Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diariodesalud escriba una noticia?

"En dos días de licencia no se hacen muchas cosas"

24/04/2019 00:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Jorge Coss y Laura García junto a su pequeño Ricardo.

SANTO DOMINGO, RD/ DIARIO DE SALUD.- Jorge Coss no imagina qué habría sucedido si al nacer su primer hijo, Ricardo, el pasado 29 de enero, solo hubiera tenido dos días laborables de licencia por paternidad, como establece el Código de Trabajo.

"En dos días no se hacen muchas cosas; eso es lo que uno dura en el hospital para salir", comenta el joven de 31 años que trabaja como Finance, Investments and Planning Manager del Grupo JMMB. En cambio, Coss se benefició de una licencia de paternidad extendida de 15 días calendario.

¿Qué hizo en esos 15 días? "¡Uf! ¡¿Qué no hice?!", exclama. "Nos la pasábamos en pijama el día entero. Si salíamos era a hacer una diligencia específica del bebé o para ir al pediatra". Darle soporte a su esposa y cuidar del bebé, con todo lo que eso implica, fueron sus ocupaciones básicas. No obstante, y más allá de tareas prácticas, para este padre primerizo el tiempo en casa le ayudó a crear un nexo con su hijo.

La pareja

La relación de pareja también se fortalece con la licencia de paternidad ampliada. En eso coinciden Coss y su esposa, Laura García, que tienen dos años de matrimonio.

"Si solo estoy yo ese tiempo completo con el niño y Jorge solo llega en la noche, él quizás no va a comprender ciertas cosas, porque solo ve un pedacito de todo lo que representa tener a un recién nacido, que es nuevo para los dos, pero por lo menos vamos aprendiendo juntos y eso fortalece mucho la relación", comenta la odontóloga de 30 años. Además, recuerda García, "la crianza no es cuestión de uno; es una responsabilidad compartida".

Más sobre

El proceso

Para disfrutar de su permiso de 15 días, Coss solo tuvo que llenar un formulario y conversar con su supervisor directo. "Pero es simplemente una formalidad, es como solicitar un día de vacaciones", asegura sobre el procedimiento que, dice, está bien estandarizado.

Su responsabilidad como ejecutivo consistió en organizar a su equipo y establecer las obligaciones de cada uno en su ausencia. La flexibilidad para trabajar de forma remota le permitió salir de la oficina varios días antes del inicio formal de su licencia. Y aunque tomó un tiempo más aparte de su permiso de paternidad, en algún momento Coss debía regresar al trabajo...

Recuerda que se preocupó "muchísimo" por su esposa y su bebé. "Le escribía cada cinco minutos", cuenta el joven, quien admite que, tras el nacimiento de su hijo, sus prioridades han cambiado y por eso trata de organizar mejor su tiempo.


Sobre esta noticia

Autor:
Diariodesalud (18826 noticias)
Fuente:
diariodesalud.com.do
Visitas:
336
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.