Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diabetes Infantil escriba una noticia?

DIabetes Infantil: Uso correcto de la pluma de insulina

30/12/2010 09:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cómo evitar algunos errores habituales en el uso de las plumas de insulina

Lo primero, cuando cojas la pluma de insulina, comprobar que es la correcta (el tipo de insulina) y que no está caducada. También deberías ponerle una etiqueta con la fecha en que la has empezado y desecharla entre 4 a 6 semanas después de abrirla, aunque quede aún insulina.

Comprueba el aspecto de la insulina: las que son transparentes no deben estar turbias ni presentar señales de impurezas.

Usa una Aguja nueva para cada inyección y purga la pluma de insulina siempre antes de administrar la insulina a tu niño. Ya te he hablado en otro artículo cómo purgar la pluma de insulina.

Para administar la insulina, una vez hayas pinchado a tu hijo, pulsa el botón de dosificación de la parte trasera de la pluma y no intentes poner la insulina girando el selector de unidades, pues así NO sale insulina.

Tampoco intentes cambiar la dosis seleccionada una vez que hayas pinchado la aguja y vayas a inyectar la insulina o ya lo estés haciendo.

Si te es Difícil presionar el botón de dosificación para inyectar la insulina, puede deberse a que la aguja esté atascada o sea necesaria una aguja de mayor diámetro. También puede ser porque estás presionando muy rápidamente el botón dosificador, prueba a hacerlo más despacio.

En el peor de los casos, y si has seguido estos pasos sin resultado, puede ser que la pluma esté defectuosa y entonces lo mejor es que la cambies.

Al terminar de inyectarle la insulina, espera unos segundos, con el botón pulsado, antes de sacar la aguja y comprueba que está a cero la ventana del marcador de dosificación.

Usa una aguja nueva para cada inyección y purga la pluma de insulina siempre antes de administrar la insulina a tu niño

Si antes de pincharle te das cuenta que la dosis que has seleccionado no es correcta, puedes girar el botón dosificador hacia un lado u otro para corregir la dosis pero observa que no salga insulina por la aguja cuando lo haces porque estarías tomando una dosis incorrecta. En este caso, pon el selector a cero, purga la pluma de nuevo y vuelve a marcar en el dosificador la cantidad correcta.

Si queda en el cartucho menos insulina de la dosis que quieres coger, la pluma no te va a dejar que selecciones en el dosificador más unidades de las que quedan disponibles. En este caso, y para evitar darle dos pinchazos al niño, lo mejor es que uses otra pluma nueva.

También puede pasar que veas que queda una pequeña cantidad de insulina todavía en el cartucho, pero el selector no te deja tomarla. Esto es así por el propio diseño de la pluma pues ya con estas pequeñas cantidades se pueden producir inexactitudes en las dosis.

En resumen, que siempre quedará una pequeña cantidad de insulina que vas a desechar o quizás (y esto es lo más probable debido a las pequeñas cantidades que tienes que ponerle a tu hijo) tengas que desecharla con mucha cantidad de insulina aún, por haber pasado ya mucho tiempo desde que la empezaste.

Y un último consejo, en este caso paradójico: mantener la pluma de insulina fuera del alcance de tu niño… hasta que éste aprenda a usarla (gracias a tí) y sea él mismo quien la utilice.


Sobre esta noticia

Autor:
Diabetes Infantil (9 noticias)
Visitas:
2533
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.