Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manuel Krauns escriba una noticia?

Diabetes e Insomnio

13/02/2011 00:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Alguna vez has pensado que tus problemas de sueño pueden relacionarse con la diabetes?

Los especialistas están buscando si hay alguna relación entre ambos padecimientos, mientras que muchos pacientes con diabetes se preguntan si la falta de sueño puede afectarles en sus tratamientos o alterar sus niveles de glucosa (azúcar) en la sangre.

Si bien no existe una respuesta completamente certera al respecto, algunas investigaciones demuestran que el dormir mal sí podría afectar el tratamiento de las personas con diabetes.

Aunque los requerimientos de sueño varían de una persona a otra, se recomienda que los adultos duerman entre 7 y 9 horas por día. Es posible que este dato no te resulte novedoso, pero también puede que sea una misión imposible con el ritmo de vida actual que llevas. Sin embargo, vale la pena intentarlo.

Si no tienes diabetes, el dormir bien puede ayudarte a prevenir la enfermedad y mantener niveles adecuados de glucosa en la sangre. Y si la diabetes ya es parte de tu vida, quizás sea el momento de que comiences a replantearte esta situación y busques el modo de descansar mejor.

Algunos especialistas afirman que dormir bien cuando se tiene diabetes es tan importante como seguir una dieta sana y apropiada para tratar la diabetes. Otros agregan que el no descansar bien hace que las personas con diabetes coman más, ya que para obtener la energía que no adquieren al dormir buscan otras fuentes, como los carbohidratos u otros alimentos.

Además, parece haber una relación entre la diabetes y uno de los trastornos del sueño conocido como apnea. Este trastorno de la apnea del sueño es el que comúnmente puede causar ronquidos, ya que la persona deja de respirar por unos segundos mientras duerme.

Este problema puede ser muy serio y se recomienda que, si lo tienes, hables con tu médico al respecto para ver cuál sería la mejor terapia en tu caso particular. Actualmente existen varios tratamientos muy efectivos para esta condición que, en general, es detectada por quienes duermen con las personas que sufren de la apnea mientras duermen (o apnea del sueño).

Además de la diabetes, la falta de sueño también se asocia a otras condiciones crónicas, como enfermedades cardiovasculares, obesidad y depresión. Por eso, cada vez más, se reconoce que dormir suficiente es fundamental para prevenirlas y para mantener una buena salud.

Si tienes problemas para conciliar el sueño, aquí tienes algunas recomendaciones que pueden ayudarte a dormir mejor:

Acuéstate a la misma hora todas las noches y levántate a la misma hora todas las mañanas.

Seguramente conoces a alguien con diabetes. Haz una prueba: Pregúntale si duerme bien por las noches. Quizá la respuesta sea negativa

Duerme en un ambiente tranquilo, oscuro y relajante, que no sea ni muy caluroso ni muy frío.

Asegúrate de que tu cama sea cómoda y úsala sólo para dormir, no para actividades como leer, ver televisión o escuchar música.

En lo posible, quita de la habitación televisores, computadoras (ordenadores) y otros aparatos electrodomésticos.

Evita hacer ejercicio un par de horas antes de acostarte y disminuye el ritmo de tu actividad física 30 minutos antes de ir a dormir, haciendo algo relajante.

Evita las comidas abundantes antes de acostarte.

Evita la cafeína, la nicotina y el alcohol 2 horas antes de ir a dormir.

Si no puedes dormirte 20 minutos después de acostarse, levántate y haz alguna actividad tranquila.

Si roncas, puedes tratar de bajar de peso, limitar el consumo del cigarrillo y el alcohol y dormir de lado y no de espalda. Todo esto puede ayudarte a disminuir los ronquidos. Si persiste requiere tratamiento.

Si tienes apnea, evita el alcohol, el cigarrillo y las pastillas para dormir. Si persiste requiere tratamiento.

Ahora que sabes la importancia de dormir bien, no tienes excusas para evitar descansar lo necesario. A veces se le resta importancia a este tema y uno cree que “tiene épocas” en las que descansa mejor que otras, que “ya va a pasar”, que “fue una mala noche” o “una mala semana”: pero esas son sólo excusas.

Cuando tienes problemas de sueño, es posible que esas malas épocas de descanso sean más prolongadas de lo que te parecen. Del mismo modo, también es posible que haya tratamientos efectivos para remediar esa situación. Y ahora sabes que no sólo te ayudarán a dormir mejor sino también a mantenerte más saludable y a protegerte contra la diabetes y/o sus complicaciones.

No pierdas más tiempo, consulta con tu médico o si es necesario, con un especialista, y… que sueñes con los angelitos para mantener a la diabetes bajo control.


Sobre esta noticia

Autor:
Manuel Krauns (165 noticias)
Visitas:
7816
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.