Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fosforo escriba una noticia?

* Diplomacia Y Drogas, Americo Martin, El Nuevo Herald

25/07/2009 19:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo publicó la Oficina de Contraloría del Congreso de EEUU. Según ese documento, el traslado de estupefacientes a través de Venezuela se cuadruplicó entre el 2004 y el 2007 al pasar de 60 a 260 toneladas métricas

En el ojo del huracán hondureño, el gobierno venezolano, brazo y cerebro de Mel Zelaya, todavía consigue tiempo para reavivar la brasa colombiana. Venezuela y Colombia tienen una larga frontera común de 2, 219 kilómetros. Por eso y por muchas otras razones están condenados a llevarse bien no importa cuán separados estén políticamente sus gobiernos.

El problema es que estos hermanos de sangre cada vez se soportan menos probablemente porque la sedicente revolución bolivariana no cabe en sus propias fronteras.

Dos causas inductivas hacen peligrosamente frágiles las relaciones entre ambos países: las FARC y la droga, que casualmente están volviendo al candelero por obra del informe del Congreso norteamericano sobre el incremento del narcotráfico en Venezuela, y del nuevo video donde Jorge Briceño, el Mono Jojoy, ratifica la evidencia de las computadoras de Reyes sobre la conexión de las FARC con la campaña electoral de Rafael Correa y con el ``amigo'' Hugo Chávez.

Es humano que el zarandeado presidente venezolano rechazara indignado el documento de los parlamentarios gringos y volviera con el cuento del ``montaje'' de los videos capturados por el ejército colombiano. Pero finalmente, así como la INTERPOL estableció la autenticidad de los documentos de Reyes, será otro organismo técnico e imparcial el que determine si lo de Jojoy es la pura verdad o se trata de un montaje, porque el gobierno de Uribe sensata y confiadamente ha entregado el video a la OEA, sin anticipar comentarios.

El informe de los parlamentarios estadounidenses fue elaborado entre agosto del 2008 y julio del 2009. Lo publicó la Oficina de Contraloría del Congreso de EEUU. Según ese documento, el traslado de estupefacientes a través de Venezuela se cuadruplicó entre el 2004 y el 2007 al pasar de 60 a 260 toneladas métricas. Eso habría sido posible por varias causas, a saber: el apoyo brindado por el gobierno de Chávez a los insurgentes de Colombia; la corrupción dentro de la Guardia Nacional Bolivariana, y la negativa a colaborar con EEUU en operativos antinarcotráfico.

Debido a la probable instalación de 4 bases norteamericanas en Colombia para destruir, según se informa, las mafias de la droga y terminar de limpiar el territorio de guerrilleros y paramilitares, Chávez, que no tiene un sueño tranquilo desde hace años, ha sentido que todo aquello en el fondo va contra él. ¿Tiene razón? No lo sé, pero tiene razones, y una de ellas es que va encontrando obstáculos a su enloquecido intervencionismo en todo el hemisferio, a su lenguaje violento y de odio, a su amenaza de mover tropas hacia cualquier parte. El mundo parecía impotente frente a su trepidante marcha y de pronto aparecen obstáculos formidables y prolifera la resistencia al fantasma del chavismo incluso en países que consideraba amigos o por lo menos agradecidos.

El presidente Chávez abomina del diálogo dentro y fuera de su país. No busca amigos sino aliados. Su ruptura con la Comunidad Andina de Naciones lo ha convertido en vasallo comercial de Colombia. Su balance comercial con el ``enemigo'' es ahora totalmente deficitario cuando en mejores tiempos era superavitario. Pero también lo es con su supuesto amigo brasileño que se aprovecha mientras se distancia. Sigue congelado su ingreso a MERCOSUR, de modo que sólo se siente a sus anchas en el ALBA, que es un órgano político fiel a sus designios aunque sea una carga creciente para sus golpeados ingresos fiscales y de divisas. Pero ni aún así dialoga. No está educado para eso. En el cuartel aprendió la teoría de la obediencia o el mando absoluto. ¿Descubrirá algún día que él mismo --como el Chacumbele del son cubano-- se está matando?


Sobre esta noticia

Autor:
Fosforo (6 noticias)
Visitas:
1985
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.