Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Naps escriba una noticia?

Dia perfecto en Tossa de Mar

18/02/2011 08:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El pintor francés Marc Chagall bautizo este pequeño pueblo costero como el “Paraíso Azul”, Ava Gardner rodo una película y disfruto de este pueblo. Descubre que nos esconde Tossa de Mar

En lo alto de una colina, una muralla medieval del siglo XII nos invita a cerrar los ojos y dejarnos llevar por el silencio del viento. Porque solo así podremos oír, en el eco del viento, desde los intentos feroces de aquellos piratas sangrientos por alcanzar las costa de un pueblo pesquero hasta el delicado taconeo que dio en sus largos paseos hacia el atardecer Ava Gardner, la actriz que nos enamoro y se enamoro de un pequeño pueblo, y reposara eternamente en una estatua a tamaño real de bronce, para observar lo que el pintor francés Marc Chagall bautizo como el “Paraíso Azul”.

Ese “Paraíso azul” es Tossa de Mar. Un lugar en la Costa Brava donde el mar y el bosque conviven en una armonía tan perfecta, que consigue transmitirnos esa paz que respiraban los primeros pescadores, a bordo de sus pequeñas barcas, cuando salían con la mar en su favor y arropados por una hermosa luz plateada, regalada por una Luna que moría lentamente con los primeros destellos del alba.

Un pueblo que a pesar de la inevitable invasión de turistas, no ha querido olvidar ni desarraigarse de su honroso pasado de gente de mar. Un espíritu que se respira al pasear por sus cuidadas calles y como no, por su rica gastronomía. Hallaremos una gran cantidad de sitios donde poder disfrutar de lo que el mar nos regala a diario, preparados para sorprender a los turistas por sus infinitas elaboraciones, pero también, por sus infinitos precios.

Por eso yo os recomiendo que visitéis el BAHITON-GRILL, en la calle Peixatera, 1.

Sorprendentemente cerca de la playa, se encuentra un restaurante muy pequeño, pero donde el ambiente familiar que encontrareis y la excelente calidad de sus productos, acompañados de unos precios bastante asequibles en comparación con otros, conseguirá que por un día os sintáis como aquel viejo lobo de mar que vuelve a la paz de su hogar o aquella Ava Gardner de los años dorados de Hollywood perdida en medio de un pueblo de mar.

Personalmente os recomiendo las anchoas de “Tossa”, nada envidiables con las de la “Escala”, que acompañadas del típico pan de pueblo con tomate, conseguirá que disfrutéis de algo tan sencillo pero apetitoso, placentero, gustoso... que os será difícil definirlo.

Otra recomendación es la Sepia. Hacía años que no comía una sepia no solo tan tierna, sino gustosa, algo difícil de encontrar, y por extraño que suene, con un buen precio en zonas de costa.

Una parada obligatoria cuando se visita la Costa Brava tiene que ser Tossa de Mar, y este restaurante ara que os llevéis un grato recuerdo de un día perfecto en una de las costas más hermosas que existen.

Porque la vida pasa y nosotros con ella, por eso, alimentad el alma, pero sobre todo alimentad y bien vuestro cuerpo.


Sobre esta noticia

Autor:
Naps (19 noticias)
Visitas:
6759
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.