Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Por la dignidad de las escuderías y sus dirigentes

07/08/2010 18:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Estamos a jueves 11 de agosto, y faltan menos de 24 horas para poder escuchar el primer rugido de un motor en el Gran Premio de la Cochinchina. Pero como ese sonido embriagador -¿el adjetivo embriagador sólo vale para los olores o se puede usar para el oído también?- crea adicción, Dios inventó a los periodistas de F1, para chutarnos con su rugido durante esa inmensa mayoría de días en los que no hay acción en ninguna pista del mundo.

Y los periodistas de F1 no defraudan: Helos ahí, en la puerta del motorhome de Red Bull, esperando para abalanzarse sobre Christian Horner y deshuesarlo poco a poco. "Señor Horner, Mark Webber es ahora líder del mundial. Si pierde alguna pieza de la que no tenga recambio, ¿se la quitarán a Vettel?". "Seb estaba muy enfadado tras su última carrera. ¿Qué tal va la relación entre sus dos pilotos?". El señor Horner es el máximo mandatario de la filial de una gran empresa, y por ende sus respuestas son vacías, sin aportar nada, y por ende sus respuestas suenan poco convincentes.

Justo pared con pared, está el motorhome de Mercedes, quienes, mirá tú por dónde, han traído un nuevo paquete de evoluciones para la Cochinchina. Entre ellos se encuentra una batalla aún más alargada. Los perspicaces periodistas no perdonan una: "Señor Brawn, ¿espera que Michael se adapte mejor a esta versión B?"; "¿En quién confía usted más para desarrollar el coche: Schumacher o Rosberg?". El señor Brawn es el máximo mandatario de la filial de una gran empresa, y por ende sus respuestas son vacías, sin aportar nada, y por ende sus respuestas suenan poco convincentes.

Si tiramos hacia el otro lado del paddock, volveremos a Red Bull, pero justo a continuación irán McLaren y Ferrari. En McLaren Vodafone tiene previsto que Jenson y Lewis se recorran toda la Cochinchina para hacer apariciones conjuntas en los 17 eventos que están previstos. En todos ellos tienen que hacer algo juntos: Una carrera de sacos, un dúo cómico, un baile acuático... Pero todo es en vano cuando algún periodista español va y le suelta a Martin Whitmarsh: "¿Cómo se ha tomado Lewis que Button le haya recortado cuatro puntos en el último gran premio?".

Y los que en ese momento están acampados frente al motorhome de Ferrari, portan antorchas y sogas a la espera de Domenicalli. "Señor Domenicalli, ¿qué veredicto espera que dé el Consejo Mundial sobre su choriceo?". "¿En qué curva se va a tener que dejar adelantar Massa?". El italiano respondió con ironías a la mayoría de las preguntas, pero el mensaje desafiante estaba más que claro entre líneas: "Somos un equipo".

Más sobre

Exacto: Son un equipo. Y yo quiero hacer hincapié en ello.

Todas las escuderías tienen que alinear dos coches. El objetivo de una escudería es obtener la mejor posición posible en las tablas de pilotos y constructores, y si está en condiciones, y a por los títulos. El título que te da toda la gloria en día es el de pilotos. El de constructores puede que te dé el dinero de Bernie, pero quién sabe cuánto más se saca del dinero que te dan la gloria y la fama.

Una escudería puntera, de esas que tienen los títulos en su punto de mira, gasta del orden de 250-300 millones -pónganlo en la moneda que quieran, como lo he dicho muy a ojo da lo mismo-. No sé vosotros, pero si yo estoy haciendo tamaña inversión, no pienso dejar que ciertas cosas que sí están bajo mi control me impidan alcanzar mis objetivos.

Una de esas cosas son los pilotos. Si en una carrera uno de los míos va claramente más rápido que el otro, y ese otro está delante y taponando, quiero poder proteger mi inversión y que el rápido coja carretera y manta, no perder medio segundo por vuelta hasta la parada de Dios sabe cuándo. Si mi equipo va a instalar una nueva evolución pero sólo ha dado tiempo a hacer una, a la porra nuestra política de ofrecer idéntico material: Hay que dárselo inmediatamente al que esté por delante en el campeonato, me da igual si es por dos o por 50 puntos. Y también le daría todas las vueltas extra en calificación si aún existieran. Al fin y al cabo, la F1 consiste en la maximización del rendimiento.

Los pilotos son los empleados mejor pagados de un equipo. Porque, por si alguien anda despistado, es el piloto el que está al servicio del equipo, no el equipo al servicio del piloto. Si a éste último se le deja tomar parte en decisiones técnicas o deportivas más importantes, serán en todo caso gracias que se le conceden por ser un gran profesional en el que confiar también para esas otras áreas.

¡Basta ya de suspicacias con las escuderías y los compañeros de equipo! Ya le darán a su personal especializado en conducción el trato que deban darle.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
9149
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.