten en nuestros mejores recuerdos, como una barbacoa en cubierta o dormir plácidamente bajo un cielo estrellado”

Más sobre

Los barcos de Amieira Marina pueden tripularse desde la cabina o tomando el sol en la toldilla exterior mediante unos controles muy sencillos, que consisten en un volante similar al de un automóvil para controlar la dirección del barco y una palanca que sirve para graduar la velocidad tanto de avance como de retroceso.

De esta forma tan sencilla se pueden descubrir los rincones más ocultos del Grande Lago. Para una mayor tranquilidad del navegante, todos los barcos están equipados con GPS, que muestra una imagen virtual de la zona donde se encuentra la embarcación, las boyas próximas y la ruta preferente a seguir, de la misma manera que el GPS de un coche. Además, lleva incorporado un sónar para saber la profundidad a la que se encuentra el fondo en todo momento y señalar la proximidad de rocas o posibles peligros en los que encallar.

El tiempo de navegación a bordo discurre tranquilamente mientras se toma el sol, se contempla el paisaje, se observan las aves en su emigración o se lee un buen libro. La quietud que se vive en esta presa permite parar el barco en cualquier lugar, sin necesidad de amarres ni anclas mientras todos comparten la comida, la charla, el baño o la siesta.

Cada camarote está equipado con todo tipo de comodidades, como son camas dobles, armarios, cuarto de baño completo, ropa de cama y toallas. Además, en la zona común hay una cocina con frigorífico, cocina de gas, televisión, lector de DVD, mesa, sofá convertible en cama supletoria y todo el equipamiento de cocina y vajilla necesario para no tener que salir del barco en ningún momento si no se desea. En la zona exterior se puede disfrutar del solarium, preparar una barbacoa o leer plácidamente, entre otras posibilidades. Además, todos los barcos disponen de un espacio especial para poder transportar bicicletas, cañas y equipo de pesca, canoas...

En los alrededores

Aunque el principal atractivo de la propuesta de Amieira Marina reside en la navegación por el pantano de Alqueva, también puede optarse por atracar el barco en cualquier ribera, coger las bicicletas y descubrir una tierra que en primavera se cubre de flores blancas, mostrando una permanente sucesión de encinas y olivos, de rebaños de vacas y ovejas.

Se trata del Alentejo más profundo y tranquilo, una región que se extiende entre llanuras infinitas y montes bajos, con tierras fértiles colmadas de cereales, viñas y alcornoques, donde pastan los ganados y la vida salvaje retoma a sus orígenes. Una región salpicada por pequeñas aldeas, carreteras comarcales y pequeños ríos vírgenes donde los más pequeños podrán disfrutar viendo cangrejos y peces. En definitiva, una zona tranquila y de gentes amables, con una identidad propia y una cultura que se quiere abrir poco a poco.

La cocina portuguesa

En cualquier rincón de la travesía se puede descubrir uno de los grandes secretos del Bajo Alentejo: su gastronomía. Si en la costa puede encontrar 365 formas de cocinar el bacalao, en esta tierra la creatividad no se encuentra a la zaga. El Alentejo es un territorio donde el trigo y el aceite han sido base de su desarrollo y unos inmensos bosques de alcornoques dan sombra a piaras de cerdos que pastan en la llanura. Por eso, el pan, el cerdo y el aceite constituyen la base de una de las cocinas más sabrosas de Portugal, en la que el aroma del campo se funde en cada plato. También la caza y el pescado, los quesos y los postres representan un apartado destacado de la gastronomía de Alentejo.

Cómo llegar

Amieira Marina está situado muy cerca de la frontera entre España y Portugal (de hecho parte del Gran Lago es común entre los dos países). La mejor combinación es llegar a Évora, a 100 kilómetros de Badajoz por la A-6 y luego seguir las indicaciones hasta Portel y Amieira Marina.

Cuánto cuesta

Los precios varían según el tamaño del barco y el número de plazas. Alquilar una nave, con capacida de hasta 8 personas, cuesta a partir de 249 euros/ día. Todo un regalo para estos momentos de crisis económica.

Información y reservas:

Teléfono: +351 266 611 173/4

Móvil: +351 934 299 470 / +351 938 321 925.

E-mail: geral@amieiramarina.com

www.amieiramarina.com


Sobre esta noticia

Autor:
Dmdima (570 noticias)
Visitas:
3752
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.