Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Luis Plasencia escriba una noticia?

Tenemos el diesel más sucio y refinerías no cumplirán plazos para reducir azufre

01/06/2009 23:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tuvieron 5 años para instalar plantas de sulfurización, pero están al 50%. Las empresas ahora han pedido una prórroga al 2015

Por: Nelly Luna Amancio

“Evidencias recientes señalan que una reducción considerable en el contenido de azufre en los combustibles produciría —en un plazo breve— un menor impacto en la salud, como en las enfermedades respiratorias y la mortalidad en todas las edades”, señala la Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus guías sobre la calidad de aire publicadas el 2005. El texto es pertinente, pues, en el Perú, se continúan vendiendo combustibles con 100 veces más contenido de azufre que en otros países.

Y todo indica que esta situación se mantendrá por unos años más. Hace unas semanas las refinerías comunicaron al Ministerio de Energía y Minas (Minem) que no cumplirán el plazo tope (diciembre del 2009) para producir petróleo más limpio.

Así, mientras otros países endurecen el control del azufre a un máximo de 30 o 50 partes por millón (ppm), aquí se continuará produciendo combustibles hasta con 5.000 ppm. “Si los niveles se redujeran a 350 ppm, las partículas contaminantes disminuirían en 75%”, dice Jon Bickel, del Programa Regional de Aire Limpio.

PEDIRÁN PRÓRROGA

El 2005 el Minem publicó un decreto supremo (025) que aprobaba el cronograma de reducción progresiva del azufre en el diésel que vendían las refinerías. La norma les otorgaba —pese a la entonces oposición de la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa) y del entonces Consejo Nacional del Ambiente (Conam)— un plazo de cinco años para implementar tecnologías (plantas de sulfurización) que les permitirían vender desde el 1 de enero del 2010 petróleo con no más de 50 ppm. Para ello se calculó una inversión de US$1.600 millones.

Pero no habrá petróleo más limpio cuando este día llegue. Según el director general de hidrocarburos, Gustavo Navarro, las refinerías tienen recién 50% de avance en el proceso de instalación de sus plantas. El funcionario dijo que si bien esta norma tuvo por objetivo mejorar la calidad del aire en Lima, “hay otras medidas más efectivas, pues esta requiere de más tiempo y de mucho más dinero”. Lo curioso es que el funcionario arguye la misma excusa que las refinerías: que los cinco años fueron un plazo muy reducido.

“Las refinerías nos han dicho que es imposible que cumplan los plazos. Nosotros estamos evaluando las alternativas de lo que se podría hacer ahora”, adelantó Navarro, reconociendo que les otorgarían prórrogas. Se supo que habrían solicitado plazo hasta el 2013 o 2015.

A menos de siete meses de que venza el plazo, informes internos de Osinergmin —revisados por este Diario— señalan que Repsol-YPF (que administra la refinería de La Pampilla y cuya producción representa) no ha logrado en casi cinco años reducir los niveles de azufre en el diésel que producen y venden. Si comparamos los resultados hallados el 2005, con los de diciembre del año pasado, se puede constatar que los niveles de azufre se mantienen entre 4.900 ppm y 4.960 ppm, a pesar de que durante el primer semestre del 2007 se había logrado reducir esta cifra a 3.140 ppm.

“Hay una diferencia de desarrollo entre los operadores. Hay cosas en las que algunos tienen que ponerse al día para que todos tengan una marcha homogénea”, dicen los voceros de Repsol-YPF

Algo similar ocurre con las refinerías de Talara e Iquitos (Petro-Perú), que en el mismo tiempo pasaron de 2.600 ppm a 2.670 ppm y de 1.400 a 1.310, respectivamente. El petróleo que se produce en estas refinerías siempre ha presentado un nivel de azufre inferior al de La Pampilla.

Con combustibles limpios podría reducirse la polución, y, por lo tanto, el número de infecciones respiratorias. También así el Estado dejaría de gastar parte de los S/.547 millones anuales que le demanda la atención en salud por contaminación atmosférica.

Ajenos a lo que estaba por pasar, el año pasado el Ministerio del Ambiente estableció un máximo de 80 microgramos de azufre por metro cúbico (ug/m3) durante 24 horas y no más de 20 ug/m3 al año. Los resultados del programa de vigilancia ambiental concluyen que —por lo menos hasta ahora—también estamos lejos de alcanzar estas metas.

Dicen que plazos fueron muy estrechos

Las refinerías no tienen el mismo nivel de desarrollo tecnológico. Este desfase se evidenció aun más durante los últimos años cuando Repsol y Petro-Perú diseñaban sus planes para adquirir las plantas que les permitirían retirar el azufre de sus combustibles. “Repsol no va a avanzar mientras Petro-Perú no lo haga. A los dos se les tiene que hacer las mismas exigencias”, explica Jon Bickel, del Programa Regional de Aire Limpio.

“Hay una diferencia de desarrollo entre los operadores. Hay cosas en las que algunos tienen que ponerse al día para que todos tengan una marcha homogénea”, dicen los voceros de Repsol-YPF, que aseguran, en su caso, haber completado el diseño conceptual y definido las tecnologías que utilizarán.

Los voceros de esta empresa reconocieron que no podrán cumplir los plazos de reducción del azufre. “En otros países la instalación de las plantas de sulfurización tardó más de cinco años, no entiendo por qué se creyó que nosotros podríamos hacerlo más rápido”, dijeron en Repsol-YPF. “En el mercado ya hay combustible con menos de 500 ppm azufre, pero no lo compra nadie”. El Comercio buscó las declaraciones de Petro-Perú, pero no respondieron.El ComercioPeru.


Sobre esta noticia

Autor:
Luis Plasencia (350 noticias)
Visitas:
8053
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.