Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Daniel Higa escriba una noticia?

El Día de Muertos, fiesta y sincretismo

01/11/2010 16:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Día de Muertos en México representa una de las mayores muestras de sincretismo religios y una celebración popular que expresa el caracter festivo del mexicano ante la muerte

El Día de Muertos ha sido una de las manifestaciones populares más representativas de la forma en que asumimos a la muerte con todas sus facetas. Y es que la muerte para nosotros los mexicanos también es motivo de fiesta, alegría y sincretismo de creencias y ritos.

El 1 y 2 de noviembre le preparamos a nuestros muertos su fiesta. Le alumbramos el camino con la luz de las veladoras y las flores de cempasúchil; les preparamos su comida, brindamos con ellos y les damos señales de que esta es todavía su casa. Así, el Día de Muertos representa la posibilidad de traspasar la frontera de lo material a lo espiritual y disipar un poco la neblina que empaña al enigma de la muerte.

Pero esta fascinación por la muerte la tenemos arraigada desde las culturas prehispánicas, que veneraban a Mixquixtli o Miquiztli, la diosa de la muerte. Así mismo se le hacían ofrendas con comidas, bebidas y flores; además de ceremonias con dazas, música y los sacrificios de los guerreros hechos prisioneros en las guerras floridas.

Con la llegada de los españoles, los sacrificios dejaron de existir pero no la tradición de venerar a la muerte y a los muertos. Con la implantación de la religión católica, el Día de los Fieles Difuntos se llenó de un misticismo especial, ya que su celebración estaba dedicada a figuras de la iglesia católica, pero nunca dejó de tener ese toque de la cosmovisión prehispánica.

Esta fascinación por la muerte la tenemos arraigada desde las culturas prehispánicas, que veneraban a Mixquixtli o Miquiztli, la diosa de la muerte

Actualmente también existe la otra opción para celebrar a los muertos: la de los disfraces, las fiestas, los "halloweenes" y mucha diversión. Al respecto, la Iglesia Católica en Pachuca repartió "folletos informativos" en donde señalaba el origen "diabólico del Halloween" y su relación con la cultura celta; además de la "peligrosidad" que representa participar en algún evento de este tipo.

El Día de Muertos en México es una de las tradiciones más hermosas con las que contamos, pero defenderla de la manera en que lo han hecho las autoridades eclesiásticas es una forma de minimizar su importancia. Ya que hoy día una tradición vale por su trascendencia cultural y no por hacer una valoración de si otras actividades son cosa del "diablo" o no, como sucedía en le edad media.

Lo más importante sin duda es que todos los demás festejos no tradicionales convivan de manera sana con el Día de Muertos, ya que la tradición puede coexistir y convivir con la fiesta y los disfraces sin perder importancia y sin poner en riesgo su existencia.


Sobre esta noticia

Autor:
Daniel Higa (208 noticias)
Visitas:
11200
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.