Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ecoliberal escriba una noticia?

El dinero falso de Facebook

5
- +
13/08/2019 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageA partir de 2020, Facebook quiere ofrecer a sus clientes una infraestructura y una moneda global de alta tecnología. El gigante de las tecnologías de la información de los EE.UU. dice que esto proporcionará a muchas personas de todo el mundo un acceso fácil y rentable al sistema monetario y financiero. El nuevo dinero basado en una cadena de bloques se llama «Libra». Técnicamente, es algo parecido a un crypto billete de banco cubierto por una cesta de monedas oficiales fiduciarias (como el dólar estadounidense, el euro, etc.). El corazón del proyecto Libra es la «Libra Association» (LA). La asociación no gubernamental, con sede en Ginebra, Suiza, cuenta con el apoyo de miembros fundadores como eBay, Facebook, Mastercard, PayPal, Spotify, Uber, Visa, así como de otras empresas de renombre, y será responsable del funcionamiento y desarrollo de Libra.

Libra será creada por los participantes que depositen monedas fiduciarias como dólares estadounidenses o euros en la LA, y la LA concederá a los depositantes una cantidad correspondiente de Libra en una billetera digital, que podrá ser utilizada para realizar pagos a través de Internet, teléfonos inteligentes, tarjetas de crédito o WhatsApp y mensajeros, es decir, los servicios de chat de Facebook. Las posibilidades de éxito parecen ser bastante buenas para la Libra: El pago electrónico es una megatendencia mundial. La gente parece estar cada vez más abierta a las nuevas formas tecnológicas de hacer pagos. Y si el dinero puede ser enviado de un lado a otro a través de los medios sociales, a muchos clientes potenciales les gustará mucho.

Los bancos tradicionales tienen buenas razones para preocuparse. Libra está a punto de desviar las transacciones de las cuentas bancarias y ponerlas en manos de LA. No son los bancos, sino las LA los que cobran las tasas y reciben datos valiosos sobre quién paga qué, cuándo y dónde. Los bancos se quedarán aún más en el frío en caso de que los clientes comiencen a utilizar el Libra para fines de ahorro también. Porque entonces también perderían los depósitos a plazo y de ahorro con los que refinancian sus balances a bajo coste. O piensa en el negocio del crédito: La LA puede en algún momento también ofrecer a sus clientes préstamos de consumo a corto plazo.

En cualquier caso, desde la perspectiva de los clientes, es bueno que la presión competitiva en el negocio bancario gane impulso; como es bien sabido, la competencia estimula la búsqueda de mejores productos y precios más bajos, lo que beneficia a los clientes. La ahora creciente competencia de la industria de la tecnología de punta es sin duda un gran desafío para muchos bancos. Sobre todo porque durante décadas la regulación estatal ha mantenido de espaldas a la competencia no deseada, debilitando así su fuerza innovadora. Pero nuestras simpatías tienen que ser, ante todo, con las personas que demandan servicios bancarios y financieros, no con los bancos que los prestan.

Sin embargo, la cuestión crítica es la siguiente: ¿Es Libra realmente dinero bueno (o dinero sólido)? Lamentablemente, esta pregunta no puede responderse afirmativamente. La razón es esta: La calidad de Libra depende de la calidad de las monedas fiduciarias subyacentes ? y las monedas fiduciarias no generan buen dinero, como ya es bien sabido. Las monedas fiduciarias son inflacionarias; enriquecen a unos a expensas de muchos otros. La emisión de monedas fiduciarias causa distorsiones en los mercados de crédito, lo que provoca burbujas especulativas y desencadena auges y caídas, y por último, pero no por ello menos importante, las monedas fiduciarias conducen a las economías hacia el sobreendeudamiento.

En este contexto, se hace evidente que la Libra sufrirá de todas las deficiencias económicas y éticas que vienen con sus monedas fiduciarias subyacentes. Por ejemplo, el Libra será dinero inflacionario en la medida en que el dólar estadounidense, el euro y todas las demás monedas fiduciarias subyacentes estén sujetos a medidas inflacionistas por parte de los bancos centrales, lo que hará que el Libra pierda su poder adquisitivo al mismo ritmo que las monedas fiduciarias. En casos extremos, si las monedas oficiales se hundieran, la Libra haría lo mismo. El Libra no es, por lo tanto, una alternativa real a las monedas oficiales, sino más bien una forma más sencilla y rentable de utilizarlas.

El LA se supone que debe mantener el dinero fiduciario pagado por los clientes como una «reserva». De este modo se garantizará que el Libra pueda, en cualquier momento dado, volver a convertirse en moneda nacional a su valor equivalente. Con este fin, la LA quiere mantener la reserva en depósitos bancarios denominados en monedas fiduciarias, así como en valores de alta calidad que devengan intereses. En la medida en que LA decida mantener títulos de deuda, el resultado sería una especie de «reserva fraccionaria». En este caso, la Libra incluso conllevaría un riesgo de impago, que se produciría si y cuando LA no pudiera, debido a las tensiones del mercado, por ejemplo, cambiar sus tenencias de bonos a monedas fiduciarias a su valor nominal.

Con la inversión de la reserva, LA espera obtener ingresos por intereses. Pero es probable que esto sea difícil. Después de todo, los bancos centrales han reducido los tipos de interés a niveles extremadamente bajos, y no hay señales de que se vaya a abandonar este tipo de política monetaria. Si las autoridades monetarias imponen tipos de interés negativos a los depósitos bancarios, esto afectaría directamente a los titulares de Libra: Porque si el LA se ve obligado a pagar por sus depósitos bancarios, los dueños del Libra tendrán que pagar la cuenta. Así que cualquiera que piense que la Libra podría ofrecer un escape de las malas monedas fiduciarias se equivoca. El Libra es un clon de dinero fiduciario; al igual que las monedas fiduciarias, el Libra es dinero falso.

Desafortunadamente, el proyecto Libra no parece estar impulsado por el deseo de proporcionar a la gente de este mundo un mejor dinero. El hecho de que el Libra se ejecute en una cadena de bloqueo privada («autorizada») no cambia nada. El Libra es sólo el resultado de un intento empresarial de beneficiarse del mercado global de servicios de pago (y más tarde quizás también de los mercados de crédito) y, por supuesto, de recoger la mayor cantidad posible de datos de transacciones valiosos. Si Facebook y los demás querían ofrecer al mundo un dinero mejor y realmente bueno, la elección es obvia: sería una Libra respaldada al 100% por el oro. Pero quién sabe: Tal vez este sea el siguiente paso, iniciado por Facebook, Amazon, o cualquier otra compañía porque seguro que hay un vasto mercado para el dinero sólido por ahí.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Ecoliberal (1736 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
192
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.