Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que La Cazuela escriba una noticia?

Diferencias entre carnes rojas y blancas

03/03/2016 09:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Existe un tipo de carne más saludable que otro? ¿Cuál es la cantidad recomendada para llevar una dieta sana y equilibrada? ¿En qué se diferencia la carne roja de la blanca? A estas y otras preguntas trataremos de dar respuesta en las siguientes líneas

Entre las carnes rojas y blancas hay diferencias nutricionales que hay que tener en cuenta. Aunque ambas son necesarias de cara a aportar a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita, difieren sobre todo en la cantidad de hierro, purinas y grasa que contienen. Tanto la carne roja como la blanca contienen proteínas, vitaminas y minerales y contribuyen al crecimiento y desarrollo de los tejidos y a la prevención de enfermedades como la anemia y la desnutrición.

En la Lista de carnes rojas encontramos la de vacuno como la vaca, el buey y el toro. También se encuadran en esta categoría las carnes de caza como la liebre, la perdiz, el pichón, el faisán o la codorniz. Del otro lado tenemos las carnes blancas como la de pollo, pavo o conejo. La de conejo es un tipo de carne muy rica en proteínas. Su contenido en calorías y grasas difiere mucho del de carnes rojas como la ternera. El conejo nos aporta sólo unas 140 calorías por cada 100 gramos de carne. Esto la convierte en una de las carnes menos grasas. Está especialmente recomendada para las dietas bajas de colesterol. Su alto contenido en vitamina B12 y su bajo contenido en sodio son otras de sus ventajas nutricionales. Otra carne blanca muy común en nuestra dieta es la de pavo. Se trata de una importante fuente de niacina, zinc y vitamina B12. Como todas las carnes de ave, lo recomendable es consumirla sin piel ya que ahi es donde más grasa se concentra. La de pato es una carne de ave pero que no se considera carne blanca. Sus proteínas son similares a las de otras aves de caza como la liebre o la codorniz.

Las carnes rojas contienen más hierro y pueden ayudar a combatir la anemia, pero en exceso pueden provocar gota, obesidad y problemas cardiovasculares

Seguimos con más diferencias nutricionales. Las carnes rojas contienen más hierro, mineral que además el organismo absorbe con facilidad. Pueden por lo tanto ayudar a combatir un cuadro de anemia, pero consumidas en exceso pueden provocar gota, obesidad y problemas cardiovasculares. La cantidad semanal recomendada, según los expertos en nutrición, es de 210 gramos. Tampoco debemos sobrepasar las dos raciones de carne blanca a la semana.

Mención aparte merecen la carne de cordero y de cerdo porque, según la edad del animal y su alimentación, se clasifican en carnes rojas o blancas. Por ejemplo, la carne de los corderos adultos presenta un color rojo más intenso que la de los jóvenes, que tiende a ser más rosácea. Lo mismo ocurre con la carne de cerdo. Por último, mientras que el solomillo se considera carne roja, el lomo de cerdo es una blanca.

Aunque ambas son necesarias de cara a aportar a nuestro organismo todos los nutrientes que necesita, difieren sobre todo en la cantidad de hierro, purinas y grasa que contienen

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
La Cazuela (11 noticias)
Visitas:
4128
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.