Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Disfagia: síntoma que no permite deglutir alimentos ni líquidos

20/10/2009 15:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tres fases: oral, farígena, esofágica; causas, tipos funcionales o mecánicas; dieta, recomendaciones posturales y de ambiente,

DISFAGIA: SINTOMA QUE NO PERMITE DEGLUTIR ALIMENTOS NI LIQUIDOS

La disfagia no es una enfermedad en sí, sino que es un síntoma caracterizado por la sensación consciente y no dolorosa del dificultoso paso de los alimentos por el esófago, a diferencia de la odinofagia (dolor de garganta al deglutir).

Muchas personas que la padecen lo manifiestan como "si la comida se detiene" y no avanza a nivel del cuello o detrás del esternón.

La deglución depende de una perfecta coordinación de diversas estructuras musculares voluntarias e involuntarias de la lengua, faringe y esófago. Pueden distinguirse tres fases: oral, faríngea y esofágica.

La oral es voluntaria y comienza cuando el bolo alimenticio es empujado hacia atrás por la lengua que lo presiona contra el paladar. Al llegar a la parte posterior de la lengua se da inicio a la fase faríngea, en la cual se traslada el bolo alimenticio hacia el esófago a través del esfínter esofágico superior. En esta etapa se produce el cierre de la laringe para impedir el pasaje de los alimentos hacia las vías respiratorias.

Al llegar al esófago, tercera fase, el transporte de los alimentos surge en forma involuntaria, mediante contracciones rítmicas de los músculos esofágicos. Desde allí alcanza el estómago atravesando el esfínter esofágico inferior.

Cualquier factor que altere este mecanismo puede desencadenar un cuadro de disfagia.

Causas

Diversas enfermedades generales repercuten en el esófago ocasionando una disfagia, como es el caso de la miastenia gravis, que se trata de un trastorno, a nivel de los músculos estriados del organismo, que afecta principalmente las dos primeras fases de la deglución.

Por otra parte, en el divertículo de Zenker, éste se va llenando paulatinamente de alimentos y termina comprimiendo al esófago.

La esofagitis por reflujo, inflamación de la mucosa del esófago por irritación de los alimentos mezclados con jugo gástrico que refluyen desde el estómago, se manifiesta con dificultad y/o dolor al tragar y dolor detrás el esternón.

La acalasia muestra una falta de relajación del esfínter esofágico inferior y las personas se ahogan primero con los líquidos y luego con los sólidos.

El cáncer de esófago provoca una obstrucción de la luz del esófago dificultando el paso de los alimentos. Pero para que obstruya el paso de los alimentos, debe ocupar las dos terceras partes de su luz.

Tipos

Pueden distinguirse dos tipos de disfagia: funcionales o motoras y orgánicas o mecánicas.

Las funcionales se presentan bruscamente; crean inconvenientes para la ingestión de alimentos sólidos y líquidos; no tienen una localización específica; no dañan el estado general de la persona y permanecen durante un período determinado de tiempo para ceder generalmente en forma espontánea. Se observa en los trastornos de la contracción de los músculos del esófago, como en la acalasia y el espasmo esofágico difuso.

Las disfagias orgánicas, en cambio, aparecen en forma insidiosa y progresiva. Son selectivas, la imposibilidad de deglutir se da primero con los alimentos sólidos, después con los semisólidos y por último con los líquidos. Es muy común que las personas refieran un lugar fijo donde se "estancan" los alimentos. Este tipo de disfagia es la que se observa por ejemplo en el cáncer de esófago.

Dieta

-Ablandar los alimentos sólidos añadiendo líquidos (leche, caldo, salsas) para conseguir texturas suaves.

-Triturar los alimentos para obtener texturas uniformes.

-Evitar grumos, espinas, huesos.

-Usar espesantes de venta en farmacias; gelatinas, harina de maíz, copos de patata o yema de huevo, que mezclados con líquidos y con la preparación adecuada, dan textura tipo flanes, purés, cremas, budines.

-Si se come poco, hay que enriquecer los platos con leche, quesos blandos, nata fresca, mayonesa, aceite, azúcar, huevos, o utilizar purés y papillas, en lo posible añadiendo nutrientes.

-Evitar los alimentos pegajosos y los que se dispersan por la boca, como las galletitas.

-No incluir diferentes consistencias en el mismo plato, ya que pueden confundir y generar rechazo.

-Los sabores ácidos estimulan el reflejo de la deglución.

-Los platos y bebidas deben ser atractivos y apetitosos: de esta forma se consigue una mayor predisposición para comer y beber.

-Realzar los platos con pequeñas dosis de ingredientes con mucho sabor (hierbas frescas, especias, zumos de frutas).

-Agregar salsas de soja o de tomate, o caramelo líquido.

-Servir los platos a su temperatura adecuada, calientes o fríos. Aparte de ser más apetitosos, mejoran el reflejo de la deglución.

-Variar a menudo los alimentos para no caer en la monotonía.

-En las farmacias se encuentra agua gelificada de diferentes sabores y colores, cuya consistencia está pensada para facilitar la deglución e hidratar.

Recomendaciones Posturales y de Ambiente

-Al sentarse en la mesa o reclinarse en la cama, adoptar una postura cómoda (sillas con brazos, almohadas, reposa pies).

-Obviar las distracciones como el televisor o niños jugando en el comedor.

-Si al paciente hay que darle de comer, se debe evitar que gire la cabeza.

-Antes de tragar, hay que inclinar ligeramente la cabeza hacia delante y tomar aire.

-Si la persona sabé en qué lado tiene la lesión, inclinar la cabeza hacia el lado contrario.

-Comer lentamente. Dejar suficiente tiempo entre una cucharada y otra.

-Tomar poca cantidad de una sola vez. Se pueden usar cucharas de postre.

-Nunca acostarse inmediatamente después de las comidas.

-Después de comer enjuagarse la boca con agua o, mejor aún, cepillarse los dientes.

-No fumar ni beber alcohol.

Fuente:Health Library Rosalin Carson- De Witt, MD


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
20406
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.