Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Alexsanchez14 escriba una noticia?

Dieta baja en carbohidratos

17/11/2014 20:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La popularidad de dietas bajas en carbohidratos con el fin de adelgazar ahora crece cada día

Por los tanto, las investigaciones muestran que una dieta muy baja en carbohidratos por regla general no garantiza la pérdida de peso duradero y puede llevar a otros problemas de salud, especialmente si las dietas son muy ricas en las grasas sobresaturadas. El fin principal de la dieta baja en calorías es reducir la cantidad de carbohidratos consumidos porque en su mayoría contribuyen al peso excesivo. Este momento es muy complicado porque el peso en realidad se aumenta a causa del abuso de calorías que pueden ser recibidas no sólo con los carbohidratos, sino también con grasas y proteinas.

 

Los carbohidratos son necesarios para la alimentación equilibrada y el cuerpo sano. Es la única fuente de energía para muchos órganos importantes incluso el cerebro, el sistema nervioso central y riñones. El sistema digestivo convierte los carbohidratos en glucosa y el páncreas produce la hormona insulina para transmitir glucosa de la sangre a las células.

La dieta baja en carbohidratos limita la opción de comida saludable

Las dietas muy bajas en carbohidratos apenas convienen para una alimentación saludable. Los partidarios de tales dietas aconsejan consumir las calorías en su mayoría de las proteínas y grasas y a menudo recomiendan comer menos de 100 g de carbohidratos al día. Muchos especialistas no aceptan estas dietas porque pueden contener muchas grasas (especialmente grasas saturadas) y por regla general limitan las fuentes importantes de nutrientes.

Dieta baja en calorías por regla general contiene pocas frutas y verduras y pueden:

  • Contener muchas grasas saturadas;
  • carecer de nutrientes porque contienen ácidos fólicos, vitaminas A, E, B6, calcio, magnesio, hierro y potasio;
  • faltar de antioxidantes fitoquímicos importantes.

Los platos tradicionales para la dieta baja en carbohidratos incluye carne vacuna, pollo, tocino, pescado, huevos y tales grasas como aceite, mantequilla y mayonesa. Los alimentos limitados en cantidad son frutas, pan, cereales, productos lácteos a excepción de queso, natas y mantequilla.

Carbohidratos necesarios para el funcionamiento normal del organismo

Para ser sano su dieta debe contener por lo menos lo siguiente:

  • cuatro porciones de pan o cereales, por ejemplo dos rebanadas de pan, una taza de cereales, un panecillo, una taza de pasta o arroz;
  • dos porciones de frutas, por ejemplo una manzana, naranja o plátano, una taza de frutas conservadas o cuatro trozos de albaricoques secos;
  • cinco porciones de legumbres, por ejemplo una taza de ensalada, una patata, una taza de verduras cocidas;
  • dos porciones de productos lácteos, por ejemplo un vaso de leche descremada, dos trozos de queso y un vaso de yogur.

Los efectos posibles a corto plazo de la dieta baja en carbohidratos

En las perspectivas a corto plazo la dieta baja en carbohidratos puede llevar a la pérdida de peso porque limita el consumo de calorías. El organismo empieza a usar los depósitos de glucosa y glucógeno del cuerpo (de hígado y músculos) para sustituir los carbohidratos que no recibe con la comida.

Para digerir 1 g de glucógeno es necesario 3 g de agua por eso la reducción de peso inicial rápida con la dieta baja en carbohidratos se realiza en general por la pérdida de agua y no de grasas.

Cuando los depósitos de carbohidratos terminan, el organismo empieza a acudir a otras fuentes de energía como grasa. Esto puede provocar la aparición de cetonas en el organismo y en resultado la acidificación del medio interno. Entre las consecuencias posibles son ciertos cambios metabólicos peligrosos para cierto tipo de gente, por ejemplo enfermos de diabetes.

Algunos también pueden sentir algunos de los siguientes efectos de la dieta baja en carbohidratos: náuseas, vértigos, estreñimiento, hipersomnio, deshidratación, halitosis, pérdida de apetito.

Los efectos posibles a largo plazo de la dieta baja en carbohidratos

La seguridad a largo plazo de las dietas bajas en carbohidratos pero ricas en grasas saturadas todavía se queda indefinida. Algunos expertas opinan que es una receta contra el ataque del corazón. Las investigaciones próximas son necesarias para definir la seguridad de dieta baja en carbohidratos.

Las consecuencias posibles a largo plazo pueden incluir:

  • Aumento de peso: se recuperan los tejidos musculares, depósitos de agua y el peso se recupera muy rápidamente.
  • Los problemas de intestino: el consumo limitado de antioxidantes, frutas y verduras puede aumentar el riesgo de estreñimientos y cáncer de intestino.
  • Problema de muchas dietas es efecto yo-yo cuando la gente pierde y después coge el peso durante el tiempo duradero en vez de mantenerlo.

Por fin, para evitar el aumento de peso el consumo de energía no debe ser mayor que la producción de energía durante cierto período de tiempo. Evite grandes porciones de comida. Esto ayuda controlar el consumo de calorías excesivas. La actividad física constante también tiene la importancia para la pérdida de peso a largo plazo.

Hay que elegir los carbohidratos, proteínas y grasas atentamente

Si usted ha decidido seguir una dieta baja en carbohidratos, no hay que evitar los carbohidratos por completo. Son muy importantes para el metabolismo de las grasas. Hay que elegir los alimentos ricos en carbohidratos, no purificados, incluso de granos enteros o frutas, en vez de tales como pasteles, caramelos y refrescos.

Hay que elegir los alimentos ricos en proteínas con nivel bajo de grasas saturadas; por ejemplo:

  • carne magra;
  • pescado;
  • carne de pollo.

También hay muchos alimentos de procedencia natural con gran cantidad de proteínas, por ejemplo:

  • nueces;
  • legumbres;
  • productos de soja.

También hay que escoger las grasas vegetales, por ejemplo aceite de oliva, de cacahuete, de soja en vez de las grasas animales.

Debemos recordar:

  • Los carbohidratos son muy importantes para el organismo y no deben ser excluidos de su dieta.
  • Dieta baja en carbohidratos no se recomienda en combinación con consumo alto de proteínas.

Dieta baja en carbohidratos, por regla general, no garantiza la pérdida de peso a largo plazo.

Más artículos en http://www.consejos-para-adelgazar.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Alexsanchez14 (4 noticias)
Visitas:
2338
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.