Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chema Gil escriba una noticia?

El discurso de Mohamed VI, en el aniversario de la Marcha Verde, sitúa a Marruecos en el corazón de África

08/11/2016 09:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La intensificación de la vocación africana del Reino de Marruecos ha sido protagonista, una vez más, en el discurso de Mohamed VI; en esta ocasión con motivo del Aniversario de la Marcha Verde en un discurso hecho desde el corazón de África, en Dakar (Senegal)

El tradicional discurso del Rey de Marruecos con motivo del Aniversario de la Marcha Verde se ha producido este año desde Dakar, la capital de la República de Senegal, durante la visita de estado realizada con el objetivo de estrechar lazos entre ambos países en una relación bilateral que ciertamente ha brillado por la colaboración y entendimiento mutuos y por la solidaridad expresa en cuestiones tan fundamentales como el Sáhara Occidental; cabe recordar que Senegal fue uno de los países que apoyaron aquella marcha que en 1975 terminó con la presencia colonialista española en las provincias del Sur de Marruecos. Se produce esta circunstancia en un momento muy significativo de la dinámica Política Exterior que el Reino de Marruecos ha venido implementando en los últimos años y cuya novedosa orientación radica en la intensificación de las relaciones africanas. Esta nueva orientación quedó definitivamente expresada en el reciente discurso de Mohamed VI con motivo de la Fiesta del Trono, pero viene siendo articulada desde hace años mediante acciones diplomáticas discretas y por la participación activa de Marruecos en procesos complicados como los que se han venido produciendo en el Magreb, sirva como ejemplo las diferentes situaciones derivadas de las primaveras Árabes en lugares como Libia, sobre todo tras la caida de Gadafi o en su participación, junto con la Comunidad Internacional, en la situación derivada de la guerra en el Azawad en la que el terrorismo jihadista decidió hacerse presente hasta apropiarse del conflicto en el Norte de Mali, lo que fue contrarestado por las operaciones de Francia en primera instancia y las de la comunidad internacional.

En el discurso lanzado desde Dakar, una de las líneas protagonistas ha sido el regreso de Marruecos a la Unión Africana; a este respecto el monarca marroquí señaló que "El regreso de Marruecos a la Unión Africana no es una decisión táctica ni debida a cálculos coyunturales. Es más bien una decisión lógica resultante de una profunda reflexión; al anunciar nuestra vuelta, no pedimos el permiso de nadie para obtener nuestro legítimo derecho". "Marruecos va a regresar a su lugar natural -añadió el Rey- Marruecos, que no interviene en los asuntos internos de los Estados y rechaza la política de división, tiene la esperanza de que las distintas partes aborden esta decisión con total prudencia y responsabilidad, a fin de hacer que prevalezca la unidad de África y el interés de sus pueblos".

Mohamed VI identificó esta cuestión como un compromiso fundamental en el sentido de que "Esta decisión -dijo- es la coronación de nuestra política africana y de la acción llevada a cabo sobre el terreno por Marruecos con numerosos países africanos, para promover el desarrollo económico y humano al servicio del ciudadano. Además de la cooperación bilateral y de aquella establecida con los agrupamientos regionales, esta vuelta va a permitir a nuestro país, participar en estrategias sectoriales de desarrollo en África, y contribuir eficazmente a las mismas, enriqueciéndolas con la destacada experiencia acumulada por Marruecos en numerosos dominios".

La seguridad como uno de los ejes

Una vez más la seguridad es un eje sobre el que pivota la política exterior de Marruecos; el papel del país magrebí resulta fundamental por sus aportaciones en diferentes niveles, desde el análisis de información, la elaboración de inteligencia aplicada a la cuestión antiterrorista y sus aportaciones operativas tanto como consecuencia de las relaciones bilaterales como dentro de los esfuerzos internacionales. Desde esta perspectiva S.M. Mohamed VI señaló que "estamos empeñados en seguir aportando nuestros esfuerzos para afianzar la seguridad y estabilidad en todos los lugares que viven tensiones y guerras, obrando por hallar soluciones pacíficas a los conflictos.

Esta vuelta ofrecerá, asimismo, a Marruecos la posibilidad de incrementar su contribución a los esfuerzos continentales de lucha contra el extremismo y el terrorismo, que hipotecan el futuro de África. En este sentido -expresó el Rey- nos comprometemos a compartir nuestra experiencia, internacionalmente reconocida, con nuestros hermanos africanos, tanto en el ámbito de la cooperación securitaria como en lo relativo a la lucha contra el extremismo".

Unión Africana, seguridad, cooperación, medio ambiente y la causa nacional del Sáhara Occidental fueron los ejes del discurso pronunciado en Dakar

Mohamed VI repasó también cuestiones como los procesos migratorios y la defensa del Medio Ambiente como ejes importantes de cooperación en los que el Reino de Marruecos dispone ya de experiencias consolidadas que pueden ser exponente de una apuesta por energías renovables, como las grandes plantas solares que, resultado de la cooperación internacional y la apuesta de grandes inversores, se están consolidando como productoras de recursos sostenibles.

El Sahara Occidental, cuestión nacional

El final del discurso del monarca no podía ser otro que el Sáhara Occidental, sus provincias del Sur, cuestión nacional para Marruecos. Al respecto, Mohamed VI indicó que "estamos convencidos de que la consolidación del proceso democrático y de desarrollo así como el afianzamiento de nuestra política africana, contribuirán en el refuerzo de nuestra unidad nacional e integridad territorial.

Nuestras Provincias del Sur extraen su fuerza, gracias a Dios, del apego de sus hijos a su marroquidad y al sistema político de su país. ELlo ha quedado reflejado en su intensa participación en las diferentes citas electorales y su implicación, con total libertad y responsabilidad, en la gestión de sus asuntos locales", dijo Mohamed VI.

El Rey terminó diciendo que "estas provincias disponen de todas las posibilidades, tanto en términos de seguridad y estabilidad como de infraestructuras, que las habilitan para erigirse en polo de desarrollo integrado y activo en su entorno regional y continental, así como en eje de la cooperación económica entre Marruecos y su profundidad africana.

El desarrollo y estabilidad de Nuestras Provincias del Sur es una responsabilidad histórica y nacional que a todos nos corresponde asumir, con espíritu de cooperación y solidaridad".


Sobre esta noticia

Autor:
Chema Gil (194 noticias)
Visitas:
2281
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.