Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nika Enzo escriba una noticia?

La dieta mediterránea potencia la fertilidad

16/02/2011 09:45 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

El estúdio se realizó a 161mujeres, de entre las cuales, algunas tenian ciertos habitos nocivos para la salud

Cada día se publican nuevos estudios sobre los beneficios de la dieta mediterránea. Además de su efecto preventivo sobre las enfermedades cardiovasculares o determinados tipos de cáncer, la dieta mediterránea, se ha revelado como una excelente aliada de los tratamientos de fertilidad.

Según un estudio científico, llevado a cabo en el hospital universitario Erasmus en Rotterdam, Holanda. La investigación se realizó entre 161 mujeres, y reveló que que el 40% de las mujeres que se quedaron embarazadas con mayor éxito había algo común en sus dietas, todas incluían en su habitualmente, alimentos típicos en la dieta mediterránea como verduras, aceite de oliva, pescados, legumbres, frutas, etc.

Comprobaron que no existía ninguna relación de éxito o no del embarazo, cruzando otro tipo de datos como la edad, el peso, los hábitos de fumar o beber. Por lo que este pequeño estudio podría abrir las puertas a estudios mucho más importantes sobre la influencia de la dieta del embarazo en los tratamientos de fertilidad.

10 alimentos que potencian la fertilidad

Cereales integrales: no sólo proporcionan mucha energía para la concepción de un bebé mediante la liberación de azúcar en sangre lenta y regularmente, sino que también contienen abundantes vitaminas B y E que son esenciales para la reproducción celular, el equilibrio hormonal y la producción de óvulos y espermatozoides sanos.

Pescado azul: los pescados grasos como el salmón, la caballa y las sardinas son la mejor fuente de ácidos grasos esenciales (AGE) omega-3 y omega-6 que desempeñan un papel importante en la regulación de la función reproductora y mejoran el flujo sanguíneo y la calidad y movilidad del esperma.

Productos lácteos enteros: las investigaciones indican que las mujeres que toman al menos una ración de lácteos enteros al día son significativamente menos propensas a padecer de problemas de fertilidad que las que siempre optan por productos lácteos semidesnatados o productos no lácteos.

La dieta mediterránea, una excelente aliada de los tratamientos de fertilidad

Ajo: aunque no es muy conocido como alimento para el romance, es una gran fuente de selenio que se cree mejora la fertilidad masculina y ayuda a prevenir la rotura del cromosoma que podría desempeñar un papel en los abortos involuntarios durante las primeras etapas. El ajo también ayuda a regular las hormonas y fortalece el sistema inmunológico.

Carne roja magra: la carne roja magra es una buena fuente de hierro, lo que ayuda a prevenir la anemia, disminuye el riesgo de infertilidad ovulatoria y desempeña un papel en la producción y la función de los glóbulos rojos.

Miel: la miel se ha utilizado para potenciar la fertilidad a lo largo de la historia por ser increíblemente rica en los minerales y aminoácidos que nutren el sistema reproductor y estimular la función ovárica.

Espinacas: las espinacas y otras verduras de hoja verde son una excelente fuente de ácido fólico que es importante para optimizar la producción de esperma, lo que facilita la producción regular de óvulos sanos y ayuda a prevenir defectos del tubo neural durante los primeros meses de embarazo. También es una buena fuente de hierro y vitamina C, ayudando a mejorar la calidad del esperma protegiendo el ADN almacenado en su interior de posibles daños.

Ostras: estas son abundantes en zinc, el cual se considera, a menudo, el nutriente más importante para la fertilidad, ya que ha mostrado ayudar tanto en la producción de óvulos como en la salud del esperma. Si las ostras no son lo nuestro, podemos encontrar también el zinc en frijoles, huevos, nueces, granos integrales y semillas de calabaza.

Aguacate: el aguacate proporciona una rica fuente de vitamina E, un poderoso antioxidante y un nutriente esencial para la fertilidad tanto en hombres como mujeres, dado que mejora la viabilidad de los espermatozoides y ayuda a regular tanto la ovulación como la producción de moco cervical. También es una excelente fuente de grasas insaturadas que son esenciales para un funcionamiento hormonal saludable; el aceite de oliva es otra buena fuente de origen vegetal.

Si tan beneficiosos efectos tiene sobre las mujeres sometidas a tratamientos para lograr un embarazo, es de suponer que también potencia la fertilidad de las mujeres sanas.


Sobre esta noticia

Autor:
Nika Enzo (104 noticias)
Visitas:
8297
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

MARCELA (28/02/2011)

GRACIAS POR ESTE ARTICULO. ES DE MUCHA AYUDA EN ESTOS MOMENTOS QUE ESTOY PASANDO