Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Productos Ecológicos escriba una noticia?

Diagnóstico de Salud: Análisis del Cabello

15/03/2012 21:02
0

image

T Odos estamos acostumbrados a las analíticas de sangre, de orina, radiografías, etc… El análisis del cabello es una prueba analítica que ayuda a descubrir desequilibrios minerales, así como carencias o excesos de elementos tóxicos que se acumulan en el organismo y que son causantes de muchos trastornos físicos.

Pocas personas saben que el cabello es también una muestra de nuestro cuerpo que puede ser útil en el diagnóstico y el seguimiento del tratamiento de las enfermedades. El pelo puede ser recolectado sin traumatismo, puede ser almacenado sin que se deteriore y su contenido se puede analizar fácilmente. Por eso, el pelo es cada vez más usado como muestra de análisis mineral para diagnosticar a las enfermedades.

Con esta sencilla prueba se puede valorar la salud y el estado nutricional de la persona. Investigaciones realizadas en EE.UU., Japón, Alemania, Suecia o Canadá han demostrado la eficacia de este análisis. También existen informes que concluyen con la afirmación de que el cabello humano puede ser un tejido más apropiado, que la sangre o la orina, para estudiar la exposición a ciertos metales. Las concentraciones de la mayoría de los minerales existentes en el cabello humano son significantemente más elevadas que las halladas en la sangre u otros tejidos.

Un gran número de factores provocan desequilibrios minerales. Numerosas investigaciones demuestran que muchos padecimientos de salud tienen origen o pueden ser agravados por desequilibrios minerales y excesos de metales tóxicos acumulados. Los oligoelementos (minerales) son más importantes que las vitaminas en el sentido de que no pueden ser sintetizados como materia viva. Son, por lo tanto, las bujías de la química de la vida, de las cuales dependen el intercambio de energías en la combustión del alimento y la construcción de tejidos vivos.

Los minerales son necesarios para el buen funcionamiento hormonal. Por ejemplo, el zinc está relacionado con la producción, almacenaje y secreción de insulina y es también necesario para las hormonas del crecimiento. El exceso de calcio en las arterias es más elevado en la población de áreas con tierras y aguas deficientes en magnesio. El exceso de colesterol y un aumento en enfermedades cardíacas han sido relacionados con falta de zinc. Un consumo alto de sodio esta directamente relacionado con la hipertensión.

Con específicas modificaciones dietéticas se puede conseguir una restauración del equilibrio bioquímico, y de esta forma eliminar dolencias endocrinas, neurológicas y emocionales relacionadas con la nutrición.

¿Cómo funciona?

El pelo tiene la ventaja de contar con memoria a largo plazo. Es un expediente permanente, como los anillos de los árboles. El pelo absorbe los minerales tóxicos o el residuo de la droga a través de sus raíces del torrente sanguíneo. La sustancia permanece conforme crece el pelo a una velocidad de 1.25 cm por mes. Una longitud de pelo de 7.5 cm de la porción más cerca al cuero cabelludo ofrece una historia de 6 meses. En contraste, el mineral tóxico o la droga puede no mostrar ninguna pista en la orina solamente pocas horas o pocos días después.

¿Que nos desequilibra?

Uno de los factores principales que causan estos desequilibrios son los hábitos inapropiados de la dieta. El consumo excesivo de hidratos de carbono, grasas, alcohol y dietas poco saludables conducen a una nutrición pobre en minerales. Hasta una dieta considerada equilibrada, puede ser inadecuada dependiendo de la tierra en que se cultiven los alimentos o del método con el cual fueron cocinados.

El estrés, sea físico o emocional, también nos lleva a desequilibrios minerales. Ciertos nutrientes, como el zinc y los complejos de vitamina B, se pierden en mayores cantidades debido al aumento de estrés. La absorción nutritiva puede elevarse cuando el cuerpo está sometido a tensiones constantes. Determinadas medicaciones también pueden agotar el depósito de nutrientes minerales o aumentar los niveles de metales tóxicos. Los diuréticos incluyen no sólo la pérdida de sodio, sino, en muchos casos, pérdidas de potasio y magnesio. Los anticonceptivos orales pueden llevar a deficiencias vitamínicas y minerales, así como a excesos de metales tóxicos.

La sociedad actual nos obliga a estar expuestos constantemente ante un elevado número de fuentes generadoras de metales tóxicos. La contaminación medioambiental esta cargada de plomo, mercurio y cadmio. El humo del tabaco nos expone al cadmio y el uso de baterías de cocina al cobre y aluminio. Los tintes del pelo y la cosmética al plomo; los desodorantes al aluminio y los empastes o amalgamas dentales al mercurio y cadmio.

Suplementos nutricionales de vitaminas y minerales también pueden originar desequilibrios. La absorción de calcio puede disminuir la presencia del fósforo en el organismo. La vitamina C es necesaria para la absorción del hierro, pero en exceso puede causar deficiencia en cobre. La vitamina D contribuye a la absorción de calcio, aunque en demasía puede producir deficiencia en magnesio.

Por todo ello, es de gran relevancia la información que aporta el análisis del cabello.

Fuente: Alimentacion-sana.com.ar

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en