Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Graciela Parra Chacon escriba una noticia?

La Lipodilución, un nuevo tratamiento que acaba con la grasa localizada

05/06/2011 17:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta técnica basa su éxito en la aplicación de unas inyecciones que se derivan de una sustancia proveniente de la lecitina de soja

La grasa localizada es una condición muy común en las personas que tienen algunos kilos de más, está causada por una predisposición genética, por un nivel bajo de actividad física y por un alto porcentaje de masa grasosa; y es muy común en personas de más de treita años, especialmente en personas sedentarias.

Imagen la002.blogspot.com

La grasa localizada se asocia por lo común a valores más altos de los triglicéridos, de la glicemia y de la presión arterial. La edad juega un papel muy importante ya que las modificaciones hormonales (disminución de los estrógenos en las mujeres y de la testosterona en los hombres) y el aumento de la resistencia a la insulina favorecen la acumulación localizada de las grasas.

Si se es sedentario, las grasas se acumularán de forma más localizada; mientras que haciendo deporte regularmente tenderán adistribuirse de modo más uniforme, una investigación de adieta.com

La Lipodilución, es lo último en tratamientos corporales, en pocas sesiones se puede reducir el abdomen, los rollitos y lugares donde haya grasa localizada . Es económica, indolora pues se utiliza fosfatidilcolina, parte constitutiva de las membranas celulares, el cuerpo no reacciona originando alergias, ya que es una sustancia que forma parte del organismo, y una gran ventaja, no es necesario someterse a una operacion quirurgica como lo es en la lipoaspiración. Pero no todas las mujeres u hombres pueden someterse a este procedimiento.

La técnica de aplicación es la infiltración subcutánea mediante la cual la sustancia es inyectada directamente en la grasa. Al penetrar en el tejido adiposo, la fosfatidilcolina interactúa en la membrana celular, produciendo orificios en ella con la consecuente destrucción del tejido graso sólido tratado, que una vez disuelto se vuelve más soluble. Esto permite que luego, el mismo organismo la absorba y la elimine en forma natural en pequeñas cantidades por las deposiciones y especialmente a través de la orina.

Las indicaciones para el uso estético de la fosfatidilcolina son limitadas y se restringen a pequeños depósitos de adiposidad localizada, en pacientes con peso ideal o con sobrepeso leve, y es conveniente complementar el tratamiento con dieta y actividad fisica.

Está indicada con excelentes resultados clínicos en la remodelación del contorno corporal y en la reducción de la adiposidad que se localiza especialmente en el abdomen, los flancos, la región trocantérica (el “pantalón de montar”), cintura, caderas, la zona bajo los glúteos.

Más allá de las indicaciones, en la realidad estadística de los consultorios está comprobado que las mujeres acuden a la lipodilución para tratar la adiposidad localizada en cintura, pantalón de montar y abdomen, mientras que los hombres realizan el tratamiento en la zona de la cintura y el abdomen.

Las sesiones se indican cada quince días, y lo recomendable es tomar entre 4 a 6 sesiones como mínimo, con un periodo de descanso de dos semanas entre cada una. Pero cuando la inflamación es muy leve el intervalo puede reducirse a una sola. (Recordemos que hay dos tipos de fosfatidilcolina: una que produce una inflamación mínima de la zona por eso en una a dos semanas se puede repetir la sesión, y la otra que es más agresiva y requiere un descanso casi de 20 días. Por eso se debe consultar con el dermatólogo acerca de cuál es el tipo que está utilizando).

Estas sesiones pueden ser acompañadas en forma inmediata de drenaje linfático manual para “reacomodar” el tejido tratado y complementadas con sesiones de ultrasonido que permiten la penetración de de geles reductores y lipolíticos (que “licúan” y destruyen las grasas).

Este tratamiento sólo debe hacerse con profesionales, Todo el proceso debe llevarse a cabo por dermatólogos expertos en el tema. Asesorarse muy bien antes de elegir la institución médica en la que se llevarán a cabo las sesiones. Este método debe combinarse con una buena dieta y ejercicio diario para que la grasa no se deposite nuevamente en el cuerpo.

H a Ce furor en Brasil y es aplicada con éxito en varios países europeos, como Italia y Alemania, y aunque se utiliza con mucha frecuencia, básicamente, el motivo de tanta precaución no reside en su efectividad, ampliamente comprobada para disolver la grasa sino en su mala aplicación -demasiado profunda o demasiado superficial- cuando es realizada por personas sin la capacitación necesaria. Recordemos que la lipodilución es una técnica que debe ser llevada a cabo por profesionales médicos, y es de incumbrencia especial de la dermatología. fuente tratamientosbelleza.com

Las inyecciones no producen dolor

· Tras las sesiones se puede ocasionar picor y sensación de quemazón que se alivia colocando hielo o paños fríos.

· Se pueden reducir de dos a doce centímetros

· La exposición al sol está prohibida

· La inflamación que se produce dura entre dos y tres días y luego va desapareciendo

· Es conveniente tomar mucho líquido para eliminar la grasa con mayor rapidez

· Para hacerse este tratamiento, no es necesario hacerse pruebas de alergia ya que la sustancia que se aplica es reconocida por el propio cuerpo

· Es la alternativa a la liposucción quirúrgica


Sobre esta noticia

Autor:
Graciela Parra Chacon (714 noticias)
Visitas:
9251
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.