Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ángel Juez escriba una noticia?

Dificultad para respirar y percibir sabores durante la vejez

14/08/2009 09:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

“¿Es posible que en el proceso del envejecimiento tengamos dificultad para respirar?” “¿Qué pasa con nuestro sentido del gusto..? Mi abuelita dice que no puede percibir sabores”. “¿Porqué pierden los dientes los ancianos?”

Es lógico preguntarse si nuestros pulmones van a responder adecuadamente en nuestros años postreros. Cuán importante se hace conocer si podremos disfrutar de los deliciosos sabores de nuestras comidas, dulces y bebidas favoritas y qué le depara a nuestros dientes, cuando en ese trayecto vayamos sintiendo afecciones que provoquen su caída.

Estos y otros interrogantes fueron planteados por varios de nuestros lectores y son contestados en el presente artículo.

Sistema Respiratorio

Hay alteraciones anatómicas y funcionales del sistema respiratorio. Los cartílagos costales tienen calcificaciones y la columna tiene cifosis marcada, con aumento del diámetro anteroposterior del tórax.

La distensibilidad de la caja torácica disminuye.

Disminuye también la elastina de la pared bronquial, así como el colágeno. Hay aumento de la secreción mucosa con un aumento relativo de las células caliciformes.

El esfuerzo espiratorio independiente de la voluntad disminuye por pérdida de elasticidad del pulmón, el esfuerzo espiratorio dependiente de la ventilación disminuye porque se pierde fuerza muscular de los músculos respiratorios.

Sistema Digestivo

Se produce una disminución de la capacidad de percibir los sabores dulces y salados.

Los dientes presentan retracción de los recesos gingivales, reducción de la pulpa dental por mala perfusión y consecuente reducción de la inervación.

Hay una disminución fisiológica de la producción de saliva y atrofia de la mucosa periodontal, lo que lleva a mayor facilidad de traumatismo y lesiones dentales.

La meta de la OMS para la salud de un adulto mayor es la conservación de 20 a 22 dientes. Estudios médicos han determinado que a partir de los 50 años de edad comienza el penoso proceso de la pérdida de piezas dentarias.

En el tubo digestivo aparecen divertículos, frecuentes en el colon de personas que sufren de constipación (estreñimiento). Un 10% de los octogenarios pierde la coordinación de los músculos esofágicos por alteraciones de los plexos entéricos.

Se produce una disminución de la capacidad de percibir los sabores dulces y salados

El debilitamiento del diafragma hace más frecuente la existencia de hernias hiatales.

La reducción de elasticidad de la pared del recto y la disminución de la motilidad general del intestino puede conducir a la presencia de constipación y génesis de fecalomas.

A nivel de esfínter anal hay disminución de la elasticidad de las fibras lo cual puede derivar en incontinencia fecal.

La presencia de enfermedad ateromatosa es causa de isquemias mesentéricas o de colon.

A nivel gástrico la incidencia de Helicobacter pylori aumenta, lo que sumado a una reducción de los mecanismos de defensa de la mucosa hace más frecuente la existencia de úlceras.

La capacidad de metabolización hepática es menor, provocando cambios en la fármacocinetica de muchas drogas.

Este resumen de cambios asociados al envejecimiento muestra que es muy difícil desligar dichos cambios de la aparición de enfermedades, sin embargo, es necesario reconocer los cambios que se producen con los años, para poder actuar a través de este conocimiento en la resolución de los problemas que la disminución de la reserva funcional trae aparejados.

¡Qué complicado se hace llegar a la etapa del envejecimiento! Molestia tras molestia, son las constantes que a diario experimentan las personas que llegan a esta parte de su vida. ¡Qué tan lejos o qué tan cerca estamos de imaginarnos llegar a estar como ellos! A lo mejor un día cerremos los ojos y despertemos sabiendo que hemos atravesado la barrera hacia la vejez.

La información fue tomada del libro “Cómo vivir cien años” del Dr. Rafael Velasco Terán, especialista en medicina anti-envejecimiento y Presidente del Comité Organizador del Primer Congreso Internacional de Medicina de Longevidad que se realizará en Guayaquil los días 12 y 13 de noviembre de 2009. Informes en www.longevidadecuador.com , www.angeljuez.blog.galeon.com .


Sobre esta noticia

Autor:
Ángel Juez (84 noticias)
Visitas:
12157
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.